Menú

Nueva romería separatista ante el TSJC: de las masas a los irreductibles

Puigdemont, Mas y Forcadell acompañan a otros dos componentes de la Mesa del Parlament que también se niegan a contestar a la juez.

(Barcelona)
0
Corominas y Barrufets a su llegada al tribunal. | EFE

El presidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, uno de los miembros de la parca comitiva que arropó al vicepresidente primero de la cámara autonómica, Lluís Corominas, y a la secretaria cuarta, Ramona Barrufet, admite que el acto de apoyo ante las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha sido "menor". Y es que entre los pocos manifestantes, los políticos eran mayoría y no figuraba ni el Govern en pleno ni estaban todos los diputados de Junts pel Sí. Tras el pinchazo del lunes, cuando la "estrella invitada" en el juzgado era Carme Forcadell, no eran previsibles las aglomeraciones ante la sede judicial. Sin embargo, Sànchez se vino arriba tras admitir el fiasco: "Que no se engañen porque cuando lleguen los juicios el pueblo de Cataluña volverá a salir a la calle de forma masiva".

La desangelada comitiva cumplió con todos los rituales establecidos desde que Mas fuera llamado por primera vez a declarar el 15 de octubre de 2016. La coincidencia de la fecha con el 75 aniversario del fusilamiento de Companys sirvió al separatismo para dotar aquella jornada de tintes épicos. Dos meses y medio después, la CUP sentenciaba a Mas y propiciaba el nombramiento de Puigdemont. Con el tiempo, las concentraciones ante el TSJC se han convertido en una tradición que empieza a mostrar una cierta fatiga en las bases de un movimiento que debería haber alcanzado sus objetivos hace ya tiempo.

El nuevo horizonte es la segunda quincena de septiembre, el referéndum cuya celebración se ha votado en el Parlament y que es la causa por la que los miembros de la Mesa son llamados a testificar por la supuesta comisión de los delitos de desobediencia de varios requerimientos del Tribunal Constitucional y prevaricación. Este viernes, Corominas y Barrufet se han negado a contestar a la juez y a preguntas de sus letrados se han acogido a la inviolabilidad que dicen que les ampara. Lo mismo que alegaron Forcadell y Anna Simó en idéntico trámite.

Con Rajoy en Barcelona

Tras desfilar con Mas y los investigados, Puigdemont tiene previsto almorzar con Rajoy en el Salón del Automóvil que se celebra en Barcelona. No estarán solos, sino acompañados por empresarios del sector. Con todo, no es descartable que Puigdemont intente abordar la cuestión del proceso toda vez que en los últimos días ha declarado que persistirá en lo que denomina "diálogo" para lograr un referéndum pactado.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation