Menú

Zoido anuncia 15 medidas urgentes para combatir la siniestralidad en las carreteras

Se instalarán avisadores de velocidad, se reinstalarán radares, habrá cruces inteligentes, y se hará un nuevo estudio sobre puntos negros.

0

Los datos de 2016 sobre siniestralidad en las carreteras españolas no han sido buenos. Por primera vez en los últimos años se ha cortado la tendencia a la baja y se ha producido un repunte en el número de fallecidos. Es por ello que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha anunciado este martes, durante su comparecencia en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados, la implantación de un plan de medidas urgentes.

Serán 15 nuevas medidas que se irán poniendo en marcha "paulatinamente" y, según dijo el ministro, forman parte de una "estrategia muy flexible, pues pueden ir sumándose nuevas medidas y, del mismo, si alguna de ellas no obtiene los resultados esperados y previstos, se procederá de manera inmediata a su revisión, actualización o modificación". El objetivo final es atajar ese aumento de siniestralidad.

La primera de las medidas será el refuerzo de la seguridad en las zonas de adelantamiento con mayor siniestralidad. Está previsto que se analicen los tramos con más accidentes y se reforzará la seguridad en los mismos, para determinar si es necesario redistribuir los tramos donde está permitido el adelantamiento bajo criterios técnicos que aseguren su seguridad y funcionalidad.

Además, se reubicarán las señales verticales si fuera necesario y se reforzará la advertencia de prohibición con una línea continua doble en lugar de simple e incluso si el grado de peligrosidad así lo determina, instalando balizas en determinados tramos para impedir los adelantamientos. Esta medida fue implantada de manera experimental en un tramo de 30 kilómetros en la carretera Figueruelas-Mallén y se redujeron los fallecidos en un 80%. Se prevé instalarlo en unos 1.000 kilómetros.

La creación de cruces inteligentes será la segunda medida. Se instalarán nuevas señalizaciones en 45 cruces de carreteras convencionales considerados peligrosos, en los que se avisará de la presencia de otro vehículo, alertando al conductor con señales luminosas para que modere la velocidad.

La tercera medida será la instalación de avisadores de velocidad. Serán unos paneles que combinan una parte fija con una parte variable con focos LEDS que emiten destellos cuando detecta que el límite de velocidad previsto es superado por un vehículo. Se situarán en 250 puntos de vías convencionales en un lugar previo al tramo crítico para que el conductor tenga tiempo para reducir su velocidad en curvas de radio reducido, zonas próximas a poblaciones…

El Ministerio va a llevar a cabo un nuevo estudio sobre puntos negros en las carreteras. Para ello, se va a aplicar un nuevo método para analizar y determinar dónde se encuentran los puntos negros, a través de una fórmula de estudio que aumenta el plazo temporal, la separación máxima y la gravedad de los accidentes, además de aportar soluciones para bajar la siniestralidad del tramo.

La actualización de las instrucciones que recibe la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil será la quinta medida que tomará el departamento de Juan Ignacio Zoido. Está previsto que el Comité de Seguridad Vial apruebe la próxima semana una nueva Instrucción de Vigilancia que determine, por ejemplo, en qué lugares y horarios hay que reforzar la vigilancia, al tiempo que se redactará un nuevo Plan Operativo ajustado a esta nueva Instrucción de Vigilancia.

Zoido anunció también la elaboración de un estudio para la optimización de la ubicación de los radares en las carreteras españolas. La intención es que los mismos estén situados en aquellos puntos donde el exceso de velocidad esté directamente ligado con la siniestralidad, además de adoptar medidas complementarias, como refuerzo de la señalización, avisadores de velocidad previos o adecuación del límite de velocidad.

La instalación de un importante número de cámaras de control del cinturón de seguridad será la séptima medida. Estarán situadas en más de 200 pórticos de señalización y las ubicaciones serán públicas y estarán publicadas en la página web de la Dirección General de Tráfico (DGT), para enfatizar el carácter preventivo de la medida.

Los avisadores de velocidad por matrículas llegarán a las carreteras españolas. Zoido ha anunciado la instalación de lectores de matrícula en 15 pórticos de paneles informativos con mensaje variable, en los que se advertirá al conductor personalizando con su matrícula que está superando los límites de velocidad. Según ha explicado, "no servirán para sancionar, sino únicamente como advertencia", aunque "si se observan grandes excesos de velocidad se pondría en conocimiento de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y de la patrulla de helicópteros".

La instalación de puntos de control de velocidad en tramos de especial siniestralidad será la novena medida que ponga en marcha el Ministerio del Interior. Serán 60 nuevos puntos, que estarán detallados en la página web de la DGT, para que todos los conductores puedan tener conocimiento de dónde están ubicados.

La décima medida será el aumento de la señalización en los puntos negros. El ministro ha explicado que en la actualidad hay 300 señalizaciones que advierten al conductor de que se encuentra en un tramo peligroso, pero ha destacado que "la longitud de algunos de ellos hace aconsejable recordar esta señalización de manera periódica, por lo que se van a señalizar 1.200 más".

La DGT va a elaborar asimismo una guía de buenas prácticas en travesías y tramos urbanos. El objetivo fundamental de esta medida es reducir el número de atropellos. Al mismo tiempo, se va a trabajar en la creación de rutas ciclistas seguras, con la instalación de 49 tramos con alta presencia de ciclistas en los que se va limitar incluso la velocidad en los horarios en los que más presencia de ciclistas haya.

La decimotercera medida será la instalación de guías sonoras longitudinales en el eje central de las carreteras, complementando las actualmente instaladas en los laterales de la calzada. Zoido ha explicado que con ello se quieren evitar "accidentes de circulación por colisión frontal al invadir la vía contraria a causa de distracciones".

Las campañas de comunicación también tienen su hueco en las nuevas medidas para atajar el repunte de la siniestralidad en las carreteras. El ministro ha anunciado el lanzamiento de una campaña de vídeos dirigidos principalmente a las redes sociales y los medios digitales para transmitir a la sociedad el peligro de las distracciones al volante, sobre todo por utilizar el teléfono móvil.

La última de las quince medidas será la concienciación a través del testimonio de las víctimas de accidentes de tráfico. Difundirán también a través de redes sociales y medios digitales vídeos con los testimonios de víctimas, lo más realistas posibles, con el objetivo de "sensibilizar a la sociedad sobre las consecuencias de las distracciones al volante. La distracción tiene consecuencias y en esta medida se les pone rostro y voz".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios