Menú

El soplón de Imelsa habla otra vez de “puro enchufismo” en Valencia

Marcos Benavent, que se llevó “de todo” de la Diputación, ha declarado ante el juez como imputado.

0
El soplón de Imelsa habla otra vez de “puro enchufismo” en Valencia
Marcos Benavent, ex alto cargo de Valencia | EFE

Marcos Benavent no fue solo dirigente de Imelsa, la empresa pública medioambiental dependiente de la Diputación de Valencia. Irrumpió en el panorama mediático por una serie de grabaciones que recopiló durante años. Sonidos que desvelaron indicios de una trama basada en el cobro de comisiones millonarias a cambio de la concesión de contratos para obras públicas. Estas adjudicaciones incluyen proyectos como el plan provincial de LED, dotaciones de césped artificial en instalaciones deportivas, la reforma de las Torres de Cuart y el puente de Serranos o la Mostra del Cine, esta última a favor del sobrino de Rita Barberá. Un agujero de dinero público que, según la investigación, lleva las siglas del Partido Popular en Valencia.

En el epicentro de la presunta red de corrupción aparece el expresidente del Partido Popular en la Provincia de Valencia. Alfonso Rus se vio forzado a dimitir el pasado abril, a apenas un mes de las pasadas elecciones autonómicas y municipales, cuando salieron a la luz los archivos, incluidos en una denuncia Esquerra Unida. Se le escucha contando billetes de quinientos euros, al parecer de comisiones ilegales, hasta llegar a "12.000 euros, dos millones de pelas". Y aparece a su lado Marcos Benavent, que este jueves ha regresado al Juzgado de Instrucción nº 18 de Valencia para declarar como imputado en la llamada "pieza de los zombis".

Benavent ya avisó en mayo de 2015: "Va a salir mierda a punta pala". A la salida de su primera declaración como imputad, reconoció que se había llevado "de todo" de la Diputación -aunque pensaba devolverlo, según dijo- y aseguró que colaboraría con la Justicia con intención de hacer daño "a mucha gente" contando la verdad. En esta misma comparecencia pública justificó que se había llevado fondos de la corporación provincial porque era un "yonqui del dinero". Como gerente de la empresa Imelsa, adscrita a la Diputación valenciana, la Justicia lo sitúa al frente de un entramado de sociedades que, a su vez, se beneficiaban mediante los contratos públicos.

Efectivamente, ha tirado un poco más de la manta, esta vez antes incluso de sentarse ante el juez. Ha explicado que en la Diputación había "puro enchufismo" y "fraude" en la contratación. Según Benavent había gente que cobraba sin ir a trabajar. Sobre los criterios establecidos para efectuar las contrataciones en Imelsa, ha manifestado que "entre todos, yo que era el que firmaba", aunque también está "quien daba los nombres". Sin embargo, no ha querido aclarar si ese sujeto era Alfonso Rus.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios