Menú

La fuerte discusión de Diana Quer con su madre y su hermana días antes de desaparecer

Ningún rastro físico; ninguna señal de violencia. Nada. Los investigadores manejan varias hipótesis, también la de la marcha voluntaria de la joven.

Libertad Digital
0
EFE

Los investigadores de la desaparición de Diana Quer siguen manteniendo como primera hipótesis la marcha voluntaria de la joven madrileña, aunque admiten que luego "pudo torcerse". El hecho principal que refuerza esta tesis es una fuerte discusión que, al parecer, se produjo entre la chica, su hermana menor, Valeria, y su madre, Diana López-Pinel.

Según informa este domingo La voz de Galicia, la pelea ocurrió el jueves 18, cuatro días antes de la desaparición de Diana y el incidente acabó con su hermana y su madre en el centro de salud de A Pobra, municipio del que ésta desapareció y en donde veranea con su familia.

Valeria y su madre, según varios testigos, se presentaron en el centro médico visiblemente alteradas y buscando algún tipo de medicación que las calmase. Madre e hija entraron juntas en la consulta y salieron con evidentes signos de disconformidad, publica el diario gallego. De allí fueron al hospital de Barbanza. Llegaron muy nerviosas también y reclamaron celeridad con un tono de voz elevado, lo que molestó a otros pacientes que también se encontraban en ese momento en la sala de espera del hospital.

Al parecer, según las fuentes consultadas por La voz de Galicia, esta discusión es un incidente más en el seno de esta familia. La joven de 18 años habría entrado en una difícil situación tras el divorcio de sus padres hace unos años, llegando a sufrir un episodio de anorexia.

La hipótesis de la marcha voluntaria de Diana Quer viene reforzada porque no se ha hallado ningún rastro físico ni ninguna señal de violencia en el kilómetro que lleva a su casa y que la joven habría recorrido tras estar de fiesta con sus amigos.

Sea como fuere, las fuerzas de seguridad no descartan ninguna de las teorías; obviamente tampoco la que se abrió tras tener conocimiento de los mensajes que se envió con un amigo de Madrid cuando regresaba a casa de madrugada y en los que le contaba que había visto a alguien que no le gustaba nada y que se estaba preocupando. "Me estoy acojonando, un gitano me estaba llamando", le contó.

Y es que algunos jóvenes coincidieron en describir a un hombre de tez morena (que no tendría por qué ser de la etnia que citaba la desaparecida) y con tatuajes, que iba acompañado de otros dos y que, durante las fiestas, había perseguido a otras chicas. Tal y como ha publicado el Diario de Arousa, una menor de 17 años ha descrito con detalle a un hombre de unos 35 años, alto, con un tatuaje en el hombro, que trabajaba en el montaje de una atracción de feria, que se dirigió a ella en la medianoche del domingo con términos semejantes,"morena, ven aquí".

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'Absolución judicial y tentación bipartidista del PP de Casado'
    2. Las cinco razones por las que Carmena está encareciendo el alquiler en Madrid
    3. Una encuesta de Carmena le da la alcaldía a Villacís
    4. Alberto Alesina, el economista italiano que desmonta la estrategia fiscal de Pedro Sánchez
    5. 'Trilerismo en el Presupuesto': el Pacto de Toledo maquillará las cuentas para evitar la reforma de las pensiones
    0
    comentarios

    Servicios