Menú

Iceta y los guiños de Pedro Sánchez a la izquierda provocan inquietud en Ciudadanos

El número dos de Rivera baraja incluso la posibilidad de retirar el sí a Sánchez y le ataca por intentar contentar a Compromís

44
Iceta y los guiños de Pedro Sánchez a la izquierda provocan inquietud en Ciudadanos
Pedro Sánchez y Albert Rivera. | EFE

A veinticuatro horas de la cita con el altar suelen estallar los nervios entre los contrayentes. Aunque a Pedro Sánchez y a Albert Rivera les faltan los padrinos indispensables (sus 130 escaños necesitan imperiosamente de otros apoyos) para consumar su particular matrimonio, del que las capitulaciones están redactadas desde la semana pasada, se supone que el clima entre ambos y sus más próximos debería estar menos enrarecido de lo que ha estado este lunes, víspera del discurso del líder socialista.

Primero fueron los documentos enviados por el PSOE a los partidos de la izquierda, que a Ciudadanos le han pillado con el pie cambiado. Tan pronto fuentes autorizadas de la formación proporcionaban el dato de que "solo" apoyarían el pacto suscrito con los socialistas, sin especificar si admitía añadidos, como se improvisaba una comparecencia del secretario general del grupo parlamentario, Miguel Gutierrez, quien se ufanaba al mismo tiempo de defender el pacto con los socialistas "sin cambiar una coma", como tildaba de "pequeñas modificaciones" las propuestas de Sánchez a la izquierda, de las que afirmaba haberse enterado por la prensa. Bastaba la pregunta concreta por una de esas, a su decir, leves modificaciones, para dejar en entredicho el calificativo, pues enseguida Gutierrez se lanzaba a desautorizar la idea de "deuda histórica" con Valencia con la que el aparato de Ferraz ha intentado regalar los oídos de Compromís.

Una desautorización que horas después era mucho mas contundente en boca de José Manuel Villegas, mano derecha de Rivera y el segundo de los tres portavoces que en un sólo día han transmitido el mensaje de la formación centrista en una única jornada. El vicesecretario general del partido era tajante sobre el documento remitido por el PSOE a Compromís: "Yo creo que hacer ofertas a una determinada comunidad autónoma para darle un tratamiento a cambio de unos votos es algo que se ha hecho en España durante treinta años y no ha dado buen resultado. Por lo tanto, lo que hay en el acuerdo, que está firmado, es una solución global con un nuevo acuerdo de financiación autonómica, que solucione no el déficit de Valencia sino la infrafinanciación de la Sanidad, de la Educación y de las políticas sociales que hay en todas las comunidades, no solo en Valencia".

Iceta y el ambiente de diálogo

Por si faltase algo, varias informaciones daban cuenta de las palabras en el Comité Federal del PSOE, celebrado este mismo lunes, del líder del PSC, Miquel Iceta, tildando a Ciudadanos de "anticatalanista primario". Una afirmación ante la que se contenía Villegas -"ese tipo de afirmaciones va en contra del ambiente de diálogo y de pacto que necesitan los españoles en esta semana y en los próximos meses"- pero ante la que estallaba minutos más tarde, en su comparecencia tras la Junta de Portavoces, el portavoz parlamentario y número uno por Barcelona de Ciudadanos en las pasadas elecciones de diciembre, Juan Carlos Girauta: "El anticatalanismo es tal que somos la primera fuerza de la oposición en Cataluña. O él cree que los anticatalanes son la primera fuerza de la oposición en Cataluña o quizá el señor Iceta piensa que nosotros no somos catalanes del todo. Cosa que podría ser porque esa es la tesis del nacionalismo catalán: los buenos y los malos catalanes, esos supremacismos que subyacen en todo nacionalismo". Una dura réplica que no evitaba otras palabras defendiendo el acuerdo en el que el propio Girauta ha estado implicado como miembro del equipo negociador.

Poco antes, Villegas había ido todo lo lejos que puede ir un potencial socio de legislatura, al ser preguntado sobre si las concesiones de Sánchez a la izquierda podrían hacer variar el "sí" de los cuarenta diputados en las votaciones del miércoles y el viernes: "No vamos a permitir ninguna modificación del documento que hay firmado, lo que esperamos es que Sánchez defienda ese acuerdo mañana en la investidura y que no haya ningún pacto externo a ese acuerdo que sea contradictorio con el mismo, porque en ese caso nos veríamos liberados para cambiar nuestra posición. Lógicamente, lo consideraríamos un incumplimiento".

El sábado, con la asistencia de Albert Rivera, el Consejo General de Ciudadanos ratificó el pacto con el PSOE, un documento con 200 medidas, muchas de ellas sacadas del programa electoral centrista.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios