Menú

La reprobación de Mayer acaba en los tribunales por la "burda táctica dilatoria" de Ahora Madrid

Ahora Madrid sacó a relucir un artículo del Reglamento del Pleno para impedir que se votara la reprobación del PP a Celia Mayer.

40
La reprobación de Mayer acaba en los tribunales por la "burda táctica dilatoria" de Ahora Madrid
Celia Mayer este martes durante el Pleno | EFE

El Grupo del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid pudo al fin llevar al Pleno la reprobación de la delegada de Cultura, Celia Mayer, por su polémica actuación en relación con la Ley de Memoria Histórica y la programación de las fiestas del Carnaval, que acabó con dos titiriteros detenidos.

La pudo llevar al Pleno, sí, pero no pudo votarla. Rita Maestre sacó a colación durante su intervención el artículo 65 del Reglamento Orgánico del Pleno, que en su punto tres dice así:

Cualquier concejal podrá pedir, durante el debate, la retirada de algún expediente incluido en el orden de día, a efecto de que se incorporen al mismo documentos o informes, y también que el expediente quede sobre la mesa, aplazándose su discusión para la siguiente sesión. En ambos casos, la petición será votada, tras terminar el debate y antes de proceder a la votación sobre el fondo del asunto. Si la mayoría simple votase a favor de la petición no habrá lugar a votar la propuesta o proposición de acuerdo.

Así, Maestre anunció la presentación de dos informes: uno sobre la investigación interna acerca de lo sucedido en el Carnaval y otro sobre los procedimientos de contratación de la dirección artística que llevó, a su vez, a la contratación de los titiriteros. Y, de esta manera, "posponer el debate" para basarlo en una "información objetiva" y "no en la guerra de titulares", dijo. Y es que, según la portavoz del gobierno de Ahora Madrid, lo que ha habido hasta ahora es un "conjunto de titulares apocalípticos" por parte de la oposición. "Creemos que hay dos formas de enfrentarse a los errores: tratar de solucionarlos –evaluándolos primero- o [acudiendo] a la cacería política, al sectarismo" o "a las palabras gruesas" que "esconden una diferencia política".

La concejal del PP, Isabel Rosell, encargada de defender la reprobación a Mayer que propone su partido, había recordado antes de la maniobra de la edil de Ahora Madrid la contundencia con la que se habían expresado Ciudadanos y PSOE a este respecto: todos ellos se habían sumado también semanas atrás a la petición de dimisión de Mayer. "En el PP confiamos en que estas declaraciones [de Villacís y Causapié] no hayan sido una burda batalla de titulares". Y en concreto se dirigió al PSOE, al que espetó: "Mayer ha cruzado ya una línea roja. No pueden hacer dejación de control al Gobierno que ustedes han aupado; nosotros no lo vamos a hacer".

No obstante, la petición de Maestre fue atendida –y apoyada por el PSOE ["gracias a Mar Espinar y al PSOE por la confianza", dijo después la portavoz]-, por lo que la proposición de reprobación no fue siquiera votada, ante las críticas de PP y Ciudadanos. La portavoz popular, Esperanza Aguirre, quiso dejar constancia en el Pleno de su desacuerdo y explicó que lo que se estaba votando no era un expediente sino una proposición y que si se actuaba así, y se aplicaba el artículo 65 del reglamento, nunca "se podrá votar una proposición" de la oposición que tiene la obligación de controlar al gobierno. "No es normal, no es democrático", subrayó Aguirre.

Manuela Carmena respondió así a Aguirre: "Creo que es bonita esa preciosa poesía del gran Antonio Machado, estamos haciendo camino al andar. Es la primera vez que estamos en una reprobación, el que preside tiene que dar las instrucciones y los presididos tienen que cumplirlas. Me parece muy correcto que más adelante lo lleven a la Junta de Portavoces, pero ahora vamos a votar".

Y el resultado de la votación fue: Ciudadanos y el PP, en contra del aplazamiento; Ahora Madrid y PSOE, a favor. Espinar renunció a su turno de intervención diciendo: "Renuncio a mi turno porque entiendo que mi grupo va a apoyar lo que ha propuesto Ahora Madrid. En un mes nos volveremos a ver", dijo haciendo visible su malestar con la posición que había adoptado su grupo.

"Atraco democrático con el apoyo del PSOE"

Después, el portavoz adjunto de los populares, Íñigo Henríquez de Luna, anunció que acudirán a los tribunales. "Esto que ha pasado en el Ayuntamiento de Madrid no tiene precedentes; es una auténtica cacicada antidemocrática". Y "demuestra el carácter totalitario del gobierno de Ahora Madrid". Henríquez de Luna afeó que el PSOE "se haya prestado" a ello.

"Entonces la oposición, ¿qué papel tenemos en un Pleno? Si cualquier iniciativa que presentemos, cualquier proposición, puede sacarse del orden del día por la mayoría del Pleno, ¿entonces dónde está el control político y democrático de la oposición?", se preguntó. "Es una decisión políticamente impresentable y jurídicamente absolutamente cuestionable y vamos a recurrir en los tribunales porque esto es un auténtico atraco democrático que ha hecho el gobierno de Ahora Madrid con el apoyo y complicidad del PSOE".

De los socialistas, Henríquez de Luna dijo que están "en esa paranoia, que pide la destitución de la señora Mayer de una forma muy vehemente, más vehemente que ningún otro grupo, y ahora, cuando llega la hora de la verdad, se asustan, se echan atrás", algo que achacó a un "toque de atención" desde Ferraz por si interfiere en las negociaciones para conformar Gobierno.

"Hoy se ha escrito una página negra del Ayuntamiento de Madrid", que "no tiene precedentes", indicó el portavoz popular.

En los pasillos del Palacio de Cibeles, Maestre defendió que la propuesta de aplazar la cuestión al siguiente pleno "se ampara muy explícitamente" en el reglamento del pleno. "Son libres de llevarlo a los tribunales pero parece más bien un intento de mantener en portadas un tema que no da más de sí", dijo. La de ir a los tribunales "es una decisión legítima" aunque no sabe "exactamente a qué tribunales acudirán", apostilló.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios