Menú

Una tendera china agrede con un bate a una ciega que entró a comprar con su perro guía

La invidente trató de entrar en una tienda regentada por asiáticos en el barrio del Pilar, en Madrid. Los tenderos la agredieron.

LD/Agencias
92

Una mujer ciega ha resultado herida al ser golpeada con un bate de béisbol al intentar entrar con su perro guía en una tienda de alimentación, en el distrito madrileño de Fuencarral-El Pardo, según la denuncia que interpuso la víctima ante la policía.

Los hechos se produjeron el miércoles cuando la invidente, M.V.I., de unos 48 años, intentó entrar con su perro lazarillo en una tienda de alimentación del barrio del Pilar, regentada por ciudadanos de origen asiático, para comprar la merienda de su hijo, que la acompañaba, y de su hermana.

Un hombre le indicó que el perro no podía pasar y la mujer trató de dar explicaciones sobre cómo la ley permite a estos perros la entrada a cualquier sitio.

Al persistir la negativa, llamó a la policía para denunciar el caso y, en ese momento, comenzó a ser agredida por una mujer armada con un bate. El ataque continuó en la calle, donde la mujer invidente siguió recibiendo golpes en brazos, cabeza y pecho, añade la denuncia.

La llegada de varios viandantes y de la policía puso fin a los golpes, de los que tuvo que ser atendida por los servicios de asistencia sanitaria, y después presentó una denuncia en comisaría.

La Organización Nacional de Ciegos ha emitido un comunicado en el que condenado la agresión, la primera de este tipo de la que tiene constancia en los últimos años, según han indicado a Efe fuentes de la ONCE.

Tras desear la pronta recuperación de la agredida, que trabaja como estenotipista en la Audiencia Provincial de Madrid, la ONCE recuerda que la normativa vigente reconoce el derecho de los usuarios a deambular y permanecer, acompañados de su perro guía, en transportes y lugares públicos o de uso público, como es el caso del establecimiento de alimentación.

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), por su parte, ha instado al ministerio fiscal a que actúe con urgencia ejerciendo la acción penal contra los responsables de la agresión.

En una nota, el Cermi considera esa brutal agresión como un posible delito con componentes de odio por razón de la discapacidad de la víctima, lo que agravaría la conducta ilícita y la consiguiente sanción penal, y pide a la fiscalía que oriente sus investigaciones a acreditar estos extremos.

"Las personas con discapacidad visual están amparadas plenamente por la ley para acceder a todo tipo de locales, recintos y servicios públicos acompañados de sus perros guía, por lo que la agresión es más reprochable aún, ya que se violan derechos respaldados por la legislación vigente", añade.

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios