Menú

Rajoy reprocha a la oposición su insistencia: "He hablado 52 veces sobre corrupción"

Acusa  a PSOE y Podemos de un "tono inquisitorial" y de no tener claro los verdaderos desafíos de España. 

0
Rajoy reprocha a la oposición su insistencia: "He hablado 52 veces sobre corrupción"
Mariano Rajoy. | EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha vuelto a hablar en un pleno extraordinario sobre la presunta financiación irregular del Partido Popular, después de hacerlo por primera vez en 2013. El jefe del Ejecutivo, que aunque no tenía límite de tiempo ha empleado apenas media hora para su intervención, ha reprochado a la oposición (PSOE, Podemos, ERC y el Grupo Mixto solicitaron su comparecencia) su "tono inquisitorial" y ha presumido de hablar muchas veces sobre corrupción en el Congreso de los Diputados: "He hablado 52 veces sobre corrupción".

Cuestión distinta, ha dicho, es que a la oposición no le guste lo que él diga sobre corrupción y que "no admita mansamente sus imputaciones", algo que ha asegurado que no hará en ningún momento.

El presidente del Gobierno ha lamentado que las cuentas del PP sea el asunto que más preocupa a los partidos de la izquierda, cuando, como ha señalado, los retos más importantes que tiene España son la amenaza yihadista y el desafío secesionista en Cataluña.

Rajoy, además, ha presumido de las medidas de su Gobierno contra la corrupción, entre las que ha citado la Ley de la Transparencia y la de la Función Pública. Eso sí, el presidente del Gobierno no ha mencionado en ningún momento la palabra Gürtel.

Cataluña

A lo que sí que se ha referido el presidente del Gobierno ha sido al desafío separatista en Cataluña. Mariano Rajoy ha dicho que garantizará que el Ejecutivo actúe "con firmeza" para defender los derechos de los españoles y proteger a los catalanes de "un proyecto autocrático liderado por radicales que sólo traería división, enfrentamiento y pérdida de libertad y bienestar".

Mariano Rajoy ha vuelto a poner en duda en este momento de su intervención la necesidad de este pleno asegurando que hay asuntos de "mayor importancia" como "la unidad contra el terrorismo, seguir avanzando en la recuperación económica y hacer frente a las aspiraciones independentistas en Cataluña".

El líder del Ejecutivo ha pedido a los demás diputados que sean "conscientes" de la gravedad del desafío que supone "la voluntad de algunos de liquidar nuestra unidad nacional y nuestra convivencia de manera unilateral y con cierto desprecio a las reglas más fundamentales de una democracia". "El Gobierno actuará con la firmeza que requiere la magnitud de la provocación a nuestro Estado de Derecho, a nuestra Constitución y al propio autogobierno de Cataluña", ha insistido.

Robles, Iglesias, Rivera...

Tras el turno de Mariano Rajoy, han intervenido los diferentes grupos parlamentarios. La portavoz del PSOE, Margarita Robles, se estrenaba en un debate de este calado pidiendo al presidente del Gobierno que no "se envuelva" en la bandera nacional ante el desafío separatista en Cataluña para tapar la corrupción en su partido.

"No haga como otros presidentes que en los tiempos de Banca Catalana se envolvieron en las banderas para tapar la corrupción", aseguraba Robles que pedía a Rajoy que "dimitiese" porque es un "presidente bajo sospecha" ya que es resulta "creíble o al menos supone una irresponsabilidad que de 1999 a 2009 no se enterara" de que existía una caja B en el PP.

En esta misma línea se ha desarrollado la intervención del líder de Podemos. "Solo un incompetente podría no saber lo que estaba ocurriendo en su partido", ha asegurado Pablo Iglesias que ha realizado a Mariano Rajoy una batería de preguntas.

Por su parte, Albert Rivera ha preguntado a los demás diputados a ver "qué esperaban" de la intervención de Rajoy, reafirmándose en su tesis de que un Pleno no era la mejor forma de que el líder del Ejecutivo diera explicaciones sobre la supuesta financiación irregular del PP. Desde Ciudadanos han mantenido en las últimas semanas que el formato correcto es la comisión, en la que podrían "interrogar" al presidente del Gobierno.

Los portavoces separatistas, Joan Tardá, de ERC, y Carles Campuzano, del PdeCat, no han perdido la ocasión de aludir al proceso secesionista. El primero ha terminado su intervención asegurando tener "valentía" y añadiendo: "Le dejamos a ustedes la fuerza bruta corrupta del Estado". Campuzano, por su parte, vinculaba la presunta financiación irregular del PP con el proceso independentista: "Seguramente, en la desafección catalana de estos años, las cuestiones como Gürtel también tienen mucho que ver"

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios