Menú

"Caixa Catalana", la primera entidad financiera independentista

El proyecto se define como una "cooperativa de crédito popular" y pretende "repatriar" el dinero de "los catalanes comprometidos con el país".

(Barcelona)
0
"Caixa Catalana", la primera entidad financiera independentista
La presentación del proyecto | Youtube

El proceso separatista ha dejado de vender toallas de playa para pasarse a los grandes negocios. El próximo 3 de septiembre se presentará en sociedad "Caixa Catalana". Será una asamblea fundacional en la facultad de Economía de la Universidad de Barcelona. Sus promotores se definen así: "Venimos del mundo de la empresa, algunos somos extrabajadores de antiguas cajas de ahorro, profesores, profesionales de la economía o simples ciudadanos con voluntad de volver a construir una auténtica Entidad Financiera Popular".

En la presentación, la Caixa Catalana aduce para justificar su creación que "muchos catalanes tenemos nuestros ahorros depositados a disgusto en entidades financieras que son ajenas al país y a los intereses de los ciudadanos. Los catalanes que estamos comprometidos con el país no queremos tener nuestros recursos en manos foráneas, dependiendo siempre de Madrid".

Modelo Banca Catalana

Las intenciones son muy parecidas a las de Banca Catalana, el banco que fundara y quebrara Jordi Pujol para la construcción de su proyecto político. "Muchos catalanes -afirman los impulsores de la nueva entidad- no somos conscientes de que si agrupásemos nuestros ahorros dispondríamos de una masa de capital muy importante que podríamos canalizar para el bien del país y las clases media y baja de Cataluña".


Fundada por siete en un bar


La entidad, según reconocen sus promotores, nació en un bar de la calle Pau Claris de Barcelona y en su acta fundacional figura la firma de siete personas. Joan Olivé i Mallafré es el presidente. De vicepresidente figura Jaume Vall i Pedret. Marta Poch i Rosell es la secretaria y Raimon Baiges i Giménez, el tesorero.


Otras empresas del proceso

"Caixa Catalana" es el último de los negocios de campanillas asociados con el proceso separatista. Primero fue la compañía telefónica "Parlem" (Hablemos), de sonoro fracaso. Después, "Petrolis Independents", cuatro gasolineras localizadas en Vic, Tárrega, Mollerusa y L'Ametlla del Vallés, que operan bajo la marca de la estelada y presumen en las redes sociales de "destinar parte de los beneficios a proyectos de entidades soberanistas".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios