Menú

Sánchez y Rivera escenifican unidad la víspera de que el socialista se vea con Iglesias

Ciudadanos niega un tripartito con Podemos y aboga por la abstención del PP, mientras el PSOE cree posible un acuerdo contra los populares.

22
Sánchez y Rivera escenifican unidad la víspera de que el socialista se vea con Iglesias
Pedro Sánchez y Albert Rivera, este martes en el Congreso | EFE

El acuerdo de Gobierno firmado hace un mes por el PSOE y Ciudadanos, con el que Pedro Sánchez no logró superar a principios de marzo su investidura, está "más vigente que nunca" según ha afirmado a última hora de este martes uno de sus artífices, el número dos de la formación centrista, José Manuel Villegas.

Sus palabras se han producido después de una reunión de más de dos horas -fuera del horario de los informativos televisivos que tanto suelen preocupar a los partidos- con la presencia de Sánchez y Albert Rivera, así como del portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, quien en tono muy relajado bromeaba con Villegas al cruzarse en la puerta de la sala de prensa del Congreso: "Esto es nocturnidad y alevosía, te echaré la culpa a ti".

La escena refleja el ambiente que, al menos de puertas hacia fuera, sigue presidiendo la relación entre los dos partidos, que durante más de 120 minutos apenas han tratado, siempre según la versión oficial, de los aspectos que les unen.

¿Realmente no hay fisuras?

Sin embargo, el relato de socialistas y centristas parece difícil de encajar si se examinan con detalle alguno de sus puntos. Si este mismo martes Sánchez abría la puerta en la Cadena SER a la posibilidad de una suerte de tripartito con Podemos y Ciudadanos, Villegas ha rechazado tajantemente ese extremo: "Ciudadanos no va a estar compartiendo un Gobierno tripartito con Podemos. Las diferencias que nos separan son tantas que eso no se va a producir y no nos lo ha planteado [Sánchez] en la reunión". Por otro lado, el socialista Hernando ha sugerido un frente anti-PP: "Nosotros creemos que en este mes las cosas se pueden mover y estamos convencidos de que se van a mover. Quizás hay un denominador común: todos estamos convencidos de que lo peor que puede pasar es que el PP siga gobernando y el señor Rajoy siga en funciones" una afirmación que casa mal con las palabras horas antes de su homólogo el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, abogando por sumar "siquiera sea con una abstención" a los populares.

En la misma línea, claramente divergente con los socialistas, se pronunciaba el propio Villegas: "Reiteramos el llamamiento al PP, porque va a ser muy difícil hacer reformas, gobernar España en los próximos meses si no hay algún tipo de acuerdo con un partido que tiene mayoría absoluta en el Senado y mayoría de bloqueo en el Congreso".

La reunión con Pablo Iglesias

En más de dos horas de reunión parecía inevitable abordar el encuentro que este miércoles mantendrán Sánchez y Pablo Iglesias. Una reunión que, según Villegas, "no es para negociar contenidos ni para negociar el acuerdo. Lo que sí estamos dispuestos es a estar en una mesa con los equipos de PSOE y con los de Podemos, si es que Podemos deja de negarse a venir a esa mesa, para poder hablar de en qué cuestiones estamos de acuerdo, en cuáles no y en cuales es imposible".

El vicesecretario general del partido centrista ha negado que esto suponga un retroceso con respecto a lo acordado el cinco de marzo, al día siguiente de la investidura fallida de Sánchez, cuando se escenificó una unidad negociadora con los socialistas de la que el propio Antonio Hernando advirtió a Podemos, afirmando que si querían negociar el PSOE iría de la mano con Rivera. Veinticinco días después Sánchez tratará de convencer a Iglesias de que acepte que sus colaboradores se sienten en la misma mesa que Ciudadanos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios