Menú

Bárcenas acusa a Cospedal, Navarro y Durán por borrar los ordenadores que utilizaba en el PP

El extesorero ha declarado como testigo en la causa que mantiene imputado al PP, su jefe de informática y su actual gerente.

6

El borrado de los ordenadores que utilizaba Luis Bárcenas como tesorero del Partido Popular ha vuelto al Juzgado de Instrucción 32 de Madrid. Reinicia la investigación para averiguar qué contenían los discos duros de los dos equipos, quién los destruyó a martillazos y por qué lo hizo. Mariano Rajoy explicó la semana pasada que, cuando se marcha un empleado, en todas las empresas se borra la información de sus equipos para garantizar la protección de datos. La acusación sugiere otra versión según la cual el PP quería encubrir la supuesta contabilidad B que se investiga en otra causa.

Luis Bárcenas ha permanecido casi dos horas contestando preguntas de la jueza Rosa María Pelayo y de las partes. Acudía en calidad de testigo pero se ha personado al mismo tiempo entre la acusación como supuesto perjudicado por un delito de daños informáticos. A su juicio, el Partido Popular cometió un delito al inhabilitar sus ordenadores puesto que no solo contenían historial de trabajo, también documentos personales como por ejemplo música. Pero no se dirige contra la formación política en sí, ni tampoco contra Rajoy, a quien ha exculpado. Tal y como han asegurado fuentes de su entorno, acusa a "algunos que le tienen inquina".

Testimonio de Bárcenas

Al término de las comparecencias, el abogado de Bárcenas, Francisco Maroto, ha identificado a algunos de los señalados por su cliente como culpables del borrado. En un primer resumen, explicaba que durante la declaración "sonó el nombre de la secretaria general del partido (María Dolores de Cospedal), de la actual gerente (Carmen Navarro, imputada) y del asesor jurídico que estaba citado esta mañana en calidad de testigo y después del interrogatorio del señor Bárcenas se ha suspendido su declaración y será citado como investigado o imputado (Alberto Durán)". De la misma forma que su patrocinado, Maroto se ha preocupado por desvincular en todo momento de la destrucción a Rajoy: "La responsabilidad no es del partido político, ni menos aún de su presidente".

Se ha referido después al contenido de los discos duros, diferenciando dos tipos de archivos: personales y profesionales. La destrucción de los primeros le capacitaría para personarse como perjudicado por un presunto delito de daños informáticos. Según Maroto, Luis Bárcenas ha descrito los segundos como "documentación referente a posibles recibís que afectaban a determinados sujetos del Partido Popular" que, siempre en base a la tesis del exgerente del PP, demostraría la existencia de una contabilidad opaca paralela a las cuentas oficiales de la formación.

No descarta nuevas imputaciones. La defensa de Luis Bárcenas supone que "todavía no hemos empezado con la totalidad de los imputados". Ha dado por hecho que el abogado del Partido Popular, Alberto Durán, se sumará próximamente a los tres investigados formalmente: la actual gerente de la formación política y sucesora de Bárcenas al frente de las cuentas, Carmen Navarro; el responsable informático, Javier Barrero –ambos citados a declarar este jueves-; y el propio PP en su condición de persona jurídica –que aún no conoce fecha para acudir al Juzgado-.

De momento en calidad de testigo, Alberto Durán ha ratificado esta mañana la versión que prestó cuando el mismo tribunal archivó esta causa en 2013. Según fuentes cercanas consultadas por Libertad Digital, ha vuelto a defender la aplicación del protocolo y habla de "circo de Bárcenas" porque, según les consta, guarda copia en su poder de toda la información borrada de los dos discos duros. No ha desmentido este extremo del que se viene hablando Francisco Maroto, el propio abogado de Bárcenas: "Parece que tiene otros elementos probatorios que no nos ha dado a sus representantes jurídicos".

Contabilidad opaca

Si el Partido Popular defiende el borrado de los ordenadores como parte del protocolo, las acusaciones apuntan al encubrimiento de la presunta contabilidad B del grupo político. En esta dirección, se alinean la Fiscalía Anticorrupción, UPyD, la Asociación Libre de Abogados y, entre otros, Izquierda Unida. Un abogado de la formación verde, Juan Moreno, ha dado por probadas las cuentas en B después de las declaraciones de los testigos. Respalda la versión de Bárcenas sobre la presencia en los equipos de "recibís, que una persona recibe una cantidad, lo firma y esos documentos los tenía escaneados en el Mac (marca de ordenador) que ha sido reseteado".

En función de cómo avance la investigación, Izquierda Unida ha afirmado que "llamar a Cospedal es una posibilidad". Moreno sitúa la "responsabilidad en el organigrama propio del Partido Popular, más el director de servicios jurídicos que intervino directamente". De hecho, ha revelado una parte del testimonio del extesorero según el cual "la señora Cospedal intentó entrar en el despacho de Bárcenas para requisar el material y se le paró". En el momento que ha desvinculado a Rajoy, según IU habría añadido que "fue Cospedal la que tomó esa iniciativa sin, según el señor Bárcenas, haber consultado al señor Rajoy. No sé qué información tendrá el señor Bárcenas y qué conversaciones habrá tenido en ese momento con el señor Rajoy en el sentido de que le dijese que él no había utilizado eso. Habría que preguntárselo al señor Rajoy: si él le confirmó a Bárcenas que él no le había autorizado porque no hay otra forma de saberlo".

Reapertura de la investigación

La causa se archivó provisionalmente en octubre de 2013 en el Juzgado de Instrucción 32 de Madrid dirigido entonces por Esperanza Collazos. La nueva magistrada al frente, Rosa María Freire Pérez, ha reabierto la investigación por orden de la Audiencia Provincial. Su Sección Cuarta tumbó el pasado 15 de enero una decisión que considera prematura cuando no se han practicado diligencias de investigación. En este sentido, los magistrados entendieron útil que la Justicia recabara el testimonio del extesorero y la documentación que pueda aportar.

A raíz de la investigación para determinar si hubo o no financiación irregular en el Partido Popular, el juez Pablo Ruz, apartado de la Audiencia Nacional desde donde dirigía la instrucción, agregó los dos portátiles de trabajo del gerente. Sin embargo, los equipos aterrizaron con los discos duros vacíos y destrozados. La juez Collazos dio carpetazo provisional a la espera de que se determinara si hubo o no financiación irregular en el partido, una causa pendiente de juicio,

Para esta primera jornada, también estaban citados la exsecretaria de Luis Bárcenas, Estrella Domínguez, y quien fuera jefe de seguridad del partido en aquel momento, Antonio de la Fuente. Con respecto a la primera, al exgerente "le ha sorprendido" porque "no ha facilitado una riqueza o matices sobre cuál era la relación después de haber sido durante 20 años su secretaria", ha manifestado el abogado defensor, Francisco Maroto. La comparecencia de Antonio de la Fuente ha quedado suspendida a la vista de su posible imputación ante la nueva información recabada.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios