Menú

A prisión otro sospechoso por los atentados terroristas de Barcelona

El juez Fernando Andreu relata en el auto cómo los integrantes de la célula preparaban más de 100 kilos de explosivos.

0
A prisión otro sospechoso por los atentados terroristas de Barcelona
Las Ramblas, el día después del atentado | EFE

Prisión provisional comunicada e incondicional para Said Ben Iazza, el último sospechoso detenido el pasado viernes en Vinaroz (Castellón) por su presunta participación en los atentados de Cataluña. El juez le imputa un delito de colaboración con organización terrorista cuya pena asignada, de cinco a diez años de cárcel, justifica, según el magistrado, la gravosa medida cautelar.

Ayudó a los terroristas en la adquisición de precursores químicos y materiales necesarios para la fabricación de explosivos. De las diligencias practicadas hasta la fecha se desprende su relación con al menos dos de los atacantes abatidos: Younes Abouyaaqoub y Mohamed Hichamy. Además, su actividad telefónica y posicionamiento "en las fechas de mayor interés para la investigación determina que podría haber colaborado con los miembros de la célula investigada, facilitando las tareas logísticas" de cara a los objetivos.

Está constatado que una persona –que pudiera coincidir con este individuo o no–, utilizó el 12 de julio la documentación de Ben Iazza para adquirir 100 litros de peróxido de hidrógeno en un establecimiento de Tortosa (Tarragona), que fueron trasladados el vehículo que habitualmente conduce. Ben Iazza habría permitido manejar el coche a Younes Abouyaaqoub. Posteriormente, Mohamed Hichamy y Youssf Aallaa adquirirían 240 litros del mismo activo aportando para ello, nuevamente, la documentación de Said Ben Iazza.

Hasta 120 kilos de explosivos

Fernando Andreu contextualiza el auto con una síntesis de los atentados: "Los días 17 y 18 de agosto de 2017 se produjeron en Barcelona y Cambrils (Tarragona) dos atentados terroristas con el resultado de 16 personas fallecidas y más de 100 heridos. Los ataques habrían sido llevados a cabo por varios jóvenes de nacionalidad española y de origen marroquí. Tras la investigación inicial se concluyó que ambos ataques estaban relacionados y que sus autores constituían una célula terrorista adscrita a la organización terrorista Estado Islámico, que reivindicaría los atentados a través de un comunicado en internet de su agencia de noticias oficial Amaq".

El magistrado relata por separado la explosión que se produjo la noche anterior a los ataques en una vivienda de Alcanar (Tarragona). Murieron dos miembros de la célula: Abdelbaky es Satty, el imán y presunto encargado de la radicalización de los jóvenes; y Youssef Aallaa, hermano de otro terrorista. Un tercero, Mohamed Houli Chemlal, resultó herido y trasladado a un hospital donde se produjo finalmente su detención –se encuentra ahora en prisión provisional–. La instrucción ha acreditado que los individuos confeccionaban en el chalé explosivos para perpetrar un atentado de mayor magnitud.

De acuerdo con la narración de Andreu, Younes Abouyaaqoub –el conductor asesino de la furgoneta de Las Ramblas, abatido en Subirats–, Youseef Aallaa y Mohamed Hichamy –uno de los cinco terroristas abatidos en Cambrils– "habrían asumido la responsabilidad de fabricar artefactos explosivos. Para ello, habrían adquirido una gran cantidad de precursores químicos industriales en comercios de Tarragona, Castellón y Barcelona, que mezclados en proporción y forma adecuada dan como resultado un explosivo denominado TATP, del que podrían haber confeccionado una cantidad de entre 80 y 120 kilogramos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios