Menú

Ussía avisa al ex-Rey: "Alguien del gobierno" quiere dañarle y "usted y yo sabemos quién es"

Fidel Castro desaparece de casi todas las portadas, no así de artículos y editoriales en estas interminables exequias.

0
Fidel Castro desaparece de casi todas las portadas, no así de artículos y editoriales en estas interminables exequias.
El rey Juan Carlos a su llegada a La Habana. | EFE

El Mundo abre con que "la Generalitat destina 6 millones a la consulta y pide 7.000 al Estado", que es mejor pedir que robar. Santiago González critica el papel de Ciudadanos en el asunto. "En Cataluña se está echando de menos ese espíritu fundacional de Ciudadanos, que parece encontrarse algo perdido desde que extendió su campo de actividad y las últimas declaraciones de Arrimadas no han servido para poner claridad en el asunto". Todo se pega menos la hermosura, dice el refrán. Federico Jiménez Losantos comenta el agresivo artículo de Juan Cruz ayer en El País sobre un supuesto boicot a la película de Trueba. "No puede deberse, eso jamás, a falta de calidad o a la libertad de los españoles para ir al cine. Por desgracia, El País no dice qué cines ha sido cercados al modo de las sedes del PP el 13-M, ni qué grupúsculos son esos que, inspirados por los escarches podemitas y los piquetes sindicales, impidieron a las masas ávidas del genio de Trueba el acceso a los muchos cines que la estrenaban. Ni una foto, ni una prueba del boicot". Antonio Lucas y Carmen Rigalt no se ponen de acuerdo sobre la fecha de la muerte de Castro. Para el primero, "el día en que Fidel Castro se deshizo del uniforme verde oliva para echarse un chándal encima comenzó el largo funeral de su olvido. Fue ocho años atrás". Ya decía yo que se me estaba haciendo larguísimo. Rigalt, sin embargo, dice que "Fidel Castro comenzó a morir el mismo día que cedió los poderes a su hermano Raúl, hace ahora diez años de calendario". Y nosotros pensando que había estirado la pata el viernes por la noche.

El País abre con una entrevista a Draghi. "La integración europea se ha debilitado por los populismos". Pero en el editorial se mimetiza con el populismo podemita quejándose de que el Gobierno ha enviado a Cuba "una representación de segundo nivel". Al emérito le va a encantar la degradación. Acusa al Gobierno de "dejación de sus obligaciones en defensa de los intereses de España, algo que en las relaciones con la isla entendió hasta el dictador Francisco Franco", lo que viniendo de El País es inaudito. En su opinión, Rajoy "tenía que haber enviado a alguien que se siente en el consejo de ministros; quizá el propio Rajoy", dice superando a Podemos, que se conformaba con un ministro. "Cuba es fundamental para España y esta evidencia no tiene nada que ver con ninguna condena o adhesión al dictador fallecido". Para mí que Cebirán se está relamiendo ya pensando en hacer negocios en Cuba.

ABC dedica su portada al accidente de avión en Colombia. "Una cadena de negligencias llevó al Chapecoense hasta la muerte". Editorializa sobre el machismo de Pablo Iglesias, para quien las mujeres están mejor en la cocina. "Iglesias es un exponente del machismo izquierdista más burdo". "Por mucho menos, cualquier otro estaría acorralado por las críticas feministas y alentado a dimitir". No hay más que ver al alcalde de Alcorcón, lapidado ayer en La Sexta mientras Ferreras trababa de convencernos que lo de Iglesias había sido una manipulación mediática, como siempre. Dice Rubido, bendito él, que "hay que agradecer a Iglesias que se retrate con tanta sinceridad", porque "es la manera más eficaz de que los jóvenes puedan tener una imagen fiel de lo que realmente representa la izquierda extremista y populista". Alma de cántaro, los jóvenes –y los no tan jóvenes– están embobados con Podemos. "Quien vote a Iglesias ya sabe lo que vota: a una izquierda totalitaria y misógina". Y ellos encantados, henchidos de orgullo por votar a esta pandi de dictadorzuelos.

La Razón es el único que abre su portada con la "despedida bolivariana". "Los líderes populistas encabezan el adiós a Castro, su patriarca dictador" y "el PP argumenta que Don Juan Carlos asistió como símbolo de la Transición". Pobre emérito, qué papelón. Marhuenda anima a los "valientes disidentes" a rebelarse, porque si esperan algo de Miami lo llevan claro. "La primera generación del exilio se extingue sin que sus descendiente hayan demostrado demasiado interés en volver a casa para reconquistar las libertades". Quita, quita, con lo bien que se vive en EEUU. Ussía ruega a Don Juan Carlos que se baje del avión. Cree que el Gobierno le quiere hacer una "encerrona". "Lo peor de lo peor de España se reunirá en torno a las cenizas del tirano de Cuba, y ahí, si me lo permite, no puede estar Su Majestad". Y es que, según Ussía "alguien del Gobierno, que Vuestra Majestad y yo sabemos de quien se trata, está empeñado en debilitar su imagen". Demasiado tarde, ya está allí con Maduro, con Evo Morales, con la Gabriel y menos mal que a Otegi no le dejan pasar a EEUU por terrorista, que estos americanos tan tiquismiquis se toman esas cosas muy en serio.

La Vanguardia sigue empeñada en ser más castrista que Castro. "Los líderes mundiales ya llegan a Cuba para despedir a Castro", ese "mito revolucionario". Y cita al Rey Juan Carlos, Nicolás Maduro y Evo Morales. ¿Estos son los líderes mundiales". No, si Ussía va a tener razón. Alguien quiere cargarse a Don Juan Carlos y se esconde en la casa del conde de Godó.

En España

    0
    comentarios

    Servicios