Menú

Rita Maestre, incómoda en el Club Siglo XXI: "No es gracioso que usted se ría"

La portavoz del Ejecutivo municipal participó en un coloquio junto a Causapié, Villacís y Henríquez de Luna. El público no estaba con ella. Y se notó.

Rita Maestre, segunda por la derecha, en una de sus intervenciones este lunes | TV

El Club Siglo XXI consiguió este lunes lo que parece imposible estos días: juntar en un mismo espacio a representantes del PP, PSOE, Podemos [en este caso, Ahora Madrid] y Ciudadanos. Representantes del Ayuntamiento dirigido por Manuela Carmena, eso sí. Íñigo Henríquez de Luna, Purificación Causapié, Rita Maestre y Begoña Villacís participaron en el coloquio El Madrid del cambio.

Tal título hacía suponer que el PP jugaría en desventaja, pero lo cierto es que Henríquez de Luna se encontró con un público entregado. Jugaba 'en casa' y eso se notó. Su primera intervención fue la más aplaudida y ovacionada, hasta el punto de que el periodista de El País, Vicente G. Olaya, que presentaba el acto, tuvo que intervenir para reseñar que no se trataba de "una guerra" por ver "quién tiene más aplausos y quién menos. Lo interesante es escucharles a todos". Y añadió: "dos aplausos por cada uno".

Estas palabras las pronunció tras la intervención del dirigente popular y justo antes de que tomara la palabra la portavoz del consistorio. Nadie le hizo caso. Y eso se evidenció en la actitud de Rita Maestre, que no terminó de estar totalmente cómoda durante el debate. Hasta el punto de que uno de los micrófonos captó cómo se dirigía al portavoz adjunto del PP para decirle: "Íñigo, podías pedirle a tu gente que se comportara". Y es que entre el público había también compañeros de filas del popular. Pero no sólo eso. En varios momentos se dirigió desafiante al auditorio: "No es gracioso que usted se ría", espetó a una persona mientras ella hablaba de las "agresiones" que se producen "a diario" en las calles de la capital por motivos de odio; o cuando soltó en mitad de otra de sus intervenciones un "¿no estáis de acuerdo?" ante los murmullos que se produjeron en la sala cuando expresaba su deseo más inmediato para Madrid: "que nadie se quede en la calle".

La dirigente socialista -al frente del Grupo Municipal del PSOE después de que Ferraz fulminara a Antonio Miguel Carmona- fue la que realizó un balance más negativo de la gestión de los populares al frente del consistorio durante más de 20 años. Cuando se inició la legislatura, se encontraron con una ciudad donde "se caían los edificios" y "los árboles", las "calles estaban sucias" y se había producido una "degradación de los servicios públicos", enumeró. Henríquez de Luna le respondió que su "discurso no se sostiene", pues parte de un "análisis reduccionista" de la situación. Y añadió: si los madrileños "han votado PP durante 26 años no creo que sea porque son masoquistas".

Para el popular el "tsunami" se produjo fundamentalmente por la "crisis" económica y los "casos de corrupción" que han azotado [y azotan] al PP. "La gente votó por el cambio, es normal que quieran cambiar" después de tantos años, razonó.

Por su parte, Rita Maestre comenzó advirtiendo: "espero no tener que hablar de mí ni de Ahora Madrid. Debemos hablar de Madrid". Reconoció la portavoz del Ejecutivo de Ahora Madrid que los concejales que lo forman carecen de experiencia. "Está compuesto por personas que no vienen de la política", sino de otros ámbitos. Pero este extremo es un punto a favor con respecto a los partidos tradicionales, según Maestre: "carecemos de los vicios que han caracterizado" la política.

"Veo inquietudes por parte del público", dijo justo después cuando comenzaron nuevamente los murmullos desaprobatorios en la sala. "Aquí no te van a abuchear", trató de tranquilizarla Paloma Segrelles -que gestiona junto a su madre el Club Siglo XXI y que ejerció de moderadora del acto- "Bueno, bueno, ahí están...", respondió con humor Maestre.

Rita Maestre sacó a relucir también la cuestión de los cargos eventuales y de confianza sin que nadie mencionara el tema -pero sí tras hablar de "los vicios" de la antigua política-, evidenciando una vez más el daño político o electoral que les provocó el hecho de que Ciudadanos hiciera pública la lista de sus 40 enchufados. "Hemos reducido el número de asesores y eventuales un 50%. Es un dato objetivo", afirmó. "Hemos renunciado [también] a una estructura de privilegios", esto es, "considerar que un cargo público está por encima de los demás. Eso no es necesario. Tampoco ir en coche oficial a todas partes", añadió. Fue en este punto cuando el público que asistió al coloquio más se revolvió.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Begoña Villacís, ocupó nuevamente el espacio de centralidad: ni echó por tierra toda la gestión previa del PP, ni tampoco consideró que todas las medidas puestas en macha por los sucesivos gobiernos de Alberto Ruiz Gallardón, primero, y Ana Botella, después, fueran correctas. "Se han hecho cosas buenas estos 24 años", admitió, si bien recordó: "los ciudadanos han tenido que soportar una presión fiscal altísima" y "la deuda que nos han dejado es la más alta". Eso sí, dijo que aún "queda mucho tiempo para saber si el cambio ha sido positivo".

"Había muchos militantes o simpatizantes" del PP

Apenas media hora después de que el coloquio concluyera, Maestre subió un comentario a Twitter donde precisamente critica la actitud que tuvo el público durante el encuentro. Esto es lo que opina la portavoz del Gobierno municipal:

En España

    Lo más popular

    Servicios