Menú

Los problemas que esperan a Pablo Iglesias en septiembre: guerra en Cataluña, críticas internas...

El líder de Podemos tendrá que resolver numerosos contratiempos a su vuelta de vacaciones. 

0
Los problemas que esperan a Pablo Iglesias en septiembre: guerra en Cataluña, críticas internas...
Pablo Iglesias en una de sus últimas comparecencias. | Dani Gago

Los principales dirigentes de Podemos se encuentran en estos momentos disfrutando de unas vacaciones que acabarán en menos de dos semanas. La vuelta, para ellos, no va a ser sencilla. Los morados tendrán que encontrar en septiembre una estrategia que evite que acaben a la sombra de los socialistas, algo que les preocupa, pero sus problemas no terminan ahí.

Pablo Iglesias y los suyos tienen una guerra abierta con su líder en Cataluña, problemas internos en sus órganos y desavenencias importantes con una facción del partido: la de los Anticapitalistas.

Cataluña

Pablo Iglesias y Pablo Echenique intentaron que su secretario general en Cataluña dimitiese pero no lo consiguieron. Albano Dante Fachín y la dirección de Podemos en Madrid mantienen una guerra abierta por dos razones. Por un lado, por la voluntad del líder catalán de hacer campaña a favor de la participación en el referéndum ilegal del 1 de octubre. Por otro, por la negativa de Dante Fachín a integrarse en Cataluña en Común, el nuevo partido de Ada Colau.

El líder catalán de Podemos asegura que serán las "bases" de su partido en esa comunidad las que decidan la posición de los morados el 1-O mientras que desde la cúpula de la formación intentan que se marche, tan solo un año después de ser elegido secretario general.

La Comisión de Garantías

Pablo Iglesias también encontrará a su vuelta de vacaciones problemas a nivel orgánico. La apertura de un expediente disciplinario contra la presidenta de la Comisión de Garantías de la formación ha provocado numerosas quejas internas.

El partido abrió un expediente a la aludida, Olga Jiménez, por "excederse en sus funciones". Jiménez y dos miembros más de esta Comisión emitieron un dictamen que pretendía anular el régimen disciplinario del partido. Buscaban acabar con un documento que incluía entre los supuestos de infracción grave el hecho de "filtrar información interna" que comprometa al partido a la prensa, punto que no estaba recogido en los documentos que se eligieron en Vistalegre II. Este intento de hacer más "transparente" a Podemos ha tenido consecuencias negativas para ella y sus dos compañeros.

Los Anticapitalistas

Pablo Iglesias también tendrá que mediar con una corriente de su partido, la de los Anticapitalistas que no ven con buenos ojos el acercamiento al PSOE. Esta familia podemita a la que pertenecen, entre otros, Teresa Rodríguez o Miguel Urbán ya criticó la unión a los socialistas en Castilla-La Mancha.

"Soy contraria a entrar en Gobiernos con el PSOE porque no se nos olvida que no cumplieron las tareas de la autonomía, la reconversión industrial, las reformas laborales, la ley Corcuera, el GAL, la OTAN y tampoco la corrupción", llegó a decir Rodríguez, voz clave del sector Anticapitalista de Podemos.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios