Menú

La oposición en bloque estalla contra la última idea de Carmena: los jurados vecinales

"Es embrión de algo mucho más peligroso: la tentación totalitaria, sectaria y liberticida que envuelve a su proyecto político", le espetó Aguirre.

100
La oposición en bloque estalla contra la última idea de Carmena: los jurados vecinales
Barbero junto a agentes y bomberos durante un incendio desatado unos días en Gran Vía | Twitter

Si hubo este martes un asunto que provocó unanimidad en el rechazo de los partidos de la oposición del Ayuntamiento de Madrid fue la idea de crear "jurados vecinales". Según adelantaba este martes El País, el Ejecutivo municipal que dirige la alcaldesa Manuela Carmena quiere poner en marcha un plan piloto, que se iniciará en Lavapiés, y que consistirá en crear una nueva figura político-policial en los 121 barrios de la ciudad. A través de la implantación de la llamada Policía Comunitaria, se pretende instaurar una estructura policial, judicial y social paralela a la existente. Ésta incluye un gestor de barrio -nombrado por el Ayuntamiento-, del que dependerán los agentes municipales y una mesa de convivencia y seguridad. El Consistorio pretende crear también "jurados vecinales", donde se encontrarán las partes en conflicto.

Las portavoces de PP, PSOE y Ciudadanos expresaron su total desacuerdo [Aguirre y Villacís también durante la celebración del debate sobre el estado de la ciudad] con esta medida y coincidieron en destacar que para esas tareas ya están los jueces y las fuerzas de Seguridad del Estado.

Esperanza Aguirre, durante su intervención en el Pleno, manifestó que "esos jurados vecinales y gestores de barrio son nuevos comisarios políticos con los que ustedes pretenden rehabilitarnos psicosocialmente". En su opinión, esta medida es "un disparate más a los que nos tiene acostumbrados" la alcaldesa, pero yendo un paso más allá: "Creo que esto es embrión de algo mucho más peligroso, que es la tentación totalitaria, sectaria y liberticida que envuelve a su proyecto político".

Según Aguirre, es un "absoluto dislate" que se quiera proponer que la responsabilidad en asuntos de seguridad, "que la tienen las fuerzas de Seguridad del Estado y la Policía Municipal", sea ejercida por "personas puestas por Ahora Madrid".

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, que terminó su intervención en el pleno leyendo en alto la información del diario de Prisa, aseguró que tal idea supone "no tener claro cuáles son las competencias del Ayuntamiento". "Ya tenemos jueces y policías y no comprendemos el porqué de esta propuesta ni por qué se habla de colectivos vecinales a los que hay que respetar porque no les gusta la policía", afirmó la portavoz de la formación centrista.

"No hay que reproducir los organismos del Estado; es algo que no tiene sentido", apuntó Villacís, quien concluyó diciendo que "no comprendo nada y cada vez entiendo menos".

Por último la portavoz del PSOE, si bien no preguntó ni hizo ningún comentario durante el debate sobre esta cuestión, señaló después a la prensa que su partido tendrá que analizar bien el proyecto porque "o está mal contado o está mal planteado".

Purificación Causapié recordó que la labor de juzgar "sólo deben hacerla los juzgados" y que, por lo tanto, no tiene fundamento el concepto de los jurados vecinales. La portavoz socialista añadió que si fuese mediación, "que parece que es de lo que se trata", ya existen los servicios sociales que "pueden hacer labor de mediación con las familias y la comunidad "en coordinación con la Policía Municipal y con los servicios jurídicos y de atención ciudadana que debe haber en las juntas de Distrito". "Los servicios que son profesionales debe proporcionarlos los trabajadores o funcionarios del Ayuntamiento de Madrid", afirmó.

Así las cosas, esta noticia eclipsó el "discurso de investidura"–tal y como lo calificó Villacís- y triunfalista que realizó la regidora. En la rueda de prensa que el equipo de gobierno ofreció al término del debate, la práctica totalidad de las preguntas estuvieron dirigidas a abordar esta cuestión. No obstante, y a pesar del revuelo que esta noticia había ocasionado, el concejal de Seguridad no sentó en la mesa de los intervinientes [ocupada por la propia Carmena, Marta Higueras, Luis Cueto, Rita Maestre y Nacho Murgui] por lo que Javier Barbero se vio obligado a levantarse hasta en cuatro ocasiones de su asiento para coger un micrófono y contestar así a los periodistas.

Visiblemente molesto, Barbero aseguró que se trata de una experiencia piloto que se ha puesto en marcha en Lavapiés a petición de los vecinos. Insistió en que no se abordarán temas penales –"no vas a poner al asesino junto a la víctima"- pero sí asuntos de convivencia: "Si hay un problema de ruidos habrá que sentar a la empresa donde esos ruidos se están produciendo con los vecinos para ver cómo gestionamos el conflicto porque todos somos parte de esa convivencia".

"Hay muchas maneras de solucionar los conflictos y todo lo que sea no judicializar la vida es un beneficio para los vecinos y las vecinas", concluyó.

En Twitter se explicó así:

"Falta gravísimamente a la verdad"

El último tuit de Barbero fue desmentido por el portavoz adjunto del PP. Íñigo Henríquez de Luna le acusó de "faltar gravísimamente a la verdad" al decir que el proyecto de gobernanza comunitaria de Lavapiés es la ejecución de un acuerdo por unanimidad del pleno de la Junta Municipal de Centro" y explicó que el 21 de enero de 2016 el Pleno aprobó por unanimidad una propuesta conjunta de PP y PSOE donde se instaba a hacer un análisis y evaluación del actual Plan de Mejora de la Seguridad y Convivencia en Lavapiés 2012-2015, así como instar a la creación de una mesa de convivencia y seguridad en Lavapiés donde se integraran las distintas instituciones y áreas del Ayuntamiento implicadas y el tejido asociativo.

"Nada que ver con la demencial propuesta de policía comunitaria y jurados vecinales que nos ha anunciado el concejal. Es querer ningunear y manipular el acuerdo del pleno", criticó para añadir que como prueba está "la condena unánime de los tres grupos políticos de la oposición" que se han desmarcado "de este demencial plan de seguridad y convivencia para Lavapiés".

Ante esta situación avanzó que esta tarde, cuando está prevista la constitución de la mesa de seguridad y convivencia de Lavapiés en el centro social Casino de la Reina, el PP va a denunciar "esta absurda manipulación".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios