Menú

El Gobierno pide a Puigdemont que rectifique: "No van a ningún sitio por mucho que corran"

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, responde al nuevo desafío del Gobierno catalán.

0
La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, responde al nuevo desafío del Gobierno catalán.
Soraya y el Rey con la cúpula separatista en Barcelona | EFE

El Gobierno de Mariano Rajoy no está dispuesto a pasar ni una más al Ejecutivo de Carles Puigdemont y así lo puso de manifiesto este miércoles la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que se mostró muy crítica después de la propuesta que Junts pel Sí hizo el martes en el Parlamento catalán y que supondría poder aprobar la "desconexión" de Cataluña sin necesidad de debate parlamentario y, por tanto, obviando al resto de partidos políticos.

"Cuanta más prisa quieran darse, más y más legitimación van perdiendo por el camino. Yo les pido una rectificación porque no van a ningún sitio por mucho que corran", expresó la vicepresidenta a la entrada de un desayuno informativo. Sáenz de Santamaría criticó además que ahora el Gobierno catalán y Junts pel Sí consideren que "la democracia son ellos y que lo que digan es ley" y advirtió a los separatistas que "nunca ha colado esa dicotomía que hacen de libertad y democracia".

Asimismo recomendó a los dirigentes catalanes que se ocupen de todas las polémicas que les rodean en lugar de "saltarse la ley y obviar a los catalanes que se sienten catalanes y españoles". A juicio de la número dos del Ejecutivo, "tendrían que estar dando explicaciones por los gravísimos casos de corrupción que asolan a su partido", sacando a colación las múltiples denuncias sobre la financiación de la antigua Convergencia.

Pero Soraya Sáenz de Santamaría no solo tuvo palabras para Carles Puigdemont y su equipo. También para el expresidente de Cataluña, Artur Mas, que declaró como testigo en el juicio al exconsejero catalán, Francesc Homs, por la consulta separatista del 9-N. Durante su declaración, Mas se excusó en el que Tribunal Constitucional no advirtió en ningún momento de que continuar con la consulta sería delito.

Una explicación que sirvió de poco a la vicepresidenta que recordó al expresidente catalán que "la ignorancia de las leyes no exime de su cumplimiento". Sáenz de Santamaría tildó de "mala excusa" la explicación de Mas aunque señaló que serán los tribunales los que tengan que decidir sobre este asunto.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot