Menú

Una magistrada de la Audiencia Nacional pone en su sitio al etarra Michelena

La magistrada que presidía el Tribunal, Concepción Espejel, le ha pedido que "haga el favor de callarse y no interrumpa".

15
Una magistrada de la Audiencia Nacional pone en su sitio al etarra Michelena
Fermín Vila Michelena | EFE

Fermín Vila Michelena se enfrenta a 316 años de cárcel por colocar una bomba en el BBVA. Como marcan las pautas del juicio oral, se le ha preguntado al inicio de la vista si accedía a contestar a las preguntas formuladas por el fiscal y las partes. En ese momento, el etarra ha pronunciado un alegato en euskera, una sucesión rápida de frases de las que el intérprete de la Audiencia Nacional solo ha entendido: "Hay una canción en Euskal Herria que dice...".

La magistrada que preside este Tribunal, famosa por su seriedad durante los juicios, ha interrumpido a Vila Michelena. Según Concepción Espejel, "está claro" que estaba "realizando una declaración que no procede efectuar". Después, ha concluido: "haga usted el favor de callarse y no interrumpa".

Atentado en Goya

El terrorista fue detenido en junio de 2010 en Belfast (Irlanda del Norte). Se sienta en el banquillo de los acusados por colocar una bomba el 8 de mayo de 2001 en una sucursal del BBVA situada en la calle Goya de Madrid. Dieciocho personas resultaron heridas en el ataque, sin contar los cuantiosos daños materiales en los vehículos y edificios colindantes.

La Fiscalía le atribuye los delitos de estragos terroristas, robo con finalidad terrorista, dieciocho atentados terroristas y un delito de falsificación de documento oficial. Además de la extensa solicitud privativa de libertad, reclama una pena de 20 años de inhabilitación absoluta. "La finalidad del acusado era causar con la explosión los mayores daños personales y materiales, razón por la cual se eligió un lugar céntrico de Madrid muy transitado y rodeado de viviendas y locales comerciales", señala el Ministerio Público, que pide que afronte indemnizaciones de entre 1.300 y 25.000 euros.

Según su informe, Vila Michelena formaba parte de una célula en Madrid y asumió el nombre ficticio de Pedro. Junto a la etarra Ana Belén Egües Gurruchaga, habría robado un vehículo que volaron con entre 60 y 70 kilos de explosivo suministrados por ETA. Antes se habían encargado de sustituir las matrículas y estacionar el vehículo en la calle Goya 14, frente a las puertas de acceso de las oficinas de la entidad bancaria BBVA.

La Audiencia Nacional condenó el pasado diciembre a 51 años de prisión a Fermín Vila Michelena tras nueve años huido. Le consideró integrante de ETA en Madrid y responsable en 2001 del robo de un coche que se usó en un atentado en la calle Corazón de María con 94 heridos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios