Menú

Ussía revela que Carmena le ha quitado el parque a Felipe VI para dárselo a Pilar Bardem

Cataluña sigue siendo el tema principal, pero hoy se les adelanta el reparto de jueces.

Cataluña sigue siendo el tema principal, pero hoy se les adelanta el reparto de jueces.
Pilar Bardem durante una protesta. | EFE

El Mundo cuenta que "PP y PSOE se aferran a sus cuotas en el Constitucional". A tomar por saco las memeces regeneracionistas y esas tontunas de modernos. Además, como Ciudadanos y Podemos se negaron a participar en el reparto, PP y PSOE han tocado a más cacho de juez. Dos pa ti, dos pa mí, peor para ellos si no quieren ninguno. Dice el editorial que "la independencia judicial es una de las asignaturas pendientes de la democracia". Y tiene toda la pinta de que, como no den aprobado general, vamos a catear siempre. "Tras semanas de teatro político", PP y PSOE han vuelto por sus fueros. "Hasta los socialistas han admitido que no tienen inconveniente en que alguien que ha sido diputado del PP durante 17 años pueda presidir el Alto Tribunal". Lo que no entiendo, Cuartango, es ese "hasta los socialistas". ¿Acaso no fue el socialista Guerra el inventor del famoso 'Montesquieu ha muerto'? Y una buena noticia para España desde Francia. "La derecha francesa, en situación crítica por el enroque de Fillón. El aspirante conservador no retira su candidatura al Eliseo pese a estar imputado junto a su mujer". Lo dijo en una rueda de prensa sin preguntas. Un banquete para el refranero español. En todos sitios cuecen habas, mal de muchos consuelo de tontos, dime de qué presumes y te diré de qué careces...

El País lleva una portada de esas que te hacen salir huyendo del quiosco. "La UE reconoce su fracaso ante la peor crisis de la posguerra" y "La odisea de los nuevos europeos", son sus principales titulares. Un artículo de Patxo Unzueta es lo más interesante que ofrece hoy el periódico de Prisa. Imagina otra "vía de salida" para Cataluña. "Aceptar que al final haya un referéndum pero no entre dos opciones excluyentes, sino a favor de una solución pactada entre los dos Gobiernos". Ni sí, ni no, sino todo lo contrario. Dice, con la parafernalia típica del periódico, que "significaría un repliegue hacia el gradualismo catalanista tradicional que permitiera negociar no sobre la independencia, pero sí sobre los motivos invocados en su día para justificar la adhesión a ella (financiación, por ejemplo)". O sea, pasta fundamentalmente. Aquél famoso 'pacto fiscal' que convirtió a Mas en Moisés hace un lustro. Para este viaje no necesitábamos alforjas.

ABC, no sé si con intenciones patrióticas o por tocar las narices, dice que "España conquista su segundo Nobel de arquitectura. Los catalanes Ramón Villalta, Carmen Pigem y Rafael Aranda logran el Pritzker; un premio que, para ellos, prueba que 'podemos estar muy enraizados en el propio territorio y al mismo tempo muy abiertos'". Te van a correr a gorrazos, Rubido. Luis Ventoso hurga en la herida. "Los galardonados, a quienes desconozco, eran gerundenses de Olot. Es decir, españoles, como yo. Su triunfo lo sentí como propio". Ignacio Camacho dice que nos comprende, que el tema de Cataluña puede ser "muy cansino", pero que "se trata del principal problema de España y, nos guste o no," hay que hablar de ello. Esto son lentejas, que diría Maillo. Para darle emoción dice que "el soberanismo está ya abocado a la vía dramática. El momento del peligro, el de la aceleración a la desesperada". Y nos da un halo de esperanza para no matarnos de aburrimiento. Rajoy "trata de ganar tiempo mientras ordena a sus ministros que tengan a punto las medidas necesarias. Sin embargo, bajo la aparente normalidad institucional late una atmósfera de tensa clama. Un barrunto de tormenta presentida que puede reventar con truenos el engañoso sosiego político". Dios te oiga Ignacio, porque los que hacemos resúmenes de prensa nos quedamos sin lectores. Con este material a ver quién compite con Alba Carrillo, Top Chef, Deluxe o el burdel de muñecas. Me contarás, es que no hay color.

La Razón dice que "Puigdemont se va a EEUU para vender el proces acosado por la corrupción". Si Ignacio Camacho tiene razón, esto es lo que se llama poner pies en polvorosa, que ha salido por patas, vamos. Que vaya con Dios. Ussía nos distrae un poco del muermo catalán escandalizado por la "grosería gratuita e innecesaria contra el Rey" al quitarle un parque. "Centenares de miles de euros tirados por los desagües del resentimiento como si el nombre de Felipe VI para un parque fuera el problema más acuciante de los madrileños". Y, mientras, los niños muriendo de hambre por las esquinas, o de frío por no poder pagar la calefacción. No sé cómo no les da vergüenza a Carmena y Rita. Y todo porque "Carmena desea que el parque se llame Pilar Bardem. Para tan poca cosa, no es necesario ni el derroche ni la farsa. Se vota con el apoyo del PSOE y se cambia el nombre". Qué cuca, la alcaldesa. Y la tía contando a los periodistas que iba a llamar al parque Valdebebas, menuda sosería.

La Vanguardia abre su portada, en pleno juicio por el caso Palau, con que "el juez reabre el caso sobre la financiación del PP". De cemento armado la tiene el conde. Fernando Ónega intenta salvar la cara de Rivera, muy golpeada en los últimos días. Le otorga la capacidad de "sobresaltar al PP" por su amenaza de una mayoría alternativa. "Rajoy no tardará en volver a invitar a Rivera a cenar". Y el otro correrá como un perrillo faldero en lugar de mandarle a tomar por donde amargan los pepinos. Este pardillo de Rivera, que tanto prometía, ya sólo inspira conmiseración y lástima.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso