Menú

Inés Arrimadas: "El votante moderado de Convergencia se ha venido con nosotros"

"Rajoy no puede supeditar su figura a la lucha contra el populismo y el secesionismo".

52
Inés Arrimadas, en un momento de la entrevista | Pedro Ruiz Jiménez

Un instante antes de conceder unos minutos a Libertad Digital en una lujosa terraza de Barcelona, Albert Rivera ha presumido de ella durante un discurso ante empresarias barcelonesas: "Hace años pensé: ésta es buena, y la animé a que se presentara a las primarias". Lo cierto es que Inés Arrimadas (Jerez de la Frontera, 1981) ha hecho algo hasta ahora inédito en la historia de Ciudadanos: suceder a Rivera. Ocurre que con veinticinco escaños en el Parlament de Cataluña, la segunda fuerza política de la cámara, ha alcanzado una responsabilidad política, la de la jefatura de la oposición en una comunidad autónoma, mucho mayor que la que nunca haya tenido el líder centrista. Bajo un sofocante sol, con el pelo recogido, vestida de chaqueta y atendiendo a las empresarias que se quieren fotografiar con ella, Arrimadas habla de política nacional, aunque asegura que su tarea está centrada exclusivamente en Cataluña.

Rivera ha dejado claro el veto a Rajoy, ni siquiera con una abstención Ciudadanos facilitaría su investidura.

Rajoy debería reflexionar por qué es la persona sobre la cuál ustedes nos hacen todas las preguntas. Debería pensar sobre si es necesario que sea el protagonista de las preguntas de los periodistas estos últimos meses. Tiene que pensar si el problema de España, que es el auge del populismo y el secesionismo, puede estar supeditado al debate de si Rajoy sí o no. Los hemos dicho muchas veces, y Albert ha sido muy claro: Rajoy no puede encabezar una nueva etapa política en España. También le digo: no todo depende de Ciudadanos. Cuanta más fuerza tengamos más posibilidades de regeneración habrá.

¿Qué otros perfiles del PP le gustan?

No voy a entrar en eso. Creo que en el PP hay gente muy preparada, valiente, nueva y libre, pero yo quiero que el próximo presidente del Gobierno sea Albert Rivera.

En el debate Rivera confrontó mucho con Rajoy y con Pablo Iglesias y muy poco o casi nada con Pedro Sánchez. Sin embargo, en los últimos días ha comenzado a enfatizar las críticas al PSOE, sobre todo por sus alianzas con Manuela Carmena y Ada Colau.

No es una crítica nueva. Mire, si hoy no está Podemos en el Gobierno es gracias al pacto que nosotros firmamos con el PSOE. Conseguimos traerles hacia la moderación que nosotros representamos. No les dejamos el camino libre para un pacto con Pablo Iglesias, porque hoy se estarían aplicando las políticas económicas de Podemos, que son nefastas. Ya hemos sido útiles, lo vamos a seguir siendo y el PSOE tiene que elegir entre abrir una nueva etapa política con partidos constitucionalistas que además tengan claro el proyecto europeo o si se va a echar en brazos de políticas populistas que no nos convienen nada. Les hemos librado una vez de la tentación de irse con Podemos, espero que no caigan a la segunda.

En Cataluña algunas encuestas apuntan a otro sorpasso que también será histórico: el de Ciudadanos a Convergencia. Es evidente en el discurso de ustedes en el último año un guiño al catalanismo moderado que pueden representar figuras como Miquel Roca o Josep Tarradellas.

Nosotros ocupamos la centralidad política, también en Cataluña, y eso nos da mucha transversalidad. Tenemos votantes decepcionados con el giro identitario y la corrupción del PSC pero también otros que habían votado a CIU, piense que ellos han ganado siempre y por tanto representaban un espectro muy amplio. Ahora mucha gente ve que nosotros representamos la defensa de los intereses de los catalanes pero dentro de un proyecto común español, sin rupturas ni proyectos populistas. Veo a mucha gente que nos dice que lo que queda de CDC está pidiendo el voto para Podemos. Lo veo en el Parlament, hacen unas alabanzas a Podemos por pedir el referéndum. Hay personas muy moderadas que siempre han votado a CIU que se han quedado sin referentes y que ahora nos vota, me lo dicen por la calle. Les gusta nuestro programa económico, nuestra sensatez, nuestra apuesta por la regeneración y, además, Rivera puede ser el primer presidente catalán de la democracia.

Está claro que su figura ha crecido mucho, tanto que hay quien dice que Cataluña se le puede quedar pequeña.

Estoy muy centrada en lo que tenemos aquí, además puede que haya elecciones pronto. Tenemos buen equipo y lo que está pasando aquí es fundamental para el resto de España. Estar en Cataluña hablando de regeneración y defendiendo un proyecto que no pone en jaque la igualdad de los españoles es hacer también política nacional. Defiendo los intereses de los catalanes, pero me siento muy vinculada al proyecto común español.

En el debate, Rivera fue muy cuidadoso con Rajoy en las formas, pero ustedes le han llamado "Rajao" en una campaña en internet.

En las redes se dice de todo, a mí me han dicho barbaridades. Creo que no es una campaña del partido, en cualquier caso yo no tengo nada que ver con ella.

Dígame una política que no sea de Ciudadanos a la que admire.

Me emocionan los discursos de Clara Campoamor en defensa de la igualdad.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios