Menú

Un testigo: "La furgoneta hacía eses, atropellando a todo lo que podía"

El testigo ha hecho hincapié en TV3 en lo "impresionante" de ver la Rambla "llena" de gente y la furgoneta "haciendo eses". 

0
El testigo ha hecho hincapié en TV3 en lo "impresionante" de ver la Rambla "llena" de gente y la furgoneta "haciendo eses". 
Víctimas en las Ramblas | EFE

Un testigo de la tragedia ocurrida este jueves en Barcelona ha relatado en TV3 que escuchó un "ruido fuerte" de la furgoneta que atropelló a numerosas personas en Las Ramblas chocando la acera y que vio al vehículo "haciendo eses".

Según ha explicado a la televisión catalana, este testigo vio cómo una furgoneta se subía al paseo central y comenzaba a "hacer eses, atropellando a todo lo que podía" hasta perderla de vista calle abajo.

El testigo ha hecho hincapié en lo "impresionante" de ver la Rambla "llena" de gente y la furgoneta "haciendo eses, atropellando a todo lo que podía" y generando la huida despavorida de los transeúntes.

Dos niñas en estado "aparentemente muy grave"

Daniel Luna, alojado en un hotel ubicado "justo en La Rambla", ha declarado en En casa de Herrero de esRadio que "todos los accesos" a la zona están cerrados y que "no dejan entrar ni salir a nadie". "He visto heridos –ha explicado-, pasar a dos niñas de bastante corta edad en brazos de dos policías, con estado aparentemente muy grave. Y veo un parachoques que, por tamaño, podría coincidir con el de la furgoneta".

Sobre las comunicaciones, Luna ha dicho que cree que "las líneas no se han cortado, pero ha habido llamadas que no he podido hacer". "No sé si porque estaban cortadas o saturadas", ha añadido.

"Arrasando con todo"

En La Vanguardia, Rebeca, del Hotel Lloret Rambles, cuenta que "la furgoneta ha bajado por el centro arrasando con todo", añadiendo que "ahora no podemos salir y nuestros huéspedes están nerviosos y llorando, porque no saben dónde están algunos de sus familiares".

En el mismo diario, una trabajadora del Hotel Royal relata que "estaba atendiendo a unos clientes que acababan de llegar y hemos oído un gran estruendo; por la cristalera he visto que la gente en la calle se quedaba como petrificada y, de pronto, empezaban a correr y gritar".

Por su parte, El Periódico recoge el testimonio de José Luis, quien dejó a su esposa, María José, en la esquina de Vía Laietana con Sant Pere. Mientras él aparcaba el coche y ella se encontraba en El Corte Inglés, se producía la evacuación del comercio y "una estampida humana se la ha llevado por delante".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD