Menú

Pablo Iglesias, a Pedro Sánchez: "Ojalá pueda hablarse del acuerdo del beso"

Ha empezado su discurso con menciones al beso de Domènech y ha finalizado tendiendo la mano a Pedro Sánchez.

99
Pablo Iglesias, a Pedro Sánchez: "Ojalá pueda hablarse del acuerdo del beso"
Las fotos de la segunda votación

Una vez más, Pablo Iglesias dio la nota en uno de sus discursos. Pero esta vez, el líder de Podemos no estaba en una de las asambleas de su partido, ni en un mitin, sino en la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados. Desde allí, dedicó una parte de sus cinco minutos de intervención en la segunda votación de investidura a Pedro Sánchez a bromear con el beso que el pasado miércoles le dio a Xavier Domènech. De alguna manera intentó así relajar el tono con el PSOE y volver a "tender la mano" al líder de los socialistas.

"El pasado miércoles ocurrió algo perturbador en esta cámara y es que el portavoz de En Comú Podem y un servidor nos dimos un beso en los labios" comenzó el líder de Podemos su discurso. "Me han dicho algunos periodistas que esa imagen quedará para el recuerdo, como también la mirada inquieta del señor De Guindos, que pareciera que nunca ha roto un plato", añadía Iglesias mientras el ministro en funciones reía desde su escaño.

Pablo Iglesias dejaba el tema del beso para continuar su espectáculo con unas declaraciones de Andrea Levy en La Sexta este jueves. "Parece que, a partir de ese beso, la política española se está calentando", aseguraba. "Ayer, en un programa de La Sexta, asistí con estupor ante el hecho de que una diputada del PP, la señora Andrea Levy, bebe los vientos por un diputado de Podemos, el señor Miguel Vila. Y les aseguro algo, no está entre mis funciones como presidente del grupo parlamentario controlar la virtud de mis diputados, sino garantizar su felicidad. Si quieren ustedes conocerse, pongo a su disposición mi despacho", aseguró el líder de Podemos.

"El acuerdo del beso"

Iglesias no paró: "Fluye el amor en la política española. Pedro, sólo quedamos tú y yo", dijo entre risas el secretario general de Podemos. No le hacía tanta gracia al líder del PSOE que miraba a la tribuna de oradores con gesto serio.

Tras ello, Iglesias "se ponía serio", e intentaba reconstruir puentes con el PSOE después de que el pasado miércoles acusara a Felipe González de tener el pasado manchado de "cal viva". Eso sí, no se produjo ningún tipo de disculpa.

Tras confirmar su voto negativo a la investidura de Pedro Sánchez, Iglesias le emplazó a una nueva negociación para llegar a "un acuerdo a la valenciana"."Sé que no forma parte del mejor de sus sueños gobernar conmigo, pero cedamos todos", añadía el de Podemos, y finalizaba la frase con una petición a Pedro Sánchez: "Atrévase a ser el presidente de un gobierno de coalición con un programa progresista de verdad. Al igual que nosotros aceptamos el condicionante de que sea presidente, acepte usted que las decisiones las tomemos conjuntamente".Así, una vez más, el líder de Podemos cerró la puerta a cualquier fórmula que incluya a Ciudadanos, porque dijo no se puede hacer "cuadraturas de círculos".

"A veces, las discusiones más agrias preceden a los momentos más dulces, ojalá que después de esta noche el acuerdo al que lleguemos pueda llamarse el acuerdo del beso", terminaba su discurso el líder de Podemos este viernes en el Congreso de los Diputados.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios