Menú

José Manuel Azcárate, el etarra detenido, salió de prisión tras convencer a Carmena de que renunciaba a ETA

Lleva décadas entrando y saliendo de la cárcel por motivos de salud. A los siete días de su primera salida, dijo que continuaba en ETA. 

0
José Manuel Azcárate, el etarra detenido, salió de prisión tras convencer a Carmena de que renunciaba a ETA
El etarra José Manuel Azcarate Ramos. | Policia

Nueva detención relacionada con ETA en Francia. Agentes de la Policía Judicial han arrestado en las últimas horas en la localidad gala de Marsella al etarra José Manuel Azcárate Ramos, sobre el que pesaba una orden de extradición de las autoridades españoles desde que dejó de comparecer ante los tribunales médicos para que controlasen la libertad vigilada por enfermedad en la que se encontraba.

Conocido con el alias de Manu, ingresó en ETA con apenas 18 años. Primero como colaborador del grupo Gorki de la banda terrorista, después como integrante del grupo Vizcaya. Su primera detención data del año 1986. Fue condenado entonces por la Audiencia Nacional a una pena de 51 años de prisión por los supuestos delitos de estragos terroristas, pertenencia a banda armada, tenencia de explosivos y depósito de armas de guerra.

En su historial criminal se le relaciona con varios atentados, como los que costaron la vida al teniente Juan Enríquez Criado, el subteniente Francisco Javier Fernández y el civil Manuel Asensio Pereda en Galdácano (Vizcaya) en 1984 o el que acabó con la vida del teniente coronel jubilado Alberto Aznar Félix en Portugalete (Vizcaya). También con el secuestro del empresario Juan Pedro Guzmán Uribe en 1985.

En 1992 consiguió el tercer grado por enfermedad (padece un problema de varices esofágicas crónicas y graves que pueden provocarle hemorragias masivas). El juez de vigilancia penitenciaria lo aprobó tras un auto de la juez Manuela Carmena –ahora alcaldesa de Madrid–, que se había mostrado favorable tras el compromiso de Azcárate a renunciar al terrorismo. Diez días después de salir de la cárcel, compareció ante los medios para dejar claro que no renegaba de ETA.

En enero de 2004 el magistrado de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez ordenó de nuevo su detención e ingreso en prisión por no presentarse a los controles médicos preceptivos. Sin embargo, gracias a esta enfermedad, consiguió volver a salir de prisión en abril de ese mismo año con la obligación de comparecer periódicamente en dependencias policiales, algo que dejó de hacer en el año 2012.

El juzgado central de vigilancia penitenciaria dictó una orden europea de detención y entrega que llevó de nuevo a su arresto en marzo de 2012, en la localidad francesa de Ciboure, pero de nuevo debido a sus problemas de salud fue puesto en libertad con medidas de control judicial por la justicia francesa. El 12 de diciembre de 2012 el Tribunal de Apelación de Toulouse autorizó su extradición a España que fue inmediatamente apelada por la defensa del terrorista.

Denegada la apelación del etarra, las fuerzas de seguridad francesa lo han arrestado este miércoles para extraditarlo a España gracias a la colaboración de la Policía Nacional. En el momento de su arresto portaba documentación falsa y, según han confirmado fuentes de la lucha contra el terrorismo, no se encontraba armado ni se ha resistido a la detención.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios