Menú

Bárcenas defiende que Hacienda se benefició con su "plan de pensiones" suizo

Segundo día de declaración de Bárcenas. El  tema, sus millonarias cuentas en Suiza. "Prefería tener ese dinero fuera de España", ha dicho. 

0

Luis Bárcenas amasó más de 48 millones de euros en Suiza, "como un fondo de pensiones fuera de España". La segunda jornada de declaración del extesorero del Partido Popular en el juicio del caso Gürtel versa sobre los delitos fiscales que le imputa la Fiscalía. Una cuestión que sustancia la mayor parte de los 42 años y medio de prisión con multa de 88 millones de euros que el Ministerio Público reclama para la persona que condujo las finanzas de la formación en el Gobierno. Al mismo tiempo que ha defendido la "licitud" de la fortuna, por si acaso, Bárcenas ha desvinculado a Rosalía Iglesias –a la que también llama Rosa y a veces de forma más cariñosa–, también acusada en el procedimiento: "Mi mujer, afortunadamente, en los asuntos relacionados con la economía se limitaba a firmar documentos sin preguntar, aunque estuvieran en inglés o francés y procedieran de Ginebra. Difícilmente conocía las cuentas de España, las de fuera menos porque nunca se las comenté".

Anticorrupción maneja indicios de que el botín procede de comisiones extraídas en las actividades corruptas de la trama. Por el contrario, el también exsenador ha explicado que esas ganancias se corresponden con "operaciones comerciales en el exterior" que le reportaron alrededor de 8 millones y medio de euros entre 2003 y 2008. Según ha precisado, su aventura en el exterior comenzó en 1988, cuando abrió una cuenta en Puerto Rico que se nutrió con negocios en Alemania y Estados Unidos. Se prodigó después en la compraventa de obras de arte, acciones de Endesa, un aserradero en Costa Rica u operaciones inmobiliarias en Argentina. Si no ha detallado esta lista antes, razona Bárcenas, ha sido porque su ingreso en prisión interrumpió la labor de recopilación de información: "Aunque no se lo crea, he estado recabando y ordenando este cuadro hasta el pasado domingo".

Aunque no facilita contratos de estas operaciones porque quienes los conservaban han fallecido, así justifica el hecho de que no declarase ese patrimonio a la Hacienda española. Bárcenas ha añadido que ingresó los beneficios en cuentas de Suiza. Esa posición se mantuvo a su nombre hasta 2005, cuando transfiere el capital a una fundación constituida en Panamá. La Fiscalía detecta en este movimiento un intento de ocultación para beneficiarse de determinadas rebajas fiscales. Sin embargo, el exgerente popular ha sostenido que siempre ha estado identificado, tanto en las cuentas de Suiza como en calidad de beneficiario de la fundación: "Nadie se oculta detrás de nada, no es una sociedad pantalla ni nada por el estilo, sería sociedad visillo, porque se me veía perfectamente. Desde una cuenta personal se pasan los beneficios a la fundación Sinequanon, pero el beneficial owner soy yo".

"Hacienda se benefició"

La fiscal Concepción Sabadell ha preguntado el porqué del traslado a la fundación panameña y Bárcenas ha esgrimido "un doble motivo. "En 2003 empiezo a gestionar una pequeña cantidad que no es mía, es de unos inversores" que le daban un 3%. "En un momento determinado, mi abogado en Argentina que canaliza estos gestores hacia mí me dice que a ellos no les parece bien que sus fondos estén en una cuenta personal. Me dicen que, teniendo en cuenta que era senador, una persona "expuesta políticamente", preferían que en lugar de una sociedad fuese una fundación porque así yo tendría los poderes restringidos. Se me dio un poder tipo B, que restringía mi capacidad dentro de la fundación a gestionar los fondos, no disponer de ellos".

"La transparencia en España no era objeto de preocupación" para Bárcenas, que eligió Suiza como el almacén de sus ganancias en el extranjero. Sobre otra presunta maniobra de ocultación posterior, ha dicho que el valor de su cartera en Suiza sufrió a finales de 2008 una caída del 38%. Los inversores que le acompañaban en la fundación "se asustan en un momento de crisis global y quieren recuperar sus fondos". Por ese motivo, cancela Sinequanon en Panamá y constituye "una sociedad para volver a tener la plena disposición" de los activos.

Bárcenas asevera que la Hacienda española "no tiene perjuicio alguno" por sus actividades. Solo ha reconocido que no declaró en 2011 el impuesto de Sociedades por Tesedul, la sociedad que radicó cuando desarticuló la fundación. Pero reparó esta circunstancia de forma extemporánea en diciembre de 2012, cuando se acogió a la amnistía fiscal. Según el declarante, los cobros millonarios se ingresaron sobre todo en efectivo, en euros, antes en pesetas y siempre en Suiza: "Yo no viajaba con dinero a ningún sitio". En línea con la transparencia de visillo de la que ha presumido, el extesorero del PP ha dado "expresamente autorización para que las autoridades suizas remitan la información" sobre sus cuentas, "no para que se me imputen delitos fiscales", ha pronunciado en tono amenazante.

También se ha sumergido en el periodo de 2009 en que regularizó el patrimonio que conservaba en el extranjero: "Para mí la cuenta suiza desde ese momento era una cuenta española". Según Bárcenas, lo hizo con motivo del Real Decreto que permitía hacer aflorar patrimonio. Contrató a un asesor fiscal –que intervendrá en el juicio como testigo– al que conocía. Sin embargo, no practicó la regularización a su nombre. Le pidió a su presunto testaferro, Iván Yáñez, que completara el trámite a nombre de la empresa Tesedul para que fuera su "sociedad de cartera en España" y "ante la duda de que no me la abrieran por ser yo". No cree que exista irregularidad en haber regularizado "por nombre de una sociedad en vez de persona física sin ningún dolo", porque tributó "cuotas superiores a las que correspondían". Es más, el exsenador popular ha terminado por decir que "como consecuencia de la declaración tributaria especial, la Hacienda Pública se benefició con más dinero" de su patrimonio, puesto que incluyó "tres millones de euros que habían devengado de las inversiones de otras personas" en su cartera y por las que también tributó.

El Ministerio Público aprecia en este elemento un intento más de ocultación, puesto que el nombre de Luis Bárcenas no aparece en ningún momento en la declaración complementaria. El exgerente popular lo ha negado porque fue él quien "tres meses después" le comunica a Hacienda que es propietario de la sociedad. Concepción Sabadell ha formulado: "Hasta diciembre de 2012, ¿tenía la Hacienda pública alguna posibilidad de vincularle a usted con Tesedul? En primera instancia ha contestado: "La única posibilidad era que se abriese una inspección. Mi intención no era esconderme". Encerrado en este punto del interrogatorio, ha terminado por reconocer que no observa "ningún dato con el que me pudiera vincular".

Tensión en el Partido Popular

Como primera premisa, Bárcenas ha aclarado que el dinero en el extranjero no guarda ninguna relación con el Partido Popular: "Es un tema mío". Se ha referido a este particular cuando la fiscal le ha preguntado por un apunte de sus cuentas suizas con fecha de 12 de enero de 2009, seis días después de la publicación del escándalo, titulado "Disensiones en el PP": "¿Qué tiene que ver el Partido Popular? Es absurdo, se intenta sacar algo de donde no hay nada, absolutamente nada".

La tensión que soportó en el Partido Popular cuando estalló la investigación del caso Gürtel fue "importante", tal y como ha dicho el propio Bárcenas. En referencia a sensaciones del pasado, se ha quejado de las continuas "filtraciones a los medios de comunicación" que se producían incluso con la causa declarada secreta. También ha criticado las condiciones en las que se desarrolló la instrucción en sus orígenes: "Yo me dirigí al juez Garzón para recordarle que era senador por Cantabria y tenía que remitir mi causa al Tribunal Supremo, cosa que no hizo y siguió instruyendo".

El Ministerio Público también ha cuestionado un supuesto préstamo que hizo a su amigo Luis Fraga, sobrino del fundador del Partido Popular, para la compra de una vivienda. Sobre el hecho de que abrieran el mismo día una cuenta en Suiza, Luis Bárcenas ha manifestado que son "como hermanos".

En son de paz

La sesión ha comenzado con una cuestión previa alrededor de un documento sobre la fortuna que Bárcenas, Correa y otros acusados conservarían en Suiza. La Fiscalía solicitó este lunes su incorporación al sumario y se han pronunciado en el mismo sentido la Abogacía del Estado y otras acusaciones como ADADE y la Comunidad de Madrid. Las defensas se han opuesto porque el mismo título del documento presume la culpabilidad de varios integrantes del banquillo. Aunque el Tribunal que preside el magistrado Ángel Hurtado ha estimado la petición, el valor o no de la prueba se resolverá en sentencia porque en la jurisdicción suiza no existe el delito de evasión fiscal –pagar menos impuestos de los que se debería–, por lo tanto, no sirve para acreditar ese delito. Solo es efectivo el denominados delito de defraudación fiscal o escroquerie –el montaje de sociedades pantallas para defraudar a Hacienda­–.

Luis Bárcenas –al que la Fiscalía atribuye delitos de cohecho, fraude fiscal, blanqueo de capitales, falsedad documental, apropiación indebida y tentativa de estafa procesal– ha mantenido la amnistía que exhibió este lunes en relación con el Partido Popular. En su primera comparecencia ante la Sala se refugió en que ni cometió ni conoció delito alguno en el marco de esta Época Primera del caso Gürtel. De hecho, presentó a Mariano Rajoy como el remedio de esta red de corrupción, la persona que vetó a las empresas del cabecilla confeso Francisco Correa como adjudicatarias de concesiones cuando el empresario Joaquín Molpeceres y su yerno le avisaron de que "se dedicaba a actividades ilícitas en ayuntamientos de la Comunidad de Madrid y cualquiera que quisiera hacer negocios en esos municipios tenía que pasar por su despacho". Únicamente reconoció la supuesta caja B del partido, rebautizada como "contabilidad extracontable o extraoficial" y conformada con aportaciones de empresarios "sin carácter finalista", es decir, por una cuestión de generosidad.

Punto y final a última hora de la tarde del interrogatorio de la Fiscalía. Concepción Sabadell ha regresado a las preguntas sobre la caja B, una "zona movediza donde se juntan y se separan las piezas" del caso Gürtel según Ángel Hurtado, el juez que preside e Tribunal. ¿Admite la existencia de contabilidades paralelas en las sedes regionales del Partido Popular? "Yo no tengo ni idea de eso y con el debido respeto eso corresponde a una pieza separada y no voy a entrar", ha concluido Bárcenas, que tampoco se ha pronunciado por pertenecer al "ámbito privado" sobre una reunión que su mujer habría mantenido con Mariano Rajoy y Javier Arenas.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Jorge Javier, al descubierto: un micrófono abierto destapa su gran mentira
    2. Grosera manipulación de La Sexta con el acto de VOX: Abascal "llegó a amenazar con salir"
    3. Así es como Podemos quiere boicotear tus compras del Black Friday
    4. El Supremo rechaza que una mujer indemnice a su exmarido por ocultarle que no era el padre de su hijo
    5. Trescientos curas catalanes 'procesistas' piden a los obispos de España que no repitan el error de la Guerra Civil
    0
    comentarios

    Servicios