Menú

El drama es que "casi un tercio del electorado" ha sido "abducido" por un totalitario

Recuperados de la estupefacción del viernes iniciamos la semana como la terminamos, esperando al PSOE.

67
Pablo Iglesias | EFE

El Mundo dice que "los barones exigirán ratificar el pacto que negocie Sánchez". A ver si los barones se deciden de una puñetera vez y dejan de marear la perdiz. Federico Jiménez Losantos dice lo que se ve venir, que "si Podemos forma gobierno con Sánchez como presidente invitado en pocos meses tendremos una dictadura comunista". Y si no, al tiempo. "Podemos es un partido que es puro teatro, sin empresarios, obreros, sindicatos ni sector productivo alguno. Su base es sólo mediática: las radios -y plumas- del Comando Rubalcaba y las teles prestadas de Rajoy /Soraya (Atresmedia/La Sexta) para liquidar al PSOE y Ciudadanos y forzar a la clase media a votar a Rajoy". Pues a ver si la próxima vez se esmeran un poco más, porque les ha salido el tiro por la culata. Casimiro García-Abadillo opta por el tercer protagonista del espectáculo testosterónico del viernes. Dice que "todos los movimientos de Rajoy en estos tormentosos días han estado guiados por su intención de seguir ocupando el poder". Ya, se le ha notado que todo eso del sentido de Estado, la responsabilidad y memeces varias eran purita pose. Cuenta Casimiro que su esposa Viri "le aconseja que dé un paso atrás argumentando que él ya ha hecho todo lo que tenía que hacer por España". Eso Viri, tú regálale la oreja, a ver si le convences. Claro que ya le pidió la segunda vez que perdió las elecciones que lo dejara y mira el caso que le hizo. Por el momento lo que le domina es "el impulso irrefrenable de continuar, de seguir contra viento y marea en su intento de repetir como presidente del Gobierno". ¿Por amor a España? Nooo. Porque "no quiere pasar a la Historia como el único presidente de la democracia que no pudo repetir en el cargo". Por ego, vamos. Y este es el que se pasa la vida pidiendo a los demás sentido de Estado. "Él confía en que la oposición interna en el PSOE acabe por bloquear su pacto con Podemos", pero como tonto del todo no es sabe que "hay muchas posibilidades de que salga". Y así andamos a estas alturas. Raúl del Pozo dice que Pablo Iglesias "entró y salió del palacete como un revolucionario sin fusil: exigió medio poder para los soviets" y "dejó al Partido Socialista sin resuello". "Podemos intenta devorar al PSOE". Pues yo me andaría con ojo. De IU no ha dejado ni las raspas.

El País, el periódico de los grandes pactos y consensos, dice hoy que "la UE alerta a España del riesgo inminente sobre la economía". Si el sábado atizaba a Pablo Iglesias por su chulería, hoy le soba el lomo dándole una paginita entera para que hable de sus cosillas y lo lleva a portada. Pablo Iglesias demuestra una vez más que nos toma a todos por idiotas, y no me extraña. Dice que "estamos ante la posibilidad histórica de que haya un gobierno que no esté dominado por las viejas maquinarias partidistas que se han repartido el poder durante las últimas décadas", que va a haber "savia nueva en las instituciones". ¿El PSOE no es una maquinaria partidista? ¿El PSOE savia nueva? Mira macho, ya sabemos que a tus seguidores les has sorbido el seso y se han comido que el PSOE ya no es casta, pero tampoco te pases, no todos somos imbéciles.

Jorge M. Reverte también ha perdido la confianza en los españoles. "Aquí nos ha conducido este pueblo tan sabio que tiene en su historia tantos gloriosos infortunios. La próxima vez nos podían convocar para declinar en lugar de votar". Eduardo García Espinosa y Ramón Vargas advierten a Pedro Sánchez de la que le espera con estos tíos. "Le someterán más pronto o más tarde a exigencias innegociables". Le van a dar hasta en el cielo de la boca, le van a humillar hasta niveles insoportables y al final se lo van a cargar. Eso es lo que hay.

ABC empieza ya a torturarnos con encuestas. "Sólo el PP ganaría escaños en unas nuevas elecciones". Pues nada, nos alegramos mucho por ellos, pero claro, eso es algo que tampoco depende del PP. Dice el editorial que "el panorama salido de una segunda convocatoría sería igual de complejo que el actual", así que mira, que pacten ya los del frente popular y punto. Gabriel Albiac aplaude el plantón de Rajoy. "El movimiento fue el correcto", y ve en unas nuevas elecciones "una ruleta rusa. Pero el acuerdo Iglesias-Sánchez es un tiro en la nuca". Pues vete haciendo a la idea. Isabel San Sebastián ve en la marcha de Rajoy la solución a todo. "Sólo Rajoy puede evitar un pacto letal para España, sacrificando su cabeza". Y cree, realista, que "esperar que los barones impidan a Sánchez negociar un acuerdo para alcanzar el poder es confiar en un milagro imposible". Para Pedro, la "única vía de salvación es hacerse con el Gobierno. Y lo hará, que nadie lo dude". No si ya lo vimos el viernes. Creímos que iba a mandar al carajo al prepotente de Pablo y se arrastró como una culebra. Y "Rajoy no va a ser el próximo presidente del ejecutivo, y lo sabe". Y si no lo sabe ya se lo decimos alto y claro. No es no, Rajoy, no es no. Ignacio Camacho nos prepara para lo que nos espera tarde o temprano visto cómo se extiende sin remedio el veneno podemita. "Iglesias exhibió el viernes su concepto militarista de la política (…) El suyo no es un programa para sacar a España de la crisis, sino un proyecto de poder, un asalto al núcleo del Estado", una especie de "dictadura funcionarial". Pero el problemón que tenemos en este país es que "casi un tercio del electorado respalda sin matices este movimiento totalitario", "gozan de absoluta impunidad entre sus seguidores abducidos por su dinámico relato desacomplejado". Su "extremismo radical" lo conoce todo el mundo, "pero no causa el menor titubeo en su masa de simpatizantes". Para ponerte los pelos de punta.

La Razón también tiene mucha prisa por hacer encuestas. "El PP subiría nueve escaños y Podemos cuatro si se repitieran elecciones". El editorial dice que lo sucedido el viernes "evidenció la necesidad de un acuerdo estable y serio. Las bromas hay que dejarlas en los platós de televisión". ¿Broma? Que este tío va en serio, Marhuenda. "Unas nuevas elecciones no despejarían el mapa político español; tan solo aclararían dos hechos fundamentales: el PP volvería a ganar con más margen y Podemos arrebataría el primer puesto en la izquierda española al PSOE. De momento, solo cabe seguir negociando con sentido de Estado". Está encantado Iñaki Zaragüeta con lo de Rajoy. Dice que el "cabreo", el "incontenido enfado" de Sánchez demuestra "su acierto". "Rajoy debe estar regodeándose al ver a Sánchez con las vergüenzas al aire y con demasiada gente mostrando el pulgar hacia abajo". Sí, Rajoy se lo estará pasando pipa mientras Pedro y Pablo cierran su pacto, que disfrute mucho que tiene los días contados en La Moncloa.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Rufián, indignado con Iglesias: "Mientes a sabiendas y marcas un antes y un después"
    2. Casado pone contra las cuerdas a Sánchez por su "nada" en Cataluña: "Y la montaña parió un ratón"
    3. Torra se niega a frenar a los CDR y se ratifica en la balcanización
    4. El mensaje de una pastora a los animalistas: "Urbanitas, hacéis leyes desde vuestras oficinas"
    5. PSOE y Podemos convierten a Aragón y Valencia en los nuevos 'infiernos fiscales' de España
    0
    comentarios

    Servicios