Menú

Sánchez, el "puertas de discoteca poligonero" será presidente; Rajoy en "shock"

Terminada la timba de sillas, ahora empezamos con el gobierno mientras Rajoy mira desde el gallinero.

33

El Mundo dice que "Podemos cede poder a sus aliados para no quebrarse" pero que "Compromís se fractura y pide constituirse de forma independiente". El editorial se lamenta del "lamentable espectáculo de mercadeo parlamentario" que nos han ofrecido estos días los de la nueva política para "obtener ventajas económicas y políticas". Y eso que todavía no ha empezado el número principal de la formación de Gobierno. Ahí lo vamos a flipar, piruetas imposibles, triples saltos mortales, la bomba va a ser. "Es necesario que los partidos dejen de mercadear con el dinero público y con la voluntad de los ciudadanos expresada en las urnas. Les votaron para que lleguen a acuerdos y realicen las reformas necesarias y para que no haya que lamentar que ésta sea una legislatura fallida, un lujo que los españoles no podemos permitirnos". ¿Que si podemos? Vamos a tener Podemos hasta en la sopa.

Federico Jiménez Losantos habla de las contradicciones de Sánchez. "Su estilo, fanfarrón y matonesco, presenta un perfil rural o urbano según el día, la hora, el minuto o la frase dentro del minuto. Suele atacar (al PP, claro) en tono borde, poligonero, de puertas de discoteca, pero de pronto ahueca la voz y es talmente un mozo de mulas entrando en Zaragoza". Es "lógico" que pacte con Podemos y PNV. "No hay nadie en el Sistema más antisistema. Comunistas y separatistas son ideológicamente esquizofrénicos y políticamente totalitarios: no hallarán mejor socio para el frenopático". ¿Y Rajoy? Pues "estamos a verlas venir", dicen en el PP. Cuenta Victoria Prego que está tan grillado que "está dispuesto a someterse a una derrota segura" en el debate de investidura, donde "va a concretar su oferta de pacto al PSOE". Pues va a tener razón Odón Elorza. No se entera. "Puede también que Rajoy quiera esperar a que, a continuación de su propio fracaso, Pedro Sánchez se estrelle a su vez porque no pueda conseguir el apoyo de Podemos y PNV". ¿Y qué le hace pensar que no lo va a conseguir, si suman escaños que es lo que importa? ¿En qué mundo vive este hombre? ¿Es que no vio lo que pasó en las municipales y autonómicas?

Por si tiene alguna duda, El País lo corrobora. "Podemos y PSOE salvan obstáculos para un pacto". Que está ya en el horno, vamos. Anabel Díaz cuenta que "la búsqueda de una mayoría" está a punto de caramelo. "Una vez que parece haber comenzado el deshielo y los guiños empiezan a ser bilaterales (…) el banderín de enganche de Sánchez a Iglesias pretende ser la agenda social, la regeneración democrática y la reforma constitucional. ¿Va a negarse Podemos a discutir unas reformas que también forman parte de su proyecto?", pregunta Anabel en forma de advertencia. "Solo queda que Podemos renuncie al derecho a decidir ¿Y por qué no?". Eso digo yo, ¿qué derecho a decidir ni qué niño muerto, qué se le ha perdido a Pablo Iglesias en ese jardín cuando babea por el Poder? Ah, qué tiempos aquellos en los que nos convenció de que el PSOE era casta.

ABC lleva en portada una entrevista a Rivera. "Sánchez puede cometer el error de Iglesias: contar escaños sin tener gobierno ni gobernabilidad". Jaime González habita en el mismo planeta que Rajoy, la luna. Parece mentira que sea un habitual de las tertulias podemitas. "Pedro Sánchez no se enfrenta a un imposible matemático pero sí a un imposible metafísico: regenerar la democracia española con el apoyo de los que no creen en la democracia ni en España". ¿Y qué pinta aquí la metafísica, Jaime? Se agarra a una última baza, pedir a Rajoy "un sacrificio" y que se largue. "Sánchez moriría matando al líder del PP, que se inmolaría por el bien común, una renuncia dolorosa en lo personal de la que solo son capaces los hombres con altura de miras". Y fueron felices y comieron perdices. Este sueña. Ignacio Camacho le da una sacudida, hala despierta Jaime que es hora de ir a trabajar. Rajoy está "ensimismado, en una cierta moral de derrota". Hecho polvo, vamos. "Esta suerte de estado de shock conduce al presidente y a todo el PP a un linchamiento". No hay más que ver los modos sobrados y prepotentes con que le están tratando los socialistas.

Y por si a Rajoy le queda alguna duda, su periódico más fiel, La Razón se lo vocea en portada. "El plan de Sánchez: 167 'síes' con Podemos, PNV e IU". Marhuenda lo tiene claro. "Sánchez quiere sumar al PNV para echar al PP". Y es que "la supervivencia política de Pedro Sánchez depende de conseguir la presidencia del gobierno como sea", así que no me digas más. Por si acaso queda algún resquicio para la esperanza, se agarran a las faldas de Susana. "Susana Díaz marca el camino a Sánchez. No, no y no. La misma negativa que espetó Pedró Sánchez a Rajoy se lo recordó Susana Díaz al secretario general ante un hipotético acuerdo con Podemos". Mira Marhuenda, te voy a ahorrar unos días de hacer el ridículo. Susana no marca nada, ha perdido el pulso con Sánchez y ha hecho mutis por el foro, que mandando en Andalucía se está muy agustito. Y si a mí no me haces caso, escucha a Julián Cabrera: "Susana, ¿estáis ahí? Si hay un AVE en Santa Justa esperando trasladar a Atocha a Susana Díaz, puede que demore su partida". O que no salga nunca, que es lo más probable. Abel Hernández, a la desesperada, hace una propuesta. "El Rey puede proponer a las Cortes una figura capaz de aglutinar voluntades y con la que colaboren los tres grandes partidos o, aunque parezca atrevido, encargar formar gobierno al líder de C's, capaz de aglutinar en un proyecto reformista a populares y socialistas. Rivera es hoy, según los sondeos, el político mejor valorado. Esta coalición en torno a él no debería descartarse de antemano". Pues sí que eres atrevido, Abel, sobre todo con tu director, con el asco que le tiene a Rivera. Te va a correr a gorrazos como mínimo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation