Menú

Sánchez evita hablar del congreso y amenaza a los críticos con otra consulta a la militancia

El líder del PSOE evita soliviantar a los críticos pero reedita la amenaza con la que consiguió achantar a los críticos en el comité de enero.

21
Sánchez evita hablar del congreso y amenaza a los críticos con otra consulta a la militancia
Pedro Sánchez y César Luena, este sábado en el Comité Federal del PSOE | EFE

Siguiendo los usos y costumbres de los comités federales del PSOE, el orden del día era papel mojado. No se habló de la fecha del 39 Congreso Federal ni de la voluntad de la dirección de aplazar sine die la celebración del cónclave. Tras mucho ruido interno y amenazas de los críticos con forzar una nueva fecha, como hicieron en enero, los barones díscolos se achicaron para respaldar el calendario lógico: abierto hasta después de la formación de Gobierno.

Así lo respaldaron los miembros del Comité Federal en una votación en la que Sánchez obtuvo unanimidad al aplazamiento congresual en uno de las citas internas más cortas y tranquilas de los últimos tiempos. Apenas doce peticiones de palabra frente a las cuarenta habituales que se solicitan a puerta cerrada. El único que se pronunció sobre el congreso fue el propio Sánchez a puerta cerrada: "Sobre la decisión del Congreso, yo lo dije desde el principio. Será, sobre todo, un debate de ideas".

Sánchez vuelve con la consulta

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, no se arrugó pero sí evitó mentar 'la bicha' que en el mes de enero soliviantó a las federaciones críticas que esta vez no pretendían hacer sangre con la fecha del Congreso. No quiso por ello avivar la llama de la polémica haciendo referencia a la decisión federal que su número dos, César Luena, comunicó a las federaciones críticas el pasado lunes vía telefónica.

Se centró en el Gobierno, en las posibilidades de alcanzar un acuerdo y en la reunión a tres bandas, junto a Ciudadanos y Podemos, que pretende celebrar "la semana que viene".

No sin antes recordar a los suyos que 'ha cumplido'. Y lo hizo con un repaso a las líneas rojas que el partido le ha ido marcando en las citas internas que han mantenido desde las elecciones generales del 20 de diciembre. Repaso por el calendario que pretendía mandarle a los suyos que la dirección federal no se ha movido un ápice de las resoluciones aprobadas en los comités federales del 28 de diciembre y del 30 de enero.

En éste último la revuelta interna llegó a mayores, hasta el punto de amenazar el PSOE andaluz con anunciar ya una candidatura de Susana Díaz, lo que motivó el órdago de Sánchez: una consulta a la militancia que sirvió de advertencia a los críticos y que finalmente se celebró con un 80% a favor del líder del PSOE.

Una consulta que, ha vuelto a recordar el secretario general, se volverá a celebrar en el caso de que consiga ampliar su acuerdo con Ciudadanos implicando a la formación de Pablo Iglesias. "El cambio, por difícil, por complejo, es posible. Nos quedan tres semanas y yo espero que no nos veamos abocados a repetir las elecciones y tengamos un gobierno de cambio en nuestro país".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation