Menú

La guardia pretoriana de Susana Díaz, 3: Antonio Pulido, el "cajero" del Ibex 35

Fue un protegido de José Antonio Viera, quien se perfila como uno de los máximos paganinis del caso ERE.

0

Como Susana Díaz, Antonio Pulido Gutiérrez, no confundir con otros Antonio Pulido de la economía, fue un protegido de José Antonio Viera, quien se perfila como uno de los máximos paganinis del caso ERE a menos que cante La Traviata. Fue Viera el que impidió que Gaspar Zarrías aniquilara a su pupilo por causa de una auditoría que sembraba dudas sobre su gestión al frente de la muy escandalosa empresa pública de la Junta, Inturjoven, gestionada desde siempre por el PSOE de Sevilla, sector Pepe Caballos. Luego fue la Cámara de Cuentas quien destacó irregularidades. Este "cajero", hoy más bien "cajetilla", relacionado con los grandes nombres del Ibex 35, decía en ABC en 1989, poco antes del estallido del caso Guerra, que había que ser inflexible con quienes transgredían la ética socialista, esto es, los que proclamaban que con 100 años de honradez ya era bastante y que ni uno más.

Su historia es larga, pero para nuestro objetivo actual lo relevante es subrayar que, por una carambola del destino, la guerra de los presidentes de las Cajas El Monte y San Fernando contra Manuel Chaves y Maleni Álvarez, espionaje y escándalos incluidos, lo convirtió en solución imprevista, siendo designado presidente de Cajasol. De ahí que el periodista Antonio Castro le haya llamado el "cajero" del PSOE y que muchos crean que, tras la inclusión de Cajasol en Caja cívica y finalmente después de la fusión con en La Caixa, Pulido, desde los 20 millones anuales que administra en la Fundación Cajasol que preside, es el correo de la presidenta de Andalucía con los más preclaros representantes del Ibex 35.

pulidocaza-1.jpg
Antonio Pulido. El Confidencial Andaluz.

Por cierto, que nunca se investigó jamás la gestión de ambas cajas sevillanas, que lograron ocultar sus desastres vertiendo sus cloacas en La Caixa. Por poner una verbigracia, nunca se investigó la desaparición de un préstamo a nombre Manuel Chaves y 32 dirigentes socialistas más del circuito informático de la Caja de Ahorros de Jerez, luego incorporada a Caja San Fernando. Tampoco se investigó el "tráfico de coincidencias" familiares de la plantilla de esta última, que está en poder de Libertad Digital, con destacados socialistas. Tampoco la existencia de tarjetas black en manos de sus dirigentes afines al PSOE. Tampoco la venta de participaciones preferentes, como las de Caja Madrid, cuando era presidente de la entidad Cajasol el propio Pulido. Curiosamente, la Junta multó a Caixabank en 2013 y omitió el papel del amigo de Susana, ya consejera de la Junta. Hay fotos de las protestas de los afectados donde se lee claramente "Cajasol".

Eso sí, a cambio de que La Caixa mantuviera un chiringuito, cada vez más personal y menos socialista, bajo el nombre de Fundación Cajasol (Su FAES particular, se ha dicho) y el control de Antonio Pulido, Andalucía pasó de la caja única andaluza a tener una caja catalana como entidad líder del sector junto con Unicaja. CCOO y UGT denunciaron el truco de Pulido para quedarse con la satrapía financiera. El hábil Pulido se convertía así en el "cuarto rey mago" de Sevilla gracias a sus subvenciones generalizadas a entidades, asociaciones y fuerzas vivas. Por poner un solo ejemplo, a la Fundación José Manuel Lara, bien amiga de Isidro Fainé, el jefe de La Caixa, convertida ya en la primera caja andaluza, le obsequió con 150.000 euros en 2013.

Añade El Confidencial Andaluz que Pulido riega de dinero a "colegios profesionales, medios de comunicación, Policía Nacional, Guardia Civil, Cámaras de Comercio, sindicatos (CCOO y UGT), patronal CEA, el mundo de los toros, el flamenco, el Defensor del Pueblo, la Cámara de Cuentas, Consumidores, Congresos de Jueces y Fiscales, los Carnavales y la Feria de Abril (donde financia y monta una gran caseta cada año) y, también, el pueblo donde nació, Castro del Río, en la provincia de Córdoba. Porque a la hora de repartir dinero nadie podrá acusar a Pulido de sectario desde el punto de vista político, beneficiando tanto a instituciones y organismos de la izquierda, del centro, de la derecha o medio pensionistas, o sea a sus compromisos personales". Pero, por encima de todo, es un gran gastador en publicidad institucional de su Fundación, el segundo gastador después de la Junta, nada menos, lo que le convierte en intocable para determinada prensa andaluza.

pulidosusana.jpg
Fuente: El Confidencial Andaluz.

Imagínese que haría si su amiga Susana, a la que llevaba en Vespa cuando ambos eran miembros de Juventudes Socialistas, le pidiera algo alguna vez. Pulido se jacta demasiado de ser un íntimo de Susana Díaz, que, por cierto, le invitó al bautizo de su hijo. O sea.

En su haber se contabiliza la reverencia de los Botín y otros prebostes del capitalismo patrio ante la lideresa, pero hay quien se carcajea de lo que consideran una trola más de quien presume todo el día de estar hablando por teléfono con Susana Díaz, su amiga de juventud en el sector de Pepe Caballos y José Antonio Viera. Pero es cierto que en su designación como "cajero mayor" de confianza, si excluimos a Braulio Medel que iba más por libre, además de Viera intervinieron otros como Mario Jiménez, otro pretoriano de Susana Díaz hoy portavoz de la gestora que trata de evitar el naufragio del Titanic socialista. Todo esto lo cuenta con más detalle el periodista que más le ha investigado, Pepe Fernández, que nunca le ha mostrado simpatías. Es más, lo acusa directamente, documentos de por medio, de haber pagado a Ausbanc sin que se sepa por qué ni para qué. Recuérdese una famosa foto de Susana Díaz con el hoy encarcelado Luis Pineda en la feria de Sevilla.

Pulido, que ha logrado ser incluso Caballero de la Orden de la Estrella de Italia, condecorado en presencia de Susana Díaz cuando era consejera de Presidencia de José Antonio Griñán en 2013, es un aficionado a la caza mayor. Con un rifle a cuestas y ante un enorme ciervo de muchas puntas se le fotografió sin escándalo alguno mientras a todo un Rey de España se le crucificó, como a los Morancos y a otros muchos, por hechos similares. Pero no escapó de otros escándalos como el del grupo Ferro por el que fue llamado a declarar en calidad de imputado por un supuesto delito de estafa en un juzgado sevillano en diciembre de 2014.

Además, relató Publicoscopia que Antonio Pulido, en su ámbito privado, fue señalado por vincular la venta y compra de dos inmuebles de su propiedad en Sevilla (viviendas habituales) a la entrada del Grupo Inmobiliario Ferrocarril (GIF) en las participadas de Cajasol en 2011 justo cuando las cajas dejaban sus actividades inversoras en el ladrillo tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. No se olvide que UPyD incluyó a Cajasol en una macro denuncia ante Fiscalía para que se investigaran casi todas las cajas de ahorro españolas, entre ellas las andaluzas. Pero, ya saben en que ha quedado todo, incluso UPyD. Mientras tanto, Pulido se fumaba puros en la terraza del restaurante El Cairo.

Ahora bien, lo relevante en este momento es su papel en la corte de la faraona Díaz. Él mismo ha contado en alguna tertulia cómo se fraguó el asalto al poder de un conjunto de jóvenes socialistas. En un blog del grupo Joly, el de Carlos Navarro Antolín, se contó que Pulido ronea de ser el introductor de la presidenta en esa sociedad sevillana donde él ha destacado defendiendo la torre Pelli. Por cierto, "que Pulido ordenó a quien repartía lo que él decidía en gasto de publicidad, Javier Blanco, dar un toque a todos los directores de medios para que no se diese cancha a las entidades y personas contrarias a la construcción de la célebre Torre Pelli, adefesio paisajístico del que Pulido ha sido el gran impulsor desde las cajas sevillanas. El éxito de la presión anti Torre Pelli está hoy a la vista de todos." (El Confidencial andaluz). Se sabe además que es amigo de quien dirige Canal Sur, Joaquín Durán, e incluso del consejero de Justicia de la Junta de Andalucía y ex fiscal, Emilio de Llera. Incluso mantiene en silencio cómplice a sus amigos del PP que se sientan en su patronato. A lo mejor ya no está tan contento de aquellas fotos de 2011, en las que en un balcón de Jueves Santo en Sevilla apareció con Rodrigo Rato, señora y su sobrina Patricia.

Pero Pulido afina cuando se apunta el tanto de haber fraguado amistades juveniles con Rafael Velasco, que llegó a ser número 2 de Griñán y revoleado por el caso del fraude de la formación; con Susana Díaz, entonces secretaria de organización de las Juventudes Socialistas y el entonces alto cargo del Instituto Andaluz de la Juventud, Mario Jiménez, del que ya hemos hablado.

Su oportunidad le llegó con la presidencia de Cajasol. Dicen que antes puso velas en el altar de Luis Pizarro, del clan de Alcalá de Cádiz y mano derecha de Manuel Chaves durante años. Después en el de José Antonio Viera. Y hoy las pone en el de Susana Díaz. Tanto que invitó a la recién electa presidenta de la Junta a almorzar con el arzobispo hispalense, monseñor Asenjo, ex mandamás de Caja Córdoba. Atardeció y la sobremesa seguía y seguía. Hay quien ha escrito con cachondeo que "si usted ha hablado con Pulido en los últimos dos años y no le ha comentado la de veces que Susana Díaz le consulta los temas, es que usted no es absolutamente nadie para Pulido y hágaselo mirar en el médico del seguro". Pero en este caso Susana Díaz se disgustó por el filtrado del almuerzo-cena.

Este cordobés de Castro del Río, nacido en 1965 y dicen que matriculeado con honor en todo Máster de Habilidad que se precie, salió recientemente en los papeles por un ático de Madrid desde donde, al parecer y así se ha publicado, tejemaneja sus influencias. Lo contaba Federico Castaño no hace mucho en Voz Pópuli. Su título no podía ser más claro: "Susana Díaz trama con los grandes del IBEX la caída de Pedro Sánchez", en el que la estrella principal era Antonio Pulido y su ático de la madrileña calle Alcalá 135. Es más, llega a decirse que el filtrador de la noticia es el propio Pulido, agobiado por el creciente ninguneo al que le somete La Caixa.

Escribió Castaño: "El presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé, es otro de los interlocutores preferidos de Susana Díaz para desahogarse en privado. En ocasiones han llegado a cruzar las confidencias en un céntrico piso del centro de Madrid que fue utilizado en el pasado por Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol y exmiembro del consejo de CaixaBank. La presidenta andaluza suele aprovechar también los contactos de Pulido para completar su agenda en Madrid, donde mantuvo también algunas reuniones privadas el pasado miércoles, la víspera de que se conociera la petición de las Fiscalía de seis años de prisión para el expresidente de la Junta José Antonio Griñán y diez de inhabilitación para su antecesor, Manuel Chaves. Recién llegado este jueves a Madrid, Pulido desmintió a este periódico cualquier vinculación "con el mundo de la política, aunque en Sevilla me tomo cañas con la presidenta y no me escondo". Pues a lo mejor por estas cosas lo ha designado Susana Díaz para el Consejo Social de la Universidad de Sevilla.

Un dato curioso es que en el libro que analiza la ascensión de Susana Díaz al poder socialista en Andalucía, Pulido es nombrado sólo dos veces. En una de las citas lo incluye el autor, Manuel Pérez, entre la flor y la nata de las finanzas y el empresariado andaluz. La segunda, sencillamente, anota que era presidente de Cajasol. En ninguna página más aparece el nombre de Pulido y nunca se le relaciona con el poder creciente de Susana Díaz en el PSOE. O ha sido muy discreto, cosa que no va con el personaje, o su papel ha sido escasamente relevante. Pero, en fin, como se sabe que hasta Florentino Pérez le ha invitado al palco del Bernabéu, que colaboró con algún proyecto de Antonio Banderas y que se ha codeado con el suflé del Ibex 35, cabe la duda de hasta dónde llega su influencia real. Lo que es indiscutible es que Susana Díaz y Antonio Pulido son amigos y que es más que probable que de algún modo éste forma parte de la guardia pretoriana de la trianera.

En España

    0
    comentarios

    Servicios