Menú

Susanna Griso se derrite mientras Pablo Iglesias suelta groserías sobre "las mujeres de derechas"

Iglesias, protagonista absoluto en los dos duopolios televisivos la pasada noche, compartió confidencias con Griso en Antena 3.

Libertad Digital
175
Pablo Iglesias y Susanna Griso | Antena 3

Cuarenta minutos después de que arrancara el programa en Telecinco con Ana Rosa Quintana y un grupo de niños, empezó el de Susanna Griso dedicado al líder de Podemos. El espacio, Dos días y una noche, arrancó con la presentadora llegando con su maleta al instituto en el que estudió Iglesias, en el barrio madrileño de Moratalaz. Él la esperaba en la cafetería. Después, tuvieron tiempo de jugar al baloncesto, de comentar aspectos de su infancia y adolescencia y también de hablar de sexo.

Entre otras cosas, Iglesias comentó que su padre le quiso llamar Germinal, Progreso o Espartaco, y que al final ganó Pablo, como el fundador del PSOE en homenaje a sus abuelos socialistas; que le gusta un buen daiquiri o un gin tonic, que su momento para el sexo es el del aperitivo o el de la siesta, que no le molesta ni le ofende que le llamen "el coletas", y que se podría enamorar de una mujer de derechas. Cuando Griso le preguntó por esa cuestión, citó una canción de Los Chikos del Maíz -que también sonaron durante el programa- y comentó que en la letra se dice que "funcionaban superbien en la cama" porque allí "explotaban".

Griso, que lamentó que a los políticos les suele costar "hablar de sexo", interrogó a Iglesias sobre si nota la campaña también en la cama. "A veces el cansancio y el estrés te animan un poco más, ¿a ti no te pasa?", contestó Iglesias haciendo reír a la periodista.

Iglesias, sentado en una terraza con Griso y cerveza en mano, comentó que su momento es el del "aperitivo o la siesta" y lamentó con la presentadora que a los políticos les cueste hablar de sexo. "Yo creo que es una cosa normal, que todo el mundo practica", dijo Iglesias, partidario de "normalizarlo y naturalizarlo". "Es un tema de conversación tan importante como otro cualquiera. Tiene que ver con la felicidad, con la salud, con el respeto", dijo.

En otro punto del programa, jugaron juntos a un juego sexual con dados: "Me ha tocado chupar", dijo Iglesias al tirar los suyos. "¡Culo!", exclamó Griso entre risas, antes de decir "quién me mandaba regalarte esto".

El "atractivo" de Pedro Sánchez

Iglesias también contó que se dejó el pelo largo en segundo de BUP, habló con un megáfono en una asamblea por primera vez en el patio del instituto y fue un estudiante de "bienes y notables" hasta que llegó a la facultad de Ciencias Políticas, donde sí recibió "premio extraordinario" al mejor expediente.

Sobre política, apuntó que quiere ganar al PP y gobernar con el PSOE, al que quiere mirar "de igual a igual", como un aliado. Y tras prometer al PSOE ser leal si comparten poder, dijo que tienen "mucho que aprender" de los socialistas.

También hizo un comentario sobre Sánchez que, según Griso, debería molestarle. Cuando la presentadora le preguntó que dijera algo bueno sobre él, contestó: "Es enormemente atractivo". Sobre Rivera, apuntó que es "enormemente astuto" y "muy hábil" en política.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Una vendedora ambulante pone en su sitio a Gabriel Rufián
    2. Este parásito puede dejarte ciego mientras te duchas
    3. Decenas de muertos tras derrumbarse el puente de una autopista en Génova
    4. Marta Sánchez pierde el vestido y muestra los pechos en un concierto
    5. Pedro Sánchez guarda en la nevera sus impuestos a la banca y el diésel
    0
    comentarios

    Servicios