Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El Ayuntamiento reprueba y pide el cese de Sánchez Mato y Mayer: "Carlos, Celia, sed fuertes"

Carmena, más sola que nunca, se enrocó en argumentos jurídicos para defender a sus ediles. Incluso trató de entorpecer la votación del PSOE.

0
La mano derecha de Carmena, Marta Higueras, y la alcaldesa | EFE

Posición imposible la que este miércoles encarnó la alcaldesa, Manuela Carmena, que volvió a colocarse la toga de jueza para buscar un resquicio jurídico de defensa política a sus concejales Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer envueltos en el caso Open de Tenis de Madrid.

La exjueza se enrocó en el argumento que ya utilizó nada más aterrizar de su viaje a Canadá: los ediles responsables de Economía y Hacienda e Igualdad "no están imputados"; la juez de instrucción los cita a declarar el próximo 18 de septiembre por prevaricación, malversación de fondos públicos y delito societario en calidad de "querellados". Carmena volvió a incidir en que no es lo mismo y es "sorprendente" e "imprudente" no ser respetuosos con el derecho. Para sostener su argumentación, la alcaldesa sacó a relucir la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, donde se hace una distinción entre investigado e imputado. "No es lo mismo querellado, investigado, imputado, encausado o acusado", señaló. Y pidió "respeto y democracia".

"¿Que es muy grave un delito de prevaricación? Claro que es muy grave". Pero "¿quiénes son ustedes para decir que existe un delito de prevaricación? Nadie. Para eso esta el procedimiento judicial".

Además, Carmena sacó pecho porque "todas las asociaciones judiciales" se hayan manifestado dándole la razón sin que ella tuviera que pedirles ayuda en este sentido. No obstante no dijo, y así se lo reprochó después el portavoz del PP, que los portavoces de estas asociaciones judiciales coincidieron en señalar sin ningún matiz que al acudir como querellados y no como testigos al juzgado pueden acogerse a su derecho a no declarar o incluso a mentir ante el juez, lo que rompería la estructura de confianza con los electores, según palabras de la propia alcaldesa antes de las elecciones municipales de 2015.

Pero incluso en esto Carmena añadió un matiz nuevo: "Lo dije y lo vuelvo a decir, a quien se le impute un delito por corrupción debe dimitir". Entonces nada dijo de corrupción. Se limitó a señalar simplemente que a quien se le impute un delito debe dejar su cargo. ¿Anticipó así la alcaldesa el discurso que adoptará Ahora Madrid si finalmente la juez no archiva la causa contra sus dos concejales?

"Hay una responsabilidad política"

La soledad de la regidora madrileña se hizo este miércoles más palpable que nunca. Fue ella quien tuvo que enfrentarse a toda la oposición, que le pidió el cese inmediato de Sánchez Mato y Mayer. Incluso el PSOE, que si bien cuando estalló el asunto se mostró cauto, le acabó exigiendo responsabilidades políticas. Esto dolió especialmente a Carmena, acostumbrada a tener de su parte a los socialistas, y así lo dejó patente durante la votación.

"Aquí se está hablando de cuestiones muy graves: prevaricación, malversación y delito societario" y "hay una clara responsabilidad política", subrayó la portavoz de los socialistas Purificación Causapié. "Y nos ha llamado la atención que ustedes dicen las mismas cosas que el PP" para defenderse. La portavoz del PSOE reprochó a los ediles del partido auspiciado por Podemos que entren en el "juego del ‘y tú más’" para no asumir esas responsabilidades y les afeó "su doble vara de medir".

Así, Causapié recordó la defensa que realizó el grupo encabezado por Manuela Carmena del Tramabús de Pablo Iglesias, donde "se señalaba a personas que ni siquiera habían sido imputadas" y les espetó que lo que debilita su acción de Gobierno no es la posición de su partido sino su propia actuación, que calificó de "muy decepcionante".

"Carlos, Celia, sed fuertes"

Mientras, la portavoz de Ciudadanos en materia de Cultura, Sofía Miranda, pidió al Gobierno de la ciudad que "deje de mentir". Y es que subrayó que Sánchez Mato y Mayer "no están imputados por perseguir la corrupción sino por no cumplir la ley". También les acusó de parecerse a la vieja política por aferrarse al sillón. "Carlos, Celia, sed fuertes", dijo parafraseando el sms que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, envió a su extesorero, Luis Bárcenas.

"Se escudan en sus errores, mentiras y soberbia que nace de esa doble moralidad que les sirve para acusar a su reflejo y no ver sus propias faltas, a repudiar su propio código ético, que se ha convertido en publicidad engañosa con la que se presentaron a las elecciones", les espetó. "Quieren ser héroes y terminan siendo villanos". Y dirigiéndose a Carmena dijo: "Usted, alcaldesa, cómo va a gestionar esta ciudad si es incapaz de gobernar a los suyos".

"¿La juez pertenece a la maquinaria del fango?"

Por último, el portavoz del PP realizó una intervención dura e implacable. También contra la alcaldesa, y más después de escuchar sus argumentos para mantener en el cargo a sus ediles. Le llamó especialmente la atención a José Luis Martínez Almeida escuchar a Carmena pedir "respeto y democracia". "Se está hablando de ejemplaridad, democracia y respeto. Este Pleno va a exigir por mayoría abrumadora el cese de Mato y Mayer. Si me habla de democracia y respeto deberá asumir que la mayoría democrática del Pleno del Ayuntamiento de Madrid le exige el cese de sus dos concejales".

Martínez Almeida reprochó todos los argumentos utilizados por el Ejecutivo de Ahora Madrid para defender a los dos ediles. Desde que el código ético no es de aplicación en este caso porque no buscaban su enriquecimiento personal o a terceros hasta la maquinaria del fango puesta en marcha contra él. "¿No ha habido dos bufetes que se han llevado 50.000 euros?", preguntó el portavoz popular. ¿Usted puede -dijo dirigiéndose a Carmena- mirar a su compañera (la jueza de instrucción que ha aceptado la querella) y decirla que forma parte de una maquinaria para acabar con Ahora Madrid?".

La postura de Carmena que enfadó al PSOE

Llegó la votación. El PSOE quería votar por puntos pues si bien estaba a favor de lo sustancial -reprobar y pedir la dimisión de Sánchez Mato y Mayer- no lo estaba de crear una comisión de investigación al respecto tal y como pedía Ciudadanos. Así lo avanzó la portavoz socialista durante su intervención. No obstante, Causapié no reclamó ese derecho de votar por puntos al comienzo de la misma por lo que Carmena se agarró a ello para impedirlo. "Ya ha comenzado la votación, no se puede", dijo insistentemente la alcaldesa ante la protesta de toda la oposición. Inflexible en su postura, no lo permitió. Pero esto ocasionó un mal mayor para Ahora Madrid: el PSOE, molesto, acabó votando a favor de todo el contenido de las propuestas de PP y Cs, incluida la creación de la comisión de investigación.

"En el consejo de administración de Madrid Destino vamos a ver si está bien hecho ese contrato. Si hemos hecho algo mal aceptaremos las consecuencias. Si se les imputa por un delito de corrupción habría que dimitir", reiteró Manuela Carmena.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'No acostumbrarse a lo intolerable'
    2. Mossos: el juguete roto del separatismo
    3. Luis Herrero: 'La conjura de Lledoners'
    4. Ya van nueve ‘youtubers’ que se marchan a Andorra huyendo del infierno fiscal español
    5. El polémico tuit de Rufián sobre la lesión de Messi
    0
    comentarios

    Servicios