Menú

Lo último del separatismo: los cromos de los robots "Llibertat" y "Segadors" contra "Imperial España"

La Generalidad subvencionó con 5.000 euros una edición de cromos titulada "2714": Robots de 16 potencias luchan por el poder mundial.

(Barcelona)
44
Lo último del separatismo: los cromos de los robots "Llibertat" y "Segadors" contra "Imperial España"
Los cromos separatistas | www.cromosyjuegos.com

Mil años después del 1714, Cataluña está entre las dieciséis naciones más poderosas del planeta y dos de sus robots gigantes, "Llibertat" y "Segadors" deben luchar a muerte contra "Imperial España", así como contra engendros mecánicos rusos, chinos y estadounidenses. Sesenta cromos tiene la colección infantil y cinco mil euros le dio la Generalidad a su creador, Eduard Bella, que en declaraciones a El Periódico de Catalunya afirma: "Qué mejor que un juego para naturalizar el hecho de que Catalunya pueda competir de forma normal contra otros países del mundo incluso España. Es una manera natural para que los niños se sientan héroes defendiendo su país".

Los cromos tienen un aire galáctico y pretenden hacerse un hueco en el mercado de cromo infantil del quiosco con el catalán por bandera y con la independencia como argumento. En ese lejano futuro, Cataluña es una potencia mundial y aspira al trono planetario. Sugerentes ideas para jugar a los cromos e imbuirse de los "valores" del "procés".

La empresa que los comercializa tiene una página llamada "cromosijocs" (cromos y juegos en español) donde se pueden apreciar los cromos, coloreados las pinturas nacionales. En el centro, el robot catalán, un cacharro imponente que mil años después de haber perdido todos los derechos puede convertir Cataluña en la nación más importante del mundo. Ciberprotón contra Mister B, pero en versión España contra Cataluña. Los robots vienen abanderados y recuerdan en su diseño al Hombre de Hierro. Se pretende "naturalizar" que Cataluña puede ser independiente. Hasta en los cromos de quiosco.

El actual gobierno de la Generalidad se escuda en que los cinco mil euros fueron concedidos por el gobierno anterior, el de Mas, en 2015, cuando ejercía como consejero de Cultura (departamento que subvencionó los cromos) Ferran Mascarell, el actual "embajador" en Madrid. También se alega que ha sido la primera colección de este tipo en catalán.

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios