Menú

Rato defiende los fichajes de su excuñado y su secretaria en Bankia

El que fuera vicepresidente de Aznar ha declarado como imputado ante el juez que investiga irregularidades en su patrimonio.

0
Rato defiende los fichajes de su excuñado y su secretaria en Bankia
Rodrigo Rato a la entrada de los Juzgados | EFE

Rodrigo Rato no vira un milímetro su estrategia de defensa: sigue aferrado a la falta de evidencias en su contra. Pruebas que avalen las hipótesis del juez Antonio Serrrano-Arnal, que investiga delitos fiscales, corrupción entre particulares y blanqueo de capitales en conexión con el patrimonio de exvicepresidente económico de José María Aznar. En esta ocasión, Rato ha acudido para declarar en el marco de la vertiente sobre presuntas contrataciones irregulares en Bankia entre 2010 y 2012, cuando presidía la entidad.

Según varios informes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil que maneja el juez, Rato incorporó a dedo a dos personas de su círculo más cercano. Por un lado, fichó como asesor para Bankia a su excuñado, Santiago Alarcó, con un salario inicial de 120.000 euros que, después de dos revisiones en dos años, alcanzó los 480.000. Además, habría mediado para la incorporación de su secretaria, Teresa Arellano, cuya retribución experimentó también constantes incrementos: 110.000 euros en 2010, 213.000 en 2011 y 374.500 en 2012, con una indemnización por despido de 339.619 euros, reconocida una antigüedad de doce años que a tenor de la Fiscalía, podrían suponer un ejemplo de administración desleal.

Serrano-Arnal citó como imputados a los tres protagonistas de este episodio; y, como testigo, a Carlos Stilianopoulos, ahora director general de Beka Finance, antes Bankia Bolsa, y que en el momento de las contrataciones, en 2011, formaba parte del Comité de Activos y Pasivos que las supervisaba.

Contrataciones "beneficiosas", según Rato

Rato ha argumentado las dos contrataciones por convenientes y favorables para Bankia. Aunque no ha atendido a los medios de comunicación, sí se lo ha explicado en exclusiva a la agencia EFE. El exministro sostiene que esta causa obedece a "una denuncia falsa" y que contiene "inexactitudes que deberían haber sido comprobadas por la Oficina Nacional de Investigación del Fraude en los registros de Hacienda".

En relación a su excuñado, Rato ha indicado que el ingreso de Alarcó en Bankia "fue muy beneficioso para la entidad, particularmente en temas como la liquidez y el manejo del balance, ya que la caja carecía entonces de profesionales con su experiencia internacional". Ha añadido, en base al testimonio recogido por la agencia, que esta contratación prosperó a través del Comité de Medios, del que nunca formó parte, y, en relación con el salario, que fue revisado en dos ocasiones por dicho Comité. Sobre Teresa Arellano, su secretaria, ha señalado que "contaba con una amplia experiencia en servicios de máxima responsabilidad y representación, y que sus condiciones laborales fueron negociadas por ella directamente con Caja Madrid".

Caso Rato

Ha sido la cuarta ocasión que acude a los Juzgados de Plaza de Castilla. Quien fuera presidente del Fondo Monetario Internacional no guardaba un buen recuerdo de su última visita. Ocurrió el pasado febrero, cuando un afectado por las participaciones preferentes de avanzada edad le golpeó en los accesos. En cualquier caso, sigue el procedimiento abierto relacionado con irregularidades vinculadas a su patrimonio por el que el juez le retiró el pasaporte.

La investigación de Serrano Arnal se centra en tres líneas básicas que confluyen en la empresa Kradonara de la que Rodrigo Rato es beneficiario. Figuran como imputadas una decena de personas, entre ellas, un presunto testaferro, Miguel Ángel Montero, o José Manuel Fernández Norniella, exsecretario de Estado de Hacienda.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios