Menú

Suspenden a tres miembros de Podemos Baleares por intentar utilizar su cargo con intereses personales

Una de las expedientadas es la presidenta del Parlamento Balear. 

0

Nuevo escándalo en Podemos. El secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, ha anunciado este lunes la "suspensión cautelar de militancia" de tres de sus miembros en Baleares, una de ellas la presidenta del Parlamento autonómico, por indicios de que han usado su cargo público para "avanzar en intereses personales".

El número tres morado ha explicado que esta suspensión está relacionada con la firma de un convenio entre el Gobierno balear y un laboratorio científico que dirige uno de los expedientados.

Los suspendidos

Una de las personas a las que se le ha suspendido y se le ha abierto un expediente disciplinario es la presidenta del parlamento balear, Xelo Huertas. Junto a ella, hay otra diputada autonómica, Montse Seijas, y un miembro del Consejo Ciudadano de esta comunidad, Daniel Bachiller, que es el que dirige el laboratorio y uno de los "negociadores" del Pacto de Podemos Baleares con el PSOE de Francina Armengol.

Según ha explicado Echenique, "la dirección de Podemos en las islas ha solicitado a la ejecutiva estatal que se actúe abriendo un expediente disciplinario y suspendiendo cautelarmente de sus derechos como inscritos en Podemos a tres personas, dos de ellas diputadas autonómicas y uno de ellos consejero ciudadano. Una de las dos diputadas es la presidenta del Parlamento balear, Xelo Huertas".

Tras ello, indicaba que la razón por la que se había tomado esta medida era que "se habían detectado indicios de que presuntamente estas tres personas han hecho uso de su posición como cargos públicos de Podemos para avanzar en los intereses personales de una de las tres personas. En concreto, para la la firma de un convenio entre el gobierno balear y el laboratorio científico que dirige una de estas personas", concrétamente, Daniel Bachiller.

La suspensión es cautelar ya que el caso será analizado por la Comisión de Garantías que determinará si la sanción es definitiva y, en ese caso, podrían expulsar del partido a los tres miembros.

La respuesta de Huertas

Horas después de la comparecencia de Echenique en Madrid, la presidenta de la cámara legislativa balear, Xelo Huertas, se ha pronunciado desde Palma. "Una cosa es dejar la presidencia y otra dejar el Parlamento", ha asegurado para explicar que tras su suspensión como militante de Podemos abandonará el cargo si se lo pide su partido, pero no el escaño de diputada, informa Efe.

Además, Huertas se ha declarado "molesta y sorprendida" por haberse enterado por los medios de comunicación de su expulsión cautelar, ha negado cualquier irregularidad y ha atribuido las acusaciones a "los celos, la envidia y la testosterona" de compañeros de la dirección balear de Podemos por la "visibilidad" que ella tiene como presidenta de la cámara.

En una comparecencia improvisada a las puertas de su despacho, Huertas ha cargado contra la cúpula morada por la forma de hacer pública su sanción. "El partido no me ha comunicado absolutamente nada. Pensaba que éramos un poco caóticos, pero no tanto".

"Es imposible" que haya indicios por comportamiento irregular contra ella, ha insistido."Seguramente quien ha arrojado las sospechas tiene bastante más que callar" que ella. "A mí no se me caen los anillos por irme", ha añadido respecto al cargo institucional, el segundo de mayor rango en Baleares tras la presidencia autonómica.

Pero se ha mostrado decidida a continuar como diputada porque permanecer en el escaño le podría ayudar a defenderse políticamente. "A lo mejor tengo un escaparate que no tengo si estoy en mi trabajo", ha abundado Huertas.

Ha negado que seguir de diputada tenga un propósito de defensa jurídica. "Los aforamientos ni me hacen falta, ni creo en ellos, y creo que habría que quitarlos", ha manifestado antes de hacer una aparente advertencia: "Espero que algún diputado que a lo mejor lo tenga que utilizar no lo utilice porque no cree en ellos", informa Efe.

Ha adelantado su intención de denunciar a quienes hayan informado, a su juicio falsamente, sobre supuestas irregularidades a la dirección de su partido, que a ella no le ha requerido ninguna aclaración o documentación. "No le tengo ningún apego a este puesto", ha reiterado en referencia a la presidencia de la cámara legislativa. "Este no era el sitio ideal para mí, yo quería ser diputada", ha manifestado Huertas, que ha añadido que si Podemos le pide que deje la presidencia le quita "un peso de encima".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios