Menú

Los cachorros de la CUP pinchan ruedas de bicis de turistas y amenazan con más ataques

Las tibias reacciones de la alcaldesa Colau, PDeCAT y ERC envalentonan a los violentos en su persecución del turismo.

(Barcelona)
0
Los cachorros de la CUP pinchan ruedas de bicis de turistas y amenazan con más ataques

Impunidad absoluta. Tras el episodio del asalto a un autobús lleno de turistas a plena luz del día, los jóvenes de la CUP han decidido emprender una cruzada contra las empresas de alquiler de bicicletas porque, alegan, ocupan indebidamente el espacio público. Así lo han hecho saber en Twitter, donde han colgado un vídeo en el que pinchan las ruedas de varias bicicletas y animan a sus seguidores a sumarse al "combate". "Ya estamos hartas (la CUP y sus organizaciones utilizan el género femenino por defecto) de la ocupación por parte de empresas turísticas del espacio público del barrio. Actuemos. Únete al combate", proclaman las juventudes separatistas.

Arran es el nombre del grupo que actúa con la felicitación y el amparo de sus mayores de la CUP. Las prácticas de terrorismo callejero han recibido tan tibia condena por parte de la alcaldesa Ada Colau que hasta se pasea por las radios una portavoz de la organización, para advertir de que no descartan más ataques. Tampoco el gobierno de la Generalidad ha demostrado precisamente brío en la censura de sus socios parlamentarios. Oriol Junqueras alegó que las cosas no se resuelven pinchando ruedas y el consejero de Empresa, Santi Vila, recomendó a la CUP que no interfiriera en la fase final del proceso con "actos de vandalismo".

Los empresarios dedicados al sector del turismo denuncian que grupos organizados han insultado a turistas a la salida de los hoteles en el distrito del Poblenou. También proliferan las pintadas contra ellos en enclaves principales de la ciudad. "Dear tourist: balconing is fun" o "Tourist go home" son algunas de las frases que decoran algunos muros especialmente visibles. Todo ello en medio de la pasividad de Colau, que recomienda no utilizar la expresión "turismofobia". La diputada de la CUP Mireia Boya ha señalado que no abandonarán la "lucha social" contra el modelo turístico "depredador" y ha comentado de paso que esas "acciones" sirven para aproximar al electorado de los Comunes de Colau al independentismo. También ha cargado contra el gobierno de la Generalidad y en concreto contra Santi Vila y sus "políticas neoliberales". "Siempre nos pedís a nosotros que renunciemos a la violencia cuando la violencia también la provoca el 'Govern?'", dijo la diputada.

Sólo Ciudadanos y el PP condenan enérgicamente los actos, que no califican de vandalismo sino de pura y dura "kale borroka". Cinco días después del ataque al autobús turístico, la empresa municipal ha decidido presentar denuncia y valora los desperfectos en casi dos mil euros, una cantidad que la CUP ya ha anunciado que no piensa pagar. Además, en la formación descartan por completo que pueda haber detenciones por estos hechos. Los votos de los diputados de la CUP son claves para aprobar las leyes de desconexión de los separatistas.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios