Menú

Felipe, "échales la bronca por todos nosotros a estos niños egoístas"

Comienza la semana de las consultas del Rey y estamos dónde estábamos. Eso sí, con el cabreo ciudadano subiendo varios grados.

0
Comienza la semana de las consultas del Rey y estamos dónde estábamos. Eso sí, con el cabreo ciudadano subiendo varios grados.
El Rey Felipe VI. | EFE

El Mundo abre con la corrupción en Cataluña. "El 'rey de la basura' reconoce que financió a CDC y a Unió". Dice el editorial que Mas quiere que el cambio de siglas de Convergencia "le sirvan de cortafuego ante los pufos económicos que acumulan y ante el de cerco judicial cada vez más estrecho por toda clase de casos de corrupción y presunta financiación ilegal". Pero "se llame CDC, o ahora PDC, el partido gobernante en Cataluña está internamente corroído por la corrupción. Mientras dirigentes como Mas sigan al frente y no se acometa una verdadera limpieza interna, ninguna argucia borrará un historial que huele a podrido". Que aunque la mona se vista de seda mona se queda. Santiago González dice que "en el parvulario del Congreso las cosas siguen como estaban". "Los gestos y mohínes de Pedro están resultando francamente llamativos. Él sigue en el no. No a las terceras y no a Rajoy, soplar y sorber, salvo que de verdad piense urdir algo con el silente Pablo". "Lo de Riverita está resultando espectacular. Atenazado por el miedo a que Pablo tache a Ciudadanos de ser otra marca de las Nuevas Generaciones del PP, convencido al mismo tiempo de que no deber haber terceras elecciones, y de que su aportación es inane, quiere que la tarea se la hagan otros: los diputados socialistas y el Rey, si se deja, en lugar de poner a trabajar sus 32 escaños, forzar así al PSOE de manera efectiva y negociar su entrada en el Gobierno, un lugar mucho más acogedor que una oposición que ya se van a diputar Pedro y Pablo, donde no hay sitio para él. A mí me está pareciendo un poco verde". Sí, le falta algún hervor.

El País nos cuenta que nos podemos ir de vacaciones. "El fracaso de Rajoy para sumar apoyos retrasa su investidura". En el editorial centra sus críticas en Convergencia por apoyar al PP en el Congreso. "La decisión chirría, por incoherente (…) Y choca más porque el apoyo ha sido clandestino, inexplicado y tratando a sus fieles como idiotas". Mientras, CDC o como quiera llamarse sigue su ruta separatista. "Lo extraño es que el independentismo reclama reconocimiento a su legitimidad mientras lo erosiona hurtando la mínima lealtad. Y que el PP dé la impresión de que se aviene a ello con tal de apalancar a su candidato a La Moncloa". Pues a mí lo que me parece extraño es que a El País eso le extrañe, es de lo más normal.

ABC dice que "Rajoy busca respaldos en el Ibex para lograr el 'sí' de Rivera a su investidura". ¿Y no sería más práctico que los buscara en Ciudadanos? Dice el editorial que Rajoy es consciente de que "el voto favorable del partido naranja a su investidura es lo único que podría hacer recapacitar mínimamente a los socialistas. La posición que ocupe Ciudadanos en el tablero será determinante, ya que, si apoyara al PP, la responsabilidad de provocar las terceras elecciones recaería exclusivamente sobre los socialistas y, tratándose de un escenario que nadie desea, los incentivos para abstenerse serían mayores. Es la hora de la política, pero también de la responsabilidad y de la altura de miras por parte de todos". Altura de miras, dice. Si la mirada sólo les alcanza a su propio ombligo. Isabel San Sebastián está negra con el pacto de Rajoy con Convergencia. "Búsquese los votos o abstenciones que precisa donde sea, pero sepa que el nacionalismo es insaciable y siempre pone un precio imposible de pagar. Con separatistas no se pacta". Creerá Isabel que Rajoy no lo sabe.

La Razón presiona al PSOE en lugar de a Rivera. "Los barones intervendrán si Sánchez fuerza unas nuevas elecciones". Otra vez llamando a la puerta de los barones. Marhuenda no escarmienta, si siempre se quedan en meros amagos. Dice el editorial que "los dirigentes territoriales deben tomar la palabra de manera urgente y hacer ver a la actual dirección federal que llevar a los ciudadanos de nuevo ante las urnas va en contra de los intereses generales y además ahonda en la crisis del PSOE". Y dice que Sánchez piensa que de perdidos al río, que "dado que ya se ha tocado fondo electoral solo cabe volver a subir, por lo que hay que persistir en el bloqueo y en unas nuevas elecciones. La estrategia es perversa". La columnista Sandra Golpe da en la diana del sentir ciudadano. "Ni Santiago Apostol ni leches. Castigados sin vacaciones hasta que se entiendan y hagan con urgencia la tarea. ¿Qué se han creído? Los españoles nos estamos hartando de sus líneas rojas (...) Como niños egoístas, juegan al no me bajo del carro y tonto el ultimo. Cobran a fin de mes, eso sí". Y le pide un favor al Rey. "Échales la bronca con ganas, por todos nosotros, quédate a gusto. Díselo en nuestro nombre". Que estamos hasta las narices, que ya, que basta. Que se acabó. Gobierno ya y punto.

En España

    0
    comentarios

    Servicios