Menú

La carrera de un militar de tropa y marinería y sus salidas profesionales, paso a paso

Durante el contrato de larga duración tiene opciones de redirigir su carrera profesional y acceso a más de 200 títulos de formación.

0
La carrera de un militar de tropa y marinería y sus salidas profesionales, paso a paso
Un legionario en Qala I Now. | Ángel Manrique / Ejército de Tierra

La situación profesional en la que quedan los militares de tropa y marinería cuando concluyen su compromiso de larga duración con las Fuerzas Armadas, que se sitúa en torno a los 45 años, es un tema que preocupa a los propios militares, a la asociaciones profesionales y al Ministerio de Defensa. Esta misma semana, la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados ha aprobado la creación de una subcomisión para analizar la situación.

Coincidiendo con la concentración que la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) ha convocado este sábado frente a la sede del Defensor del Pueblo para reivindicar mejoras en las salidas profesionales de estos militares, Libertad Digital analiza paso a paso cómo su carrera profesional en las Fuerzas Armadas y qué salidas profesionales se les facilita para que puedan reintegrarse en la vida civil.

Compromiso inicial. Los aspirantes de formar parte de la escala de Tropa y Marinería ingresan en las Fuerzas Armadas, tras un pequeño examen de oposición, a una edad de entre 18 y 29 años. Están en servicio durante un periodo de seis años, que concluyen con una edad de entre 24 y 35 años. Es en ese momento en el que deben decidir si quieren continuar en las FAS con un compromiso de larga duración o si, por el contrario, quieren reintegrarse en la vida civil.

Prueba de idoneidad. Aquellos que han apostado por continuar son sometidos a exámenes tanto físicos como psicológicos para valorar si son aptos o no para continuar en la vida militar. Si no son aptos se desvinculan de las FAS y si lo son adquieren un compromiso de larga duración por un máxima de 16 años y con un tope de edad de 45 años. Es decir, si acceden con 24 años su compromiso se acaba a los 40 años (tras cumplir los 16 años); si lo hacen con 35 su compromiso acaba a los 45 años (tras solo diez años más de servicio).

Compromiso de larga duración. Los que adquieren este compromiso tiene varias posibilidades de variar su futuro profesional durante los años en los que están en las FAS. A partir de los 10 años de servicio (los 6 iniciales mas cuatro de larga duración) tiene la posibilidad de darse de baja y volver a la vida civil. Aunque la decisión es voluntaria, se les da un prima de 20 días por año de servicio, como si fuera un despido improcedente. A partir de los catorce años de servicio (los 6 iniciales mas ocho de larga duración) tienen la opción de carrera profesional.

Opción de carrera profesional. Las FAS tienen diseñado un programa de carrera profesional a la que pueden acceder los militares de tropa y marinería y que está encaminada tanto a realizarla en el seno de las propias FAS como fuera de ellas. En el seno de las FAS, existen cursos de formación para poder ascender tanto a tropa permanente (puestos de cabo, cabo 1º…) como a las escalas de suboficial u oficial. Según datos facilitados por el Ministerio de Defensa, en 2016 se han cubierto 100 plazas de tropa permanente, 737 plazas de suboficial y 67 de oficial por este método de promoción interna.

Fuera de las FAS, hay reservadas plazas para militares con compromisos de larga duración como personal laboral civil (se desvinculan de las FAS) en todos los ministerios de la Administración central. Entre 2015 y 2016, 227 militares han accedido a estos puestos. También hay plazas reservadas en las convocatorias de accesos a Guardia Civil (entre el 40 y 50 por ciento) y en la Policía Nacional (un 20 por ciento). En este año 2016 han accedido por este sistema a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado 1.216 militares (694 a la Guardia Civil y 522 a la Policía).

Programa de enseñanza militar. En el caso que ninguna de las opciones de carrera profesional les resulte atractiva a los militares con un compromiso de larga duración, existen la posibilidad de acceder a los curso de enseñanza del programa Sapromil, que acaba de cumplir un trienio, y que incluye más de 200 títulos, desde piloto de avión a jardinero, de controlador aéreo a conductor de mercancías peligrosas, de 25 ingenierías a cursos de soldador, o de auxiliar de farmacia a monitor de tiro o defensa personal. Pasados esos diez años de servicio, y si el soldado encuentra un empleo en el sector civil gracias a estos cursos, puede abandonar las FAS para incorporarse a su nuevo trabajo cobrando la gratificación antes mencionada de 20 días por año de trabajo.

Fin del compromiso de larga duración. En el caso de que el soldado no haya accedido a una opción de carrera profesional y abandone las Fuerzas Armadas tras 16 años de servicio o llegado los 45 años, puede acceder al mercado laboral civil con los cursos que ha realizado en el programa Sapromil. Además, pasan a la situación de Reservista de Especial Disponibilidad, por la que cobran 7.200€/año (12 pagas de 600€/mes hasta los 65 años). Un ingreso que es compatible con su trabajo y salario de la vida civil. Si estos militares no ha querido hacer ningún curso de formación su futuro es más complicado, aunque siempre contarán con el ingreso mínimo antes mencionado hasta los 65 años, cuando accedan a la jubilación.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios