Menú

Juan Cruz llama imbéciles, franquistas y ultras a los críticos con Fernando Trueba

Castro desaparece de portadas y editoriales y Francia se pone de moda.

0

El Mundo no escarmienta y vuelve con nuevos SMS de Bárcenas. "Bárcenas ofreció a Arenas exculparle de la 'caja B' del PP". El editorial viaja a Francia tras la elección de François Fillón como candidato de la derecha a las elecciones. Dice que es una "mala noticia para Marine Le Pen" porque es como su gemelo. "Puede encarar sin complejos aquellos asuntos de los que la líder del Frente Nacional ha hecho bandera, como la seguridad nacional o la inmigración" y su discurso "difiere poco del que pregona Le Pen". Pues vaya, sí que se lo están poniendo difícil a los franceses. Raúl del Pozo le define así: "Reivindica el catolicismo a la derecha del Papa, se pronuncia contra el aborto y contra las parejas homosexuales, y es muy posible, a medida que avance la campaña, que abomine de las parejas a tres y el adulterio". Caramba, quién lo iba a decir del país de la liberté, l'egalité, l'amour, Enmmanuelle...

El País dice que "El PSOE apoya a los sindicatos en la calle y en el Parlamento". "Los socialistas respaldarán las iniciativas de UGT y CCOO contra la política laboral del gobierno". ¿Y cuál es la novedad, si se puede saber? El editorial también habla de Fillón. Dice que lo que está claro es que "en el seno de la sociedad francesa" hay una "amplísima demanda en favor de un giro conservador". Lo mismo que pasó en España tras Zapatero, mira tú esta vez nos hemos adelantado a los franceses. "Esa demanda, canalizada hasta ahora por el Frente Nacional de Marine Le Pen, va a encontrar un duro competidor" en Fillón, que "sin las estridencias xenófobas y autoritarias del Frente Nacional, ofrece un producto muy parecido: identidad, seguridad y soberanía". El País echa espumarajos por Fernando Trueba tras el fracaso de su película. "Trueba confiesa su tristeza por el boicot a La reina de España''. "La recaudación del fin de semana y la polémica montada por grupúsculos ultras llevaron ayer al cineasta a admitir" que está muy afectado. Pues no entiendo cómo un grupúsculo ultra puede tener tanta influencia como para hundir una película. ¿No será que es una birria? Juan Cruz saca artillería pesada. "Ahora en España los distintos nacionalismos, incluido el nacionalismo de los que se dicen antinacionalistas, se han ido envolviendo en la palabra desdichada de la que siempre penden una bandera y una pistola". Que se sepa, la pistola sólo ha pendido de dos nacionalismos concretos, el de ETA y el de Terra Llure. "¡Una campaña en España, aunque provenga de los vientos más imbéciles del ultranacionalismo, contra Trueba porque dijo que español español no se siente! Franco no va a resucitar, pero esta gente tan audaz que desprecia al que simplemente existe en contra de sus deseos consigue que resucite un poco", dice. "Vayan a ver la película, que ese boicot que le montan se quede en la rendija mezquina por la que se quiere colar el nuevo viento de la intransigencia". Qué pereza, señor Cruz. ¿Y si la bajamos de internet?

ABC llena su portada de banderitas de España arriesgándose a que Cruz le tache de imbécil ultra. "España y Portugal suman fuerzas e intereses ante Europa y América". Se debe a un viaje oficial de los reyes a Portugal. Edurne Uriarte critica el "lamentable espectáculo de homenaje al dictador Castro en la gran mayoría de los medios de comunicación del planeta". Mención especial al artículo de John Carlin en El País, que comparó a Castro con Reagan. "En medio de ese nauseabundo homenaje al dictador comunista, los líderes de la extrema izquierda, con Podemos al frente, le expresaban reconocimiento y admiración mientras también apoyaban a los procesados de Alsasua por atacar a la Guardia Civil. Y este es el partido, protestan tantos y tantos, que no podemos considerar como de extrema izquierda. Ni cuestionar sus convicciones democráticas, por mucho que amen las dictaduras comunistas". Sí, te cae la del pulpo como digas que Podemos es extrema izquierda. También Ramón Pérez Maura habla con vergüenza ajena de la doble vara de medir de El País. "En las redes sociales han corrido mucho en las últimas horas las portadas de El País del 11 de diciembre de 2006 y la del pasado domingo. En la de entonces se informaba de la muerte del dictador chileno, Augusto Pinochet, con un titular de denuncia: "Muere Pinochet sin responder de sus crímenes ante la justicia". En cambio, el pasado domingo, el titular era reivindicativo: "Muere Fidel Castro, símbolo del sueño revolucionario" (...) ¿Existe mayor estulticia?". Los chicos de Cebrián que dan lecciones de transigencia.

La Razón: "Polémica por la representación en el adiós a Castro. C's censura que vaya Don Juan Carlos. Podemos y Otegi estarán en la Habana". Qué agradable compañía. Pese a la crítica velada al gobierno en el titular, Marhuenda no dice ni mu. Ni un pequeño Puntazo le dedica al tema. Sí lo hace Ussía, pepito grillo de su periódico. "No termino de entender que la Casa del Rey y el Gobierno de España manden al Rey Don Juan Carlos en compañía de un secretario de estado al entierro de quien no va a ser enterrado. El Rey representa todo lo contrario que el difunto tirano. Don Juan Carlos no pinta nada en ese guateque mortuorio (…) El Rey Don Juan Carlos me parece muchísimo, un derroche institucional para representar a España en tan insignificante tragedia", dice. ¿Qué tragedia?

La Vanguardia parece escrita por el mismo Monedero. "Los cubanos despiden a Castro. Miles de cubanos rinden homenaje a Fidel Castro en la plaza de la Revolución". "Ya no tengo lágrimas con las que llorar, se me han secado los ojos", dicen que dice uno. Claro, como en Cuba no hay un Orinoco...

En España

    0
    comentarios

    Servicios