Menú

Rivera: "No gobernaré con quien vive bajo el chantaje de los corruptos"

El líder de Ciudadanos arranca la precampaña en Valencia centrando sus críticas en Rajoy e Iglesias.

100

Albert Rivera da este domingo en Valencia el pistoletazo de salida a la precampaña de Ciudadanos, que tendrá dos palabras fetiche: acuerdo y cambio. Los centristas van a incorporar herramientas como el Periscope, la plataforma a través de la que el propio presidente del partido naranja, sin más ayuda que su teléfono móvil, ha lanzado un primer mensaje desde la estación de la capital del Turia. En él, ha presentado su lema como candidato a presidente del Gobierno: "Tiempo de acuerdo, tiempo de cambio".

Durante su intervención, en la que ha sido teloneado por el número uno en Valencia, Toni Cantó, y por la cabeza de lista en Alicante, Marta Martín, Rivera ha arremetido duramente contra Mariano Rajoy: "Con pereza y desidia no se arregla el mundo, ni por supuesto España" ha dicho el candidato centrista, que ha señalado que "quienes no hacen nada me ponen muy nervioso, sobre todo si están en el Gobierno".

Abundando en ese mensaje contra el líder del PP, Rivera se ha hecho una pregunta en voz alta: "¿Alguien piensa que Ciudadanos va a gobernar con personas que mantienen a Rita Barberá en la diputación permanente del Senado, con los que aceptan el chantaje? Un chantaje en toda regla, ese de 'querido Mariano'. Una amenaza para no tirar de la mata. Yo quiero un presidente libre, con las manos limpias".

Sin críticas a Pedro Sánchez

El primer acto formal de precampaña ha servido para dejar claro que Ciudadanos no sólo no reniega sino que reivindica su acuerdo de Gobierno con el PSOE, a la postre insuficiente para investir a Pedro Sánchez. Algo que ha quedado de manifiesto en las palabras de Marta Martín: "Gracias a nosotros no ha habido un gobierno radical que quisiera romper España, y eso es el voto útil, gracias a nosotros el PSOE no se ha echado en brazos de quienes querían romper este país".

Lo cierto es que los socialistas salen indemnes tanto del vídeo de campaña, ambientado en un bar con parroquianos muy críticos con un Rajoy que aparece en la televisión y con un simpatizante de Podemos con coleta que no para de pedir al camarero que le fíe cervezas, como de las palabras del propio Rivera, que ha excluido expresamente a Sánchez de sus críticas. El líder de Ciudadanos ha vuelto a señalar a los líderes de PP y Podemos como los culpables de la situación de inestabilidad que vive España: "Uno le dijo que no al Rey y el otro dinamitó todos los acuerdos, el hombre que no quiere acuerdos, que ha impedido que haya gobierno por su vicepresidencia" ha afirmado, antes de pedirle a sus contrincantes que se comprometan, como afirma hacer él mismo, a que "las sillas y los sillones" no sean obstáculo para que la legislatura pueda echar a andar con un nuevo Ejecutivo,

Una campaña más a pie de calle

Rivera va a recorrer hasta el próximo 24 de junio, cuando cierre la campaña en Madrid, unos 17.000 kilómetros distribuidos por casi todas las comunidades autónomas. No habrá excesivas sorpresas en el mensaje, centrado en la necesidad de regenerar la política española, lastrada por la corrupción, pero en hacerlo con la mano tendida al acuerdo, que volverá a ser imprescindible para formar Gobierno después de la cita con las urnas.

El líder naranja sí enfatizará más un mensaje contra Podemos, al que tratará de identificar como el "cambio a peor" por sus propuestas en materia económica, su alianza con la "vieja política" y la ideología comunista que representa IU y, como ya ha quedado de manifiesto en la última semana, por su connivencia con el chavismo que gobierna en Venezuela. Además, esta vez no se ocultará la voluntad de entrar en el Gobierno para llevar a cabo la agenda reformista que propugna el programa electoral naranja.

En cuanto a los actos de campaña, Rivera pisará más la calle que en diciembre, donde tuvo algunos problemas que el número dos del partido y director de la campaña, José Manuel Villegas, rechaza que hubiesen sido "espontáneos". En Cádiz se vivieron momentos de gran tensión con trabajadores de Delphi, en Granada un grupo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (buena parte de cuyas reivindicaciones Ciudadanos ha defendido de manera pionera en el Parlament de Cataluña) interrumpieron a Rivera en un mitin y luego rechazaron el ofrecimiento de sentarse con él y en Guadalajara el líder centrista tuvo que discutir con varios simpatizantes de Podemos que salieron a su paso.

El propio Villegas enfatiza la necesidad de hacer actos de carácter más sectorial antes que mitines "en los que nos vemos los que ya estamos convencidos". En el mitin de arranque de campaña en Valencia, Rivera ha mostrado una librea naranja en la que se ha comprometido a anotar "todas las reivindicaciones de los españoles".

A diferencia de en diciembre, Ciudadanos contará a pleno rendimiento con la infraestructura de su flamante sede en Madrid, enfrente de la Plaza de las Ventas, un edificio de cinco plantas en el que ya trabaja desde hace semanas el equipo de campaña que encabeza Villegas y en el que Fran Hervías y Miguel Gutierrez se ocuparán de los aspectos organizativos, mientras que la comunicación volverá a ser responsabilidad de Fernando de Páramo, la persona que ya está negociando todo lo relativo a los posibles debates que pueden tener lugar.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios