Menú

La renovación de un tercio del Constitucional no altera el equilibrio de fuerzas

Cuatro magistrados han tomado posesión de sus cargos en una ceremonia marcada por el discurso del ya expresidente Pérez de los Cobos.

0

De acuerdo con la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, éste se compone de doce miembros nombrados por el Rey de entre "ciudadanos españoles que sean Magistrados, Fiscales, Profesores de Universidad, funcionarios públicos o Abogados, todos ellos juristas de reconocida competencia con más de quince años de ejercicio profesional o en activo en la respectiva función". De ellos, cuatro a propuesta del Congreso de los Diputados, por mayoría de tres quintos de sus miembros; cuatro a propuesta del Senado, elegidos entre los candidatos presentados por las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas, por mayoría de tres quintos de sus miembros; dos a propuesta del Gobierno; y dos a propuesta del Consejo General del Poder Judicial, también por mayoría de tres quintos de sus miembros.

La designación para el cargo se extiende durante nueve años, renovándose el Tribunal por terceras partes cada tres. En esta ocasión, se ha producido la renovación del tercio de los magistrados designados por el Senado. Figuran entre los que se marchan la hasta hoy vicepresidenta, Adela Asúa, y el ya expresidente. El propio Francisco Pérez de los Cobos ha entonado este miércoles un discurso de despedida en el salón de actos del Constitucional con la presencia de la primera línea política y judicial. El magistrado ha emplazado al diálogo político urgente con Cataluña. Entiende que la Justicia no es el escenario para la resolución del conflicto.

Merece mayor abundancia el perfil de los magistrados que han tomado posesión de sus cargos a propuesta del Partido Popular y el PSOE, habida cuenta de que Podemos no ha participado de este reparto de sillones. Los populares ha propuesto y conseguido los nombramientos de Ricardo Enríquez –que tomó posesión hace unos meses a raíz del fallecimiento del miembro Francisco José Hernando– y Alfredo Montoya. Del mismo modo, los socialistas han aupado a Cándido Conde-Pumpido y María Luisa Balaguer.

Perfiles ideológicos

Alfredo Montoya Melgar. Ha desarrollado su carrera en el ámbito del Derecho del Trabajo, del que es catedrático y doctor honoris causa por la Universidad de Murcia, la Universidad Rey Juan Carlos y Central del Este, en República Dominicana. Su amistad con Francisco Pérez de los Cobos, con el que ya coincidió en el Consejo Económico y Social en su calidad de experto propuesto el Gobierno de José María Aznar, le ha ayudado en su llegada al Constitucional. Enmarcado en el perfil conservador, algunos creen que su llegada equilibrará la balanza en cuestiones de Trabajo, donde ejercía como experto el magistrado progresista Fernando Valdés.

Ha ejercido en distintos puestos del Poder Judicial durante más de 50 años. El próximo 17 de septiembre cumplirá 80 años y de completar su legislatura terminaría con cerca de 90 años, convirtiéndose en el miembro más longevo del Constitucional. Ostenta la "medalla de oro al mérito en el trabajo" concedida por el Consejo de Ministros presidido por Mariano Rajoy.

Ricardo Enríquez Sancho. Su periplo en el Tribunal Constitucional se alarga ya más de dos años, puesto que ingresó tras el fallecimiento de Francisco José Hernando. Se desempeñó anteriormente durante 24 años en la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo. De marcado perfil conservador, aterrizó en este organismo gracias al impulso del Partido Popular.

Cándido Conde-Pumpido Tourón. Este nuevo miembro del Constitucional no necesita presentación. Con un pasado judicial de importancia, su carrera ha estado marcada por su largo periplo como fiscal general del Estado con José Luis Rodríguez Zapatero, entre 2004 y 2011. Hasta hace unos días conservaba el privilegio de ser el magistrado más antiguo de la Sala Segunda del Tribunal Supremo. Accede al tribunal de garantías con el apoyo del PSOE, cuyo exsecretario general Alfredo Pérez Rubalcaba se ha pronunciado en varias ocasiones a favor del magistrado.

Fue el fiscal que dirigió el Ministerio Público durante la negociación del Gobierno con la banda terrorista ETA, y durante la cual pidió que las "togas" de los jueces y fiscales "no eludan el contacto con el polvo del camino". Además fue portavoz de la asociación Jueces para la Democracia. Cándido pertenece a una larga familia de juristas con el apellido Conde-Pumpido: su padre fue teniente fiscal del Supremo y su abuelo presidente de las Audiencias Territoriales, sustituidas por los Tribunales Superiores de Justicia, de La Coruña, Valladolid y Valencia.

María Luisa Balaguer. Esta magistrada almeriense, catedrática de Derecho Constitucional, ha ejercido como profesora en el departamento de Derecho del Estado y Sociología de la Universidad de Málaga. Releva de alguna forma a Adela Asúa en esa intención de momento lejana de alcanzar la paridad en el Constitucional. Aupada por el Partido Socialista, se le considera una juez de izquierdas contraria a que el desafío separatista catalán obtenga una respuesta judicial. Además, es partidaria de reformar la Constitución porque "es susceptible de mejora".

El sustituto de De los Cobos en la presidencia del Tribunal Constitucional será elegido entre los propios miembros en un Pleno aún sin fecha oficial pero que se espera para el viernes.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios