Menú

Tres andaluces opuestos a Susana Díaz en la dirección nacional del PSOE de Pedro Sánchez

Gómez de Celis, Carmen Calvo y María Luisa Faneca, todos ellos opuestos a Díaz, se postulan como figuras importantes del PSOE nacional.

(Sevilla)
0
María Luisa Faneca, Carmen Calvo y Gómez de Celis | Efe

Alfonso Rodríguez Gómez de Celis y Carmen Calvo son dos destacados socialistas andaluces, que se opusieron a Susana Díaz en el proceso que la terminó derrotando y acabando con sus pretensiones de liderar el PSOE y gobernar España. Ahora, van a ser importantes figuras de la Comisión Ejecutiva Federal que dirigirá el nuevo líder socialista ganador de las primarias. Les acompañará la onubense María Luisa Faneca, la única andaluza que no dimitió de la Ejecutiva en el ya famoso comité federal de finales de septiembre de 2016.

Gómez de Celis, conocido como "el infiltrado" por su puesto de Director Gerente de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía será secretario de Política Institucional y Administraciones Públicas de la nueva Ejecutiva. Carmen Calvo será la nueva Secretaria de Igualdad y Cristina Narbona aceptó hace unos días ser la nueva presidenta del PSOE, puesto que anteriormente desempeñaron el propio Manuel Chaves, su sucesor José Antonio Griñán y la entonces sanchista, Micaela Navarro.

El caso de Alfonso Rodríguez Gómez de Celis fue tratado por Libertad Digital que auguró su imparable ascenso en el nuevo PSOE. Conocedor minucioso de la trayectoria histórica de Susana Díaz en el PSOE andaluz desde los tiempos de ambos en Juventudes Socialistas, ha sido una pieza clave, junto con el alcalde de Dos Hermanas y jefe del 'Clan de los Toscano', Quico Toscano, en la estrategia andaluza de Pedro Sánchez que le ha hecho cosechar hasta un tercio de los votos en las pasadas primarias.

Hay quien considera que su nuevo puesto es el número 3 de la organización socialista tras el propio Pedro Sánchez y el nuevo secretario de Organización y portavoz, José Luis Ábalos. Lo cierto es que desde su nuevo cargo puede conocer en detalle e intervenir en la vida municipal y autonómica del PSOE, incluido el PSOE andaluz que ha decidido no oponerse a su nombramiento.

El caso de la cordobesa Carmen Calvo es diferente porque su apoyo a Pedro Sánchez, al menos en público, fue mucho más tardío. La opción de Calvo, que fue ministra de Cultura en el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, significa que, entre los seguidores de Zapatero, entre los que se encuentra la propia Susana Díaz, apoyada por éste en las primarias, se ha producido una notable división interna.

En el caso de Calvo, el distanciamiento tuvo lugar cuando José Antonio Griñán decidió apostar por la ex comunista Rosa Aguilar como cabeza de cartel en Córdoba en las candidaturas al Congreso de los Diputados. Carmen Calvo se negó a ir en la lista. Luego, Aguilar fue nombrada consejera en la Junta de Andalucía y ahora, Susana Díaz ha vuelto a confiar en ella ampliando sus competencias al frente de la Consejería de Cultura.

Calvo se decantó públicamente por Pedro Sánchez el pasado mes de abril. Sobre los motivos de su decisión, ha dicho que lo que más le interesaba de Pedro Sánchez era su idea de incrementar y potenciar la democracia interna en el PSOE, lo que se interpretó como una crítica hacia el mandonismo habitual de Susana Díaz para la que, como para Alfonso Guerra en su día, el, o la que se mueve, no sale en ninguna foto.

Completa la lista de andaluces la onubense María Luisa Faneca, opuesta a Susana Díaz y a quien es su número 3, Mario Jiménez, el líder del socialismo en Huelva que llegó a ser portavoz de la gestora que sustituyó en la gestión del PSOE nacional a Pedro Sánchez. No se ha confirmado su presencia en la nueva Ejecutiva, pero es improbable que, tras haber resistido las presiones para abandonar a Sánchez, no sea incluida en la nueva Ejecutiva habiendo pertenecido a la anterior, también con Pedro Sánchez como secretario general.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios