Menú

Deloitte defiende la rigurosidad del informe para la salida a Bolsa de Bankia

Un representante de la auditora ha cargado contra las conclusiones de los peritos judiciales, según las cuales la entidad falseó su estado contable.

3
Deloitte defiende la rigurosidad del informe para la salida a Bolsa de Bankia
Valores de Bankia en la Bolsa | Archivo

Este litigio gira alrededor de dos postulados sobre un mismo hecho: si Bankia reflejó fielmente su contabilidad en el momento de la salida a Bolsa o, por contra, si los auditores manipularon la situación real de la entidad. Es concretamente una vertiente del conocido como caso Bankia, que instruye el juez Fernando Andreu en la Audiencia Nacional. El magistrado ha tomado declaración este lunes a dos de los imputados: un representante de la multinacional de la auditoría Deloitte y el socio de dicha compañía encargado de examinar las cuentas del banco español y su matriz Banco Financiero y de Ahorros.

Muchos de los que perdieron dinero en aquel episodio, sobre todo particulares, se han sumado a la acusación contra Bankia y quienes elaboraron el informe de cara a la salida a Bolsa. Siguen personadas en el procedimiento como acusación la Confederación Intersindical de Crédito, encabezada por quien fuera líder de UPyD, Andrés Herzog; y el colectivo ciudadano creado ah hoc 15MpaRato. Estas dos partes han encontrado respaldo en dos peritos del Banco de España a los que el juez Andreu pidió diligencias. Concluyeron que las cuentas de la salida a Bolsa no reflejaban la imagen fiel de la entidad.

Los dos investigados han sostenido lo contrario este lunes ante el juez. Está llevando la voz cantante en este sentido Francisco Celma. El socio de Deloitte y auditor de Bankia ha defendido "la rigurosidad y profundidad" de su trabajo, negando supuestos errores en las cuentas a los que hicieron alusión los peritos adscritos al Juzgado de Fernando Andreu. Celma ha explicado que para realizar ese informe de salida a Bolsa siguieron instrucciones de la CNMV y del Banco de España; y además contaron con su aval. De hecho, según el imputado, las conclusiones de otras firmas de reconocido prestigio, como PwC, Ernst and Young y KPMG, que auditaron en 2010 las cuentas de cinco de las cajas que se integraron en Bankia, también contradicen el criterio de los peritos.

Contra el informe de los peritos

Ni siquiera el propio Banco de España comparte plenamente la postura de sus dos peritos representantes en la investigación de la salida a Bolsa. Celma ha cargado duramente contra ellos. Tal y como ha sostenido el investigado, las provisiones de Bankia ascendían en aquel momento a 3.000 millones de euros, aportando documentación para apoyar esta tesis. La postura de las asesorías y supervisores externos del informe que presentó el banco en la Oferta Pública de Suscripción de Acciones converge en que los peritos judiciales han analizado unos hechos del pasado utilizando información posterior. En otras palabras, que parte de una caída del mercado que aún no se había producido.

El auditor de Deloitte en Bankia, Francisco Celma, ha manifestado que los peritos judiciales aplicaron "una normativa contable inventada por ellos mismos". Son Antonio Busquets y Víctor Sánchez Nogueras, adscritos al Banco de España, quien ratificaron el pasado 12 de enero los informes en los que apuntaban que el grupo, conformado en diciembre de 2010 por siete cajas de ahorro, presentaba pérdidas desde dos años antes, y la entidad salió a Bolsa sin ofrecer su "imagen fiel" a los inversores y a los accionistas minoritarios.

En julio de 2012, Andreu imputó al exvicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia Rodrigo Rato, a una treintena de antiguos miembros del Consejo de Administración, así como a Bankia y BFA en calidad de personas jurídicas por indicios de delitos de falsificación de cuentas, administración desleal, maquinación para alterar el precio de las cosas y apropiación indebida.

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios