Menú

"Miedo" y "cabreo" en Podemos tras la "novatada" de los nacionalistas

Ya tenemos Congreso y esta vez las chorradas de Podemos pasaron desapercibidas. Ya son parte del paisaje.

0
Ya tenemos Congreso y esta vez las chorradas de Podemos pasaron desapercibidas. Ya son parte del paisaje.
Pablo Iglesias, tras la sesión constituriva del Congreso. | EFE

"PP y Convergencia se apoyan en el Congreso tras años de ruptura", dice El Mundo flipando. Lo que es la política. "Nacionalistas catalanes y vascos votan a favor de la candidatura de los populares a la Mesa del Congreso", lo que provocó un cabreo sideral de Iglesias. Lucía Méndez dice que "lo primero que han hecho los partidos nacionalistas es gastar una novatada a los muchachos de Podemos. Pablo Iglesias creyó que presentando a un candidato catalán que defiende el derecho a decidir iba a ser fácil conseguir su voto y ha encontrado la respuesta en partidos que más saben por viejos que por diablos. Los nacionalistas se apuntaron al pacto PP-Ciudadanos". Pablo estaba fuera de sí, preguntando a todo Cristo "¿has sido tú, has sido tú?". Hasta a Tardá le preguntaron. La respuesta del de ERC fue contundente: ¿Tú estás tonto o qué, chaval? Álvaro Carvajal dice que en el PSOE dan botes de alegría. "El PSOE sueña con evitar la losa de la abstención". "El alivio del PSOE es directamente proporcional al miedo de Podemos. Lleva semanas afilando la guadaña para abalanzarse a por el PSOE en caso de abstenerse". Toma, eso por listos. Federico Jiménez Losantos dice que hubo "un gran paso en la buena dirección" con la elección de Ana Pastor. Pero también un "tropezón inquietante: los diez votos para el bloque PP-C's provenientes del Partit Trescentista Catalá y los jetzalés aranistas. ¿Es sólo el pago de un grupo parlamentario para el trescentismo o la retribución de la escandalosa prevarigalupación de la Fiscalía de Mas, al que quiere perdonar la malversación de fondos del referéndum golpista con el peregrino argumento de que se contrató a los proveedores de urnas y demás antes de la prohibición del Constitucional? (…) El primer enemigo de España es el separatismo catalán. Si el preacuerdo PP-Ciudadanos no sirve para combatirlo en serio, no servirá para nada".

El editorial sigue, erre que erre, con que PP, PSOE y Ciudadanos "tienen que dejar a un lado el tacticismo y descartar la nefasta hipótesis de unas terceras elecciones. De Podemos poco puede esperarse. En cambio, PP, PSOE y Ciudadanos deben traducir el mandato de las urnas en acuerdos que permitan un Gobierno que responda a los retos del país".

El País dice estupefacto que "los nacionalistas abren la vía a un nuevo Gobierno de Rajoy". El editorial pide explicaciones al PP por esos votos. "Más allá de la sorpresa que esta situación ha provocado, es necesario saber si ha mediado alguna negociación del PP con los nacionalistas". Y no por nada, sino porque "el PP se rasgó las vestiduras en la legislatura pasada cuando se supo el PSOE quería ayudar a los nacionalistas catalanes y a ERC a completar los requisitos para formar grupos en el Senado. Entonces el gobierno en funciones salió en tromba interpretando el gesto como una operación ilegítima y vergonzante de Pedro Sánchez destinada a favorecer su propia investidura (…) Lo sorprendente es asistir a los votos depositados ayer, y tal vez a las abstenciones de mañana, después de todo lo escuchado al PP sobre los gravísimos riesgos que acechan a la unidad de España si se hace cualquier gesto hacia los nacionalistas e independentistas de Cataluña (…) ¿Serían convenientes para Rajoy posibles abstenciones entre los que hasta hace poco le parecían tan peligrosos?". Pues algo de razón no les falta. Rubén Amón tira de ironía y dice que Rajoy "ya habla catalán en la intimidad". Y por lo visto no se le da mal.

ABC se hace el sueco con el voto de los independentistas. "Rajoy buscará el sí de Rivera antes que la abstención del PSOE". La advertencia viene en el editorial. "Rajoy nunca podrá pactar con quienes desafían al Estado con la secesión si antes no media una rectificación en toda regla y una renuncia expresa de su amenaza independentista. Por ahí, el camino parece cegado". A ver cómo lo justifican cuando pase. La noticia, enviada a la página 20, dice que "Sánchez insiste en que sea CDC la que desbloquee la investidura". Eso, echando la culpa a otros. "Desde la Moncloa se quitó importancia a la procedencia de los votos. Los votos no manchan, lo que manchan son las políticas", claro, claro "y lo que tiene perfectamente claro el ejecutivo de Rajoy es que no va a cambiar una sola de sus políticas respecto a la Constitución y al modelo territorial de España, por mucha abstención que se produzca, y que no se descarta, desde CDC". Que le van a dar la presidencia por su cara bonita, vamos.

La Razón sigue dándole instrucciones al Rey. "El Rey da tiempo a los partidos y no hará una ronda de consultas express". Al igual que ABC, echa balones fuera sobre los votos misteriosos. "Sánchez quiere dejar la 'papeleta' de la abstención a Convergencia y PNV". Hombre, tontos no son. Marhuenda sale con uñas y dientes a defender a Rajoy. "El PSOE está en su derecho de lanzar todas las cortinas de humo que quiera, pero debe ser consciente de que su táctica ya no engaña a nadie: si la XII legislatura se convierte en un fracaso como la anterior, los ciudadanos responsabilizarán directamente al partido socialista de haber impedido la formación de gobierno". Lo sucedido con los votos nacionalistas es que "los gestos políticos, las cortesías parlamentarias e, incluso, los acuerdos meramente finalistas entre las distintas fuerzas del Congreso y del Senado durante la conformación de las Cámaras y la distribución de los grupos, no tiene por qué traducirse en pactos de investidura o acuerdos de legislatura". Toni Bolaño le dice a su jefe que se deje de cuentos chinos, que "desde ayer sabemos que en el Congreso hay diez diputados fantasma", que Rajoy, tal y como le recomendó el PSOE, "busca acuerdos entre sus afines ideológicos", "aunque los afines se escondan bajo sus vergüenzas y se nieguen a reconocer la realidad (…) 'Es el gobierno, estúpido'". El PP "quiere rehacer puentes con Cataluña" y con el PNV. "Son casos de asistencia mutua". O sea, que hay pacto. "Lo que es de traca es el cabreo de Iglesias. Por fin ha descubierto que los nacionalistas catalanes y vascos son de derechas, liberales, neoliberales, demócratacristianos y conservadores. Y no tienen ni puñetera gana de sumarse a la mayoría de izquierdas". Si es que es más bobito, se las dan por todos lados.

La Vanguardia dice directamente que "Rajoy implica a CDC y PNV en el pacto por el congreso". Para Enric Juliana, "esa votación es un enigma. Parece un mensaje en clave. Parece una paga y una señal". Y "los socialistas se quedaron boquiabiertos. El PP se permite el lujo de pactar con los denostados nacionalistas mientras la sección meridional PSOE mantiene en vigor la fetua que impide a Pedro Sánchez acercarse sin velo a los independentistas catalanes". Sí, un poco de narices tiene la cosa.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot