Menú

Cazas F18 españoles han interceptado 90 aviones militares rusos en cuatro meses

Los pilotos españoles se retiran del Báltico tras cumplir con su misión OTAN. La aviación rusa ha sido su principal amenaza.

0
Los pilotos españoles se retiran del Báltico tras cumplir con su misión OTAN. La aviación rusa ha sido su principal amenaza.
Cazas F18 del Ejército del Aire. | Flickr Ejército del Aire

Más de 90 aviones militares rusos interceptados. Ése es el voluminoso balance de los cuatro meses en los que otros tantos cazas de combate F-18 españoles han estado desplegados en el Báltico protegiendo el espacio aéreo de las tres pequeñas repúblicas. La principal amenaza: los aviones de transporte, guerra electrónica, bombarderos o cazas de combate rusos que vuelan por la zona incumpliendo la normativa de vuelo internacional.

"Estos meses ha habido mucha actividad de aviones rusos, lo que nos ha mantenido muy concentrados en la misión", ha explicado a Libertad Digital el teniente coronel José Ramón Asensi. Exactamente, la alarma ha sonado 36 ocasiones para realizar operaciones de intercepción real o A-Scramble, en los que se han identificado e interceptado a casi un centenar de aeronaves de la Marina y la Fuerza Aeroespacial rusa.

Los datos completos del despliegue español se completan con más de 600 horas de vuelo, algo más de 200 misiones de intercepciones de entrenamiento o T-Scramble y ejercicios conjuntos con fuerzas estadounidenses, finlandesas, noruegas, alemanas y lituanas que aumentan las experiencia internacional y aumentan la interoperabilidad con países aliados.

Los militares españoles han estado desplegados cumpliendo, por cuarta vez desde su inicio y por tercer año consecutivo, con la misión OTANde Policía Aérea en el Báltico. Para ello, se ha desplegado en la base aérea de Amari, situada a 45 kilómetros al suroeste de Tallin (Estonia), un destacamento conformado por unos 130 militares y cuatro cazas de combate F-18 Hornet del Ala 15 –un quinto de reserva estaba en un hangar de la base-.

El objetivo de esta misión OTAN es proteger el espacio aéreo de Lituania, Estonia y Letonia. Las tres pequeñas repúblicas no tienen capacidad para tener su propia fuerza aérea con cazas y poder defender su propio espacio aéreo, por lo que este cometido se lo realizan de forma solidaria el resto de países de la Alianza Atlántica con capacidad para ello. El control se realizará durante las 24 horas de los 365 días del año.

La principal amenaza a la que se enfrentarán serán de nuevo los cazas, bombarderos y aviones de transporte militar de la Fuerza Aeroespacial rusa. Éstos suelen violar de manera continuada el espacio aéreo de estos países cuando vuelan entre Rusia y su exclave de Kaliningrado, además de volar fuera de este espacio aéreo incumpliendo las normas internacionales de aviación, es decir, sin plan de vuelo conocido y con el transpondedor apagado.

La del Báltico no es la única misión de Policía Aérea de la OTAN. Por ejemplo, el espacio aéreo de Luxemburgo está protegido de forma permanente por cazas de combate belgas, mientras los cielos de Albania y Eslovenia son competencia permanente de la Fuerza Aérea italiana. La misión de Policía Aérea es Islandia también es rotativa, como la del Báltico, pero en ella nunca han participado cazas españoles.

En España

    0
    comentarios

    Servicios