Menú

Policías contra Carmena: "¡Algunos están al otro lado de la barricada; nosotros para cumplir la ley!"

Cientos de policías del sindicato mayoritario se concentran a las puertas del Palacio de Cibeles. Piden la dimisión de su concejal, Javier Barbero.

0

La brecha entre el sindicato mayoritario de la Policía Municipal y su concejal es total. La relación se agrietó cuando hace ocho meses Javier Barbero calificó a un grupo de agentes de "fascistas", después de que estos le hicieran un escrache. Y desde entonces la comunicación ha sido nula y todo ha ido de mal en peor: se sienten ninguneados y maltratados por el Ayuntamiento de Manuela Carmena.

Este miércoles cientos de agentes pertenecientes a este sindicato –el Colectivo Profesional de Policía Municipal– se manifestaron a las puertas del Palacio de Cibeles, "hartos de sufrir tratos discriminatorios y vejatorios" por parte del Ejecutivo local, que no los "quiere ver ni en pintura".

"Todavía no se ha dignado a recibirnos, y sí a los manteros: llegaron aquí, tocaron la puerta, subieron arriba y se reunieron con la alcaldesa. Y todavía estamos esperando, después de un año y medio, que nos reciba para trasladarle las quejas que son todas profesionales", denuncia a los medios su portavoz, Julián Leal.

La gota que ha colmado el vaso ha sido el acuerdo firmado entre el equipo de Gobierno y su "sindicato afín" (la Unión de Policía Municipal) sobre la jornada laboral de 35 horas. "En realidad es un decreto porque lo ha negociado con un sindicato que no tiene legitimidad suficiente, lo que demuestra el talante democrático y negociador de la Corporación".

Así, consideran que es "nulo de pleno derecho" y supondrá instaurar "en diferido", en los próximos años, la jornada laboral de 35 horas semanales en la Policía Municipal, cuando ya la tienen el resto de los funcionarios municipales. En su opinión, este acuerdo "pone en grave riesgo los anteriores", ya que, aunque ellos también quieren trabajar sólo 35 horas "la ley no lo permite" porque el Tribunal Constitucional acaba de fallar en contra de esta jornada en Castilla-La Mancha y además la Delegación del Gobierno ha recurrido su puesta en marcha en el Ayuntamiento de Madrid.

Pero ésta es sólo una cuestión más. La "falta de respeto" hacia el Cuerpo está patente desde el comienzo de la legislatura: la retirada de patrullas; la supresión de unidades "totalmente operativas"; declaraciones "en contra de la Policía sin avalar las intervenciones"; "meternos comisarios políticos para velar por el trabajo de la Policía en cuestiones de botellón, en cuestiones de seguridad ciudadana"; gestores de barrio…, enumera Leal. "Aquí tienen que dejar que la Policía trabaje y la manden los profesionales. El resto sobra".

Al grito de "¡Barbero dimisión!", y "¡un bote, dos botes, Barbero el que no bote!", ataviados con la careta que caricaturizaba el rostro del concejal, lamentaron que haya habido "miembros del equipo de Gobierno que han estado al otro lado de la barricada, insultando a policías, que han estado con los okupas. Nosotros estamos para cumplir la ley".

"Estamos esperando a que salga nuestro concejal a apoyar en público a la Policía" y a que Rita Maestre pida disculpas en público. Eso todavía no lo hemos escuchado". Y es que las palabras de la portavoz municipal poniendo en duda la agresión que sufrieron dos agentes por parte de estos manteros; la reunión mantenida por parte de la alcaldesa con este colectivo en medio de la polémica y el hecho de que el edil del ramo restara cierta importancia, por escasas, a las agresiones sufridas por los agentes en el distrito Centro por parte de este colectivo pusieron la guinda a un pastel cada vez más difícil de digerir.

"Aquí defendemos el orgullo de ser policías de Madrid. Queremos dar el mejor trato a los madrileños". Y "no hay una sola bandera, somos todos policías", apuntan.

Carmena los recibirá tras las elecciones sindicales

El equipo de Gobierno desoye sus reivindicaciones y considera que la manifestación es una acción de propaganda por las elecciones que este sindicato tiene el próximo 26 de octubre. "No tiene nada que ver. En movilidad llegamos a un acuerdo con el Ayuntamiento y les felicitamos", rebate Leal. Carmena no salió a recibirlos pero sí envió un mensaje: se reunirá con ellos cuando celebren estos comicios.

Desde la concejalía de Barbero incidieron en "el reconocimiento y respeto" a la Policía y sus sindicatos y señalaron que CPPM tiene "el mismo trato que el resto de los sindicatos con los que se trabaja en el área" y no todos piensan los mismo. Fuentes de la concejalía han precisado a Efe que su respeto al Cuerpo se ha traducido en mejoras como mejores equipos y dotaciones en los distritos que se seguirán llevando a cabo.

Los agentes avisan: de persistir esta situación "no habrá quien sujete las protestas que se avecinan".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD