Menú

Marhuenda tritura a Esperanza Aguirre y le exige su acta

Estamos que no paramos. Aún no hemos asimilado una noticia cuando salta la siguiente. Hoy Esperanza Aguirre se lleva todas las portadas.

50
Marhuenda tritura a Esperanza Aguirre y le exige su acta
Aguirre durante la rueda de prensa de ayer. | EFE

El Mundo dice que "la dimisión de Aguirre debilita aún más el liderazgo de Rajoy". El periódico tiene el corazón partío entre los que alaban a Aguirre y entre los que la ponen a parir. Dice el editorial que "la renuncia es un gesto tan infrecuente en la política española" que nos quedamos todos paralizados con el vermú en la mano. "No cabe más que elogiar el paso dado por Aguirre. Por inusual, pero sobre todo, por la facultad que tiene de señalar el camino para la profunda regeneración que necesita el PP". "Aguirre no está bajo sospecha ni se halla encausada en ningún proceso" y el PP "tendrá difícil encontrar a una dirigente de la talla política y personalidad de Esperanza Aguirre". Fijo que Rajoy no piensa lo mismo. Federico Jiménez Losantos también ensalza el "ejemplo" dado por Aguirre. "No conocemos ningún sms suyo a Granados o Beltrán diciendo 'resiste', 'sé fuerte' y dimitió ayer, Esperanza Aguirre es un ejemplo de lo que deberían hacer los dirigentes del PP en la situación actual del partido, que es realmente dramática". Emilia Landaluce se despide con cariño: "Se ha ido con garbo". En el grupo B se sitúa Antonio Lucas, que la odia. Aguirre ha dimitido para "descolocar aún más a su presidente", para "joder a los suyos" y porque "no le quedan lameculos ni sicarios, sus razas preferidas". También a Lucía Méndez se le ve el plumero. Dice que su salida "carece de grandeza", que "marca el camino a Rajoy" y que "lo que le pasó a Aguirre en las municipales acabó con su leyenda, porque quienes la echaron no fueron los marianistas, sino los madrileños". No, Lucía, fue el PSOE. Aguirre ganó las elecciones, esa memoria, que te empieza a fallar.

El País dice de su vieja enemiga que "Aguirre enseña el camino a Rajoy y dimite por la corrupción". Apuesto a que Rajoy no se da por enterado. Aquí no hay división de opiniones, todos detestan a Aguirre. Dice el editorial que "Aguirre tiene buenas razones para asumir responsabilidades (...) La pregunta no es cuánto más podía aguantar la mujer fuerte, sino cómo no había dimitido antes". Uf, ya sabéis lo que les cuesta, no hay más que acordarse de Chaves y Griñán, que no había quien los arrancara de sus escaños. "El PP permanece bloqueado por Rajoy, pero eso no detiene los escándalos", dice. "En estas condiciones, parece imposible que cualquier otro partido facilite la reelección de Rajoy como presidente del Gobierno. Cuanto antes lo entienda, menos complicado será formar otro Ejecutivo". No pides tú na. Rubén Amón dice que "Aguirre le ha hecho la peineta a Rajoy" y ha "abierto la crisis del PP en canal". "Ha roto la omertà que protegía a Mariano Rajoy en la ensoñación de una nueva investidura". Pues para mí que la dimisión de Aguirre va a pasar sin pena ni gloria. Rajoy está a sus cositas, a quedarse en la Moncloa como sea.

ABC dice que "la corrupción en el PP de Madrid fuerza la dimisión de Aguirre". El editorial elogia la actitud de Aguirre. "Aguirre hace bien en abandonar el cargo (...) Son precisos gestos como el de Aguirre". "Es inevitable que la dirección del PP se vea salpicada por la conducta inmoral de algunos de sus dirigentes provinciales en el pasado. Necesariamente, la regeneración pasa por sacrificios personales y, si es preciso, por dimisiones y renuncias como la de Aguirre", dice sin mencionar a Rajoy para nada. Hay que ir a los columnistas para ver la sacudida a Rajoy. Dice Isabel San Sebastián que Aguirre "ha marcado el camino a seguir a Rajoy, que 'comprende' a la dimisionaria presidenta del PP madrileña, aunque no parece aprender de ella". Si quedaba alguna esperanza de que tomara nota la acabamos de perder. Ignacio Camacho dice que "en Génova la detestan" y parece que a él tampoco le hace mucho tilín. "Está tan acostumbrada a los aprietos que con tal de creárselos a los demás no le importa empezar pos sí misma. La dimisión es un gesto efectista calculado o improvisado para desbaratar desde dentro la estrategia blindada de Rajoy. Un golpe al hígado de un presidente que tenía la guardia alta para protegerse la cara". Ya será menos, ya verás como Rajoy no se da por aludido.

La Razón tiene un cabreo monumental y echa espumarajos por la boca. "Aguirre dimite por la corrupción". "Génova la acusa de irse 'buscando hacer daño a Rajoy', como siempre". "Rajoy se libra de 'otra carga'", son algunos de los agresivos titulares. Marhuenda está fuera de sí. "Aguirre debe entregar su acta de concejal y reconocer que una retirada honrosa y completa de la vida pública es el mejor servicio que puede hacer a su partido, el cual, por otra parte, dispone de personas suficientemente preparada para dirigir la formación en Madrid y sin el lastre personal que supone en un político y administrador de fondos públicos el reconocimiento paladino de no haberse enterado de nada", dice. Caramba, están desmelenados en este partido y sus terminales. Desde que el jefe le niega la mano en público al mandatado por el Rey ya todo vale. "Esperanza ha dado un paso importante, pero aún le queda otro: entregar el acta de concejal del Ayuntamiento de Madrid", exige. No le hemos visto tan exigente en otros casos. Fernando Rayón nos cuenta la razón de tanta inquina. "No podía irse Esperanza Aguirre sin tocarle las narices a Rajoy". Jo, cualquiera se atreve a decirle algo a Rajoy, viene Marhuenda y te tritura.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios