Menú

El líder de Manos Limpias habló de una reunión con Fainé por la infanta

La grabación del interrogatorio a Miguel Bernad en la Audiencia: "Dispuestos a pedir la desimputación por el bien de España".

0
Miguel Bernad | EFE

La declaración ante el juez del secretario general de Manos Limpias deja demasiado espacio a las contradicciones. Quizá por eso –y por los sólidos indicios de que formó una organización criminal que se dedicaba al chantaje- Santiago Pedraz acordó prisión incondicional. Aquella conversación, la última en libertad de Miguel Bernad, ha trascendido en los términos esperados: niega haber pedido dinero a nadie por sacar del banquillo a la infanta Cristina.

Aunque sí reconoce una negociación. En la grabación de la comparecencia, adelantada por El Español, Bernad relata una reunión con el presidente de La Caixa, Isidro Fainé, y su número dos, Jaume Giró. El encuentro se produjo porque en la entidad donde trabajaba Cristina de Borbón "estaban preocupados con el tema de la infanta, porque es malo y contribuye a desestabilizar las instituciones", explica el líder de Manos Limpias. El imputado precisa que le pidieron si "de alguna manera podía atemperar este tema".

Según Bernad, esta reunión se produjo "bastante antes" de que comenzara el juicio por el caso Nóos, el pasado mes de enero: "Me habló de la situación delicada que estaba pasando el señor Urdangarin. Le dije si algún día tomamos una decisión será una decisión limpia para España". Para revestir de verosimilitud sus palabras, el jefe del sindicato reclama en varias ocasiones que se cite como testigo a Fainé, una petición que probablemente se materialice en las próximas semanas. Sin embargo, desde La Caixa han negado que se produjera dicho encuentro. La versión de la entidad es que sí se recibió a Bernad pero en ningún momento se entrevistó con el presidente.

"Miquel Roca es un intrigante"

Aquellas negociaciones con La Caixa, "que representaba a la Casa Real", estuvieron cerca de fructificar, según Miguel Bernad. De hecho, dice que llegaron a "redactar un borrador de oficio de desistimiento" de la acusación contra doña Cristina: "Estaríamos dispuestos a pedir la desimputación por el bien de España".

Este borrado vuelve a ser objeto de referencia en otro momento del interrogatorio. Un instante en el que alude al abogado de la infanta: "ese borrador no tuvo efectividad por otras maniobras raras del señor Roca", en referencia a Miquel Roca. Según Bernad, el letrado de la hermana del Rey "pretendía una actuación espuria contra nosotros ofreciendo una cantidad que yo nunca la estimé, pensé que era una trampa, algo repugnante. Lo puse en conocimiento de Fainé, Giró". Al criterio del líder de Manos Limpias, "era para ver si picábamos con un ofrecimiento de dinero. Lo pongo en conocimiento de un notario de Madrid".

Bernad defendió exactamente la postura contraria a los indicios que maneja el juez Pedraz en la investigación. El magistrado expuso en el auto por el que envió a prisión a los dos presuntos líderes de la organización que fue Manos Limpias quien ofreció la redención de la infanta a cambio de tres millones de euros. Mientras que, en su declaración, el imputado se deshace en elogios para Fainé y tacha de "intrigante" a Roca: "Todo el mundo lo conoce. Trataría de emponzoñar el procedimiento. Pero no sabía las negociaciones institucionales que estábamos llevando".

Hace alusión a otras conversaciones con el conde de Fontao que habrían fracasado porque le "menospreció" y un contacto con el "chisgarabís" del pequeño Nicolás que no gustó al juez, puesto que le interrumpió cuando mencionó al joven.

Pineda: "El culpable soy yo"

"Llevo cuatro días sin ver el sol por poner demandas a los bancos". Así justificó el presidente de Ausbanc su detención ante el juez Pedraz. Luis Pineda cree que está en la cárcel por las acciones judiciales que ha emprendido contra las principales entidades del país, o al menos esa es la versión que defendió en sede judicial. El imputado, ahora en prisión incondicional, dijo ser el "máximo resposanble" de las empresas del grupo: "Si hay algo, el culpable soy yo".

Al igual que a Miguel Bernad, se le imputan los delitos de fraude en las subvenciones, estafa, administración desleal, extorsión, amenazas y pertenencia a organización criminal por exigir dinero a personas físicas y jurídicas a cambio de no denunciarlas en los juzgados o difundir noticias negativas. Pineda explicó que Ausbanc se financiaba gracias a sus publicaciones y a las cuotas de los asociados, que podían rondar los 10.000.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios