Menú

Pujol apela a movilizar los "activos morales" para lograr la independencia

Publica un artículo en el que presume de su acción de gobierno y del nivel artístico, cultural y científico de Cataluña.

(Barcelona)
0
Pujol apela a movilizar los "activos morales" para lograr la independencia
Jordi Pujol saliendo de su despacho | Europa Press

La situación es crítica; el momento, crucial; la encrucijada, definitiva. Jordi Pujol i Soley, evasor y defraudador confeso y expresidente de la Generalidad, está muy preocupado por el futuro de Cataluña y considera llegado el momento de "una movilización de todos nuestros activos morales y económicos, culturales y técnicos, sociales y políticos para superar esta situación", apunta en un texto fechado el 20 de abril, pero aparecido este viernes en la página web de la "Associació Serviol", la plataforma que sustituyó a la fundación que llevaba el apellido del expresidente regional.

"Situación de riesgo. Pero con activos" es el título, tal cual lo escribe Pujol, de una pieza en la que retorna el moralista ejemplar, el patriarca del catalanismo, el político providencial y el hombre sin el que Cataluña habría poco menos que desaparecido. Ahora considera que "la confrontación es muy fuerte y como claramente se nos da a entender significaría una gran reculada (sic) para nuestro país y para la sociedad". "Retrocederíamos muchos años y correríamos un riesgo grave de residualización de Cataluña", remacha.

"Décadas de política hostil"

Sin embargo, existen motivos para la "esperanza", afirma el cabeza de familia de los Pujol, porque "en el ánimo colectivo catalán hay una mezcla de determinación y de autoestima, de interrogación y de voluntarismo, de realismo y de conciencia de la evolución general del país".

El referente nacionalista aprovecha el artículo para reivindicar su obra de gobierno y sostiene que Cataluña ha superado "décadas de política hostil y se han salvado nuestra lengua, nuestra cultura y nuestra identidad". También se atribuye la "cohesión y convivencia de nuestro pueblo", presume del nivel artístico, científico y cultural de Cataluña, de las exportaciones y de la sociedad civil: "De Cáritas al Liceo y toda clase de fundaciones y asociaciones de carácter social y cultural que dan muy buen servicio y representan un activo humano de gran magnitud". No cita, en cambio, al Palau de la Música, paradigma cívico y cultural durante sus años de gobierno.

Movilizaciones de "récord mundial"

Pujol se muestra ufano además "porque hemos hecho movilizaciones de récord mundial en defensa de nuestro país. Cívicas y pacíficas. ¿Quién más lo puede decir con nuestra naturalidad?". Y concluye: "Un país así no renuncia a su proyecto porque es bueno para toda la gente que vive y trabaja en Cataluña. Es un buen proyecto. Asumido y defendido con energía y dignidad, no con palabras vacías".

A pesar de la data en abril de la carta de Pujol, sus reflexiones parecen referidas a la escalada verbal de los últimos días y al anuncio del Gobierno de impedir a toda costa la celebración del referéndum separatista.

De lo que no habla Pujol es de la actualidad judicial de su familia ni de la estancia en Soto del Real de su primogénito, que ha prohibido a sus padres ir a visitarlo a la cárcel. Jordi Pujol Ferrusola sólo recibe visitas de sus hijos y su defensa ha solicitado el traslado a una prisión catalana, que son competencia transferida a la Generalidad.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios