Menú

Victoria de Rajoy y fracaso sin paliativos de Unidos Podemos

La profecía del sorpasso no se cumple. El PP tumba las previsiones de los sondeos.

Libertad Digital
314
Celebración en Génova | David Mudarra

Todas las encuestas fallaron: Iglesias no logró el ansiado segundo puesto y tanto PP como PSOE consiguieron un resultado mejor del previsto. El escenario tras el 26J, eso sí, sigue siendo incierto.

Con casi el 100% del voto escrutado, el PP gana las elecciones y consigue mejorar de forma notable los resultados del 20D: obtiene 137 escaños, catorce más que en diciembre, y un porcentaje del 33%, por encima del 30% que se pusieron como objetivo. Rajoy sale reforzado y el partido respira tranquilo.

El PSOE, mientras, logra una derrota relativa: pese a que pierde cinco escaños y bate su propio récord de peor resultado histórico, mantiene el segundo puesto que le arrebataban todos los sondeos. Obtiene un 22,8% de los votos y 85 diputados. El resultado tiene un valor inmenso para el cuestionadísimo Pedro Sánchez.

El titular de la noche es para la coalición Unidos Podemos: se quedan muy lejos de las expectativas que se hicieron tras la alianza con Garzón e incluso empeoran los resultados que ambos lograron por separado en diciembre. La candidatura de extrema izquierda ha perdido 1.100.000 votos respecto a diciembre, logrando un 21,1% de los votos, muy lejos del 24% que obtuvieron por separado.

En cuanto a escaños se quedan en 71, justo los mismos que obtuvieron por separado hace seis meses cuando de haberse presentado unidos habrían llegado a 86. Estamos, por tanto, ante un batacazo sideral ya que ni siquiera han conseguido un diputado más pese a la indiscutible ventaja que concede la ley d'Hont a las coaliciones electorales. El sorpasso al PSOE, que daban por descontado, se ha quedado lejísimos. La desolación entre los dirigentes era total tras el recuento.

Para Ciudadanos la noche tampoco ha sido buena. Pierden ocho escaños, con el 13% de los votos. Obtendrían 32 frente a los 40 actuales. El resultado, no obstante, tiene más lecturas: pese al duro castigo en escaños los de Rivera sólo han perdido menos de un 1% del voto, han consolidado un espacio político en el centro y, previsiblemente, serán decisivos en la formación de un gobierno.

En cuanto al resto de partidos, los nacionalistas catalanes logran un resultado casi idéntico: Convergencia logra los 8 que tiene ahora y ERC, los 9 actuales. El PNV pierde uno: de 6 pasa a 5 diputados. EH Bildu mantiene sus dos escaños y Coalición Canaria también conserva el suyo.

Así las cosas, el panorama de hipotéticos pactos tampoco queda claro: la suma más previsible es la de los 137 escaños del PP, los 32 de Ciudadanos, los 5 del PNV y el que ha logrado Coalición Canaria. El total es de 175, justo la mitad del hemiciclo, por lo que para ser nombrado presidente Rajoy necesitaría un apoyo extra en forma de abstención, ausencia...

El empate podría repetirse en la mayor parte de las votaciones importantes, por lo que incluso para lograr la aprobación de unos presupuestos, por ejemplo, volvería a necesitar algún apoyo más allá de los cuatro partidos que formarían el bloque gubernamental.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Abatimiento en el equipo de Santamaría
    2. Casado vence a Santamaría y abre una nueva etapa en el PP
    3. Puigdemont se hace con el control del PDeCAT
    4. Pedro Fernández Barbadillo: 'La victoria de Casado y la debilidad de la prensa'
    5. Los partidos opinan sobre la victoria de Casado: "Más de lo mismo" y "el pésame para Vox"
    0
    comentarios

    Servicios