Menú

Rusia retira la petición y sus buques de guerra no repostarán en Ceuta

Exteriores solicitó información sobre la posible participación de esta flota de guerra en el conflicto sirio.

0
Rusia retira la petición y sus buques de guerra no repostarán en Ceuta
El portaaviones nuclear ruso Admiral Kuznetsov. | Wikipedia

No habrá barcos de guerra rusos en Ceuta. El Ministerio de Exteriores ha informado este miércoles que la embajada de Rusia en España ha retirado su petición para que algunos de los buques de la agrupación naval que comanda el portaaviones nuclear Admiral Kuznetsov realicen una parada técnica en el puerto de la ciudad autónoma, donde estaba previsto que se avituallasen de agua, víveres y combustible.

"El Gobierno había concedido permisos de escala a tres buques rusos en el puerto de Ceuta para los próximos 28 de octubre a 2 de noviembre, en el marco de la práctica en esta materia por la que buques de la Armada rusa hacen escala con normalidad en puertos españoles desde hace años", ha explicado el departamento que dirige José Manuel García-Margallo, pero ha añadido que decidieron pedir explicaciones ante las informaciones de que esos barcos iba a colaborar en la guerra de Siria.

Fue tras esta solicitud de nuevas explicaciones cuando el Gobierno ruso, a través de su delegación diplomática en la capital de España, ha decidido retirar su solicitud, por lo que ahora deberán buscar un nuevo puerto en el Mar Mediterráneo en el que hacer su avituallamiento de camino a Siria.

La parada de buques de guerra rusos en el puerto de Ceuta se viene realizando de manera habitual al menos desde el año 2011. En este periodo son aproximadamente una sesenta los que lo han hecho y allí recargan agua, víveres y combustible, entre otras cosas (nunca armamento), además de aprovechar la ocasión para dar alguna hora libre por la ciudad a las tripulaciones. Todo ello supone un suculento negocio para Ceuta.

Además de los buques rusos también lo vienen haciendo con normalidad embarcaciones militares de muchos otros países. Un protocolo interno de los países de la Alianza Atlántica permite que esto sea así, aunque siempre y cuando el país receptor del buque militar informe de ello al resto de los socios, un requisito con el que España cumple a rajatabla.

La presencia de este grupo naval, la mayor flota rusa de combate desplegada desde el final de la Guerra Fría por el Gobierno de Moscú en el Mar Mediterráneo, está siendo controlada en todo momento por la OTAN, que avisó a todos sus países miembros de este movimiento militar. Todo parece indicar que el portaaviones nuclear Admiral Kuznetsov y sus barcos de escolta y suministro se dirigen hacia las costas de Siria, país donde Rusia está interviniendo en apoyo a Bashar Al Asad.

Las mismas Fuerzas Armadas españoles, a través del Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima (MVSM), que tiene el deber de conocer qué sucede en todo momento en nuestras aguas de soberanía, llevan días controlando a la flota de guerra rusa. A su paso por la zona noroeste española el encargado de hacer el marcaje a la flota rusa ha sido el Patrullero de Altura P-74 Atalaya. En aguas del Estrecho el encargo recae en manos del Patrullero de Altura P-78 Cazadora, que estará apoyado por aeronaves del Ejército del Aire.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios