Menú

El "hartazgo parlamentario" resucita las diferencias en el grupo de Podemos

Aunque hay diputados que critican las "formas", desde la dirección del partido no piensan en moderarse sino en "planificar" mejor sus acciones. 

0
El "hartazgo parlamentario" resucita las diferencias en el grupo de Podemos
Errejón conversa con el portavoz de Comú Podem, Xavier Domènech | EFE

El "hartazgo" de PP, PSOE y Ciudadanos por las formas utilizadas por Podemos dentro del Congreso de los Diputados en las últimas semanas no solo ha avivado el debate sobre "los modos" de los morados entre otros grupos parlamentarios, también lo ha resucitado dentro de Unidos Podemos.

Entre los diputados de la formación y sus confluencias territoriales, hay miembros que creen que esas formas más radicales nublan el trabajo parlamentario y el mensaje que se quiere transmitir.

Este debate no es nuevo en Podemos pero se ha avivado tras Vistalegre II y después de que los principales representantes del partido como Pablo Iglesias e Irene Montero utilizaran el escaño para protagonizar sonoros escándalos como el del líder morado el pasado miércoles en el que utilizó palabras como "me la suda" o "me la pela".

Eso sí, el debate de las formas se lleva dando en Podemos prácticamente desde que pusieron un pie en la Cámara Baja y ha enfrentado en numerosas ocasiones a pablistas y errejonistas. Pero ahora, los afines a Íñigo Errejón no tienen la fuerza que poseían antes así que será complicado que estas desavenencias con las formas de sus dirigentes lleguen a ninguna parte.

"Planificación"

Desde la dirección de la formación explican que estas críticas no se han trasladado "de manera oficial a la dirección del grupo" y que ellos no piensan modificar sus "formas". Aseguran que lo que van a hacer es a partir de ahora no va a ser "moderarse" sino "planificar mejor" sus actuaciones para que sean más "efectivas".

Este miércoles se ha producido una reunión de la dirección del grupo parlamentario en la que se ha discutido, por ejemplo, la intimidación del diputado Diego Cañamero con carteles al ministro Rafael Catalá.

Explican que el jornalero no comunicó a los dirigentes de la formación lo que iba a hacer ese día y que esto no se puede volver a repetir. Lo que buscan ahora desde Podemos no es acabar con estas acciones sino que se planifiquen y que no se conviertan en algo habitual:"Hay que medirlas, calcularlas, no hacerlas por sistema para que sean más efectivas", afirman.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios